Líderes religiosos evangélicos hicieron una oración por la vida y llamaron a las familias a celebrar la Semana Santa en las iglesias y los que ocupan estos días para vacacionar en los balnearios del país, que lo hagan con mucha precaución y sin tomar bebidas alcohólicas.

El pastor José María González del Centro de Restauración Integral Senderos de Amor, ubicado en el barrio Altagracia, destacó que el mundo entero celebra una semana maravillosa, piadosa y de fe cristiana.

Subrayó que este periodo de Semana Santa es muy especial, porque nos recuerda el hecho más grande y más bello, que ha ocurrido a la humanidad. “Dios mandó a su único hijo Jesucristo, para que muriera en la Cruz del calvario por nuestros pecados”, dijo.

Esta semana no solo se debe celebrar con devoción, sino que también con precaución, hay que ser realistas, en estos días hay días de descanso para las familias, muchas personas aprovechan para visitar a sus seres queridos y el ambiente de calor como que llama a un poco de agua en un río, pero hay que tener mucho cuidado, lamentablemente en estas fechas hay muchos accidentes y muchas personas perdiendo el sentido de responsabilidad, se van a celebrar tristemente mal la Semana Santa y ya tomados, se dañan ellos, dañan a sus seres queridos y dañan a otras personas”, reflexionó González.

Para evitar hechos lamentables, recomendó tomar las precauciones en su vehículo, no tomar licor y apoyar el trabajo de las autoridades. No dejar solos a los niños, ni a los jóvenes, para que no haya noticias que lamentar.

pastor

En iguales términos habló el pastor Ernesto Escobar Bravo, de la Iglesia Logos Rhema del barrio La Primavera, quien pidió a las familias, primeramente agradecer a Dios, por darnos el don de la vida y poder celebrar la Semana Santa “que es un tiempo donde conmemoramos el sacrificio de Jesucristo en la cruz del Calvario”.

“Este es un tiempo especial, es un tiempo de recogimiento, de agradecimiento a Dios, debemos agradecerle, porque Jesús, al morir en la cruz, hizo dos cosas, cumplió lo que demandaba la justicia de Dios, la muerte del pecador; pero también demostró el amor de Dios, de manera que en la Cruz convergen la ira de Dios sobre el pecador, pero el amor de Dios que es aun más grande”, señaló Escobar.

Y si bien lo más importante es celebrar la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo, reconoció que hay muchas personas que se van a las playas y lugares de recreación. A estas personas les pidió que sean prudentes en las calles para evitar hechos lamentables.

“Como pastores les invitamos a recapacitar, lo preferible es que nos quedemos en casa y celebremos ahí, pero si tienen que salir le recomendamos no tomar licor, muchos hogares son destruidos por causa de choferes irresponsables manejando tomados y luego los exceso de velocidad. Recomendamos respetar los límites de velocidad, atendamos las señales de tránsito y apoyemos a la policía nacional en sus orientaciones”, declaró el religioso.