Una brigada del Ministerio de Salud (MINSA) inspeccionó este martes en El Trapiche unos comercios que venden comida a los visitantes.

La doctora Daritza Pérez explicó que esto tiene como objetivo garantizar que los comerciantes pongan en práctica las debidas medidas de higiene al momento de procesar los alimentos.

Señaló que también se les hizo la prueba del cloro en todos los recipientes de agua que son usados para ello.

“El Ministerio de Salud de Tipitapa estamos realizando una jornada de prevención para un verano seguro y por eso andamos haciendo una supervisión en los quioscos de comida rápida ambulante, brindándoles recomendaciones a los manipuladores de alimentos”, dijo.
 
También el MINSA revisó si todos los negocios de comidas tienen sus papeles en regla, el certificado de salud y el permiso que les otorga la Alcaldía.

La epidemióloga Jacqueline Zeas, dijo que dentro de las recomendaciones que se le presentaron a las personas está que si están procesando los alimentos no pueden estar tomando dinero durante la venta de los productos.

Gioconda de la Concepción Tijerino, quien estaba siendo inspeccionada por las autoridades del MINSA, dijo que ella acata año con año “las recomendaciones que nos da el Ministerio de Salud”.

La señora vende pollo frito, enchiladas, carne asada y otros platillos que buscan los bañistas que llegan al balneario El Trapiche.

Dentro de esas recomendaciones está la de usar gorro y zapato cerrado a la hora de procesar los alimentos.

Kendy Guadamúz, quien tiene un negocio de venta de comidas rápidas, dijo que es correcto lo que anda haciendo el MINSA en los balnearios con respecto a los alimentos que se le venden a los veraneantes. Ella vende hamburguesas, hot dogs, quesadilla de pollo o de jamón, burritos y alitas con papas a precios favorables.