Con devoción, fe y amor el pueblo cristiano católico participó este Lunes Santo en el tradicional viacrucis acuático que recorre las isletas del Lago de Nicaragua, en Granada.

Esta actividad es organizada por el Instituto Nicaragüense de Turismo (INTUR) y el Instituto Nicaragüense de Cultura (INC), como una forma de promover las tradiciones religiosas.

Por más de 30 años la imagen de Jesús de la Iglesia de Guadalupe ha recorrido las isletas continuando con esta tradición que cada año recibe a más creyentes y turistas.

Elvia Leonor Estrada, secretaria general del INTUR, filial Granada, expresó que son ya 36 años de realizarse el viacrucis acuático.

“Nuestro gobierno desde que llegó al poder está acompañando a toda la feligresía para que preservemos esta fe, esta religiosidad de los habitantes de las isletas de Granada”, indicó Estrada.

Los fieles religiosos fueron transportados en más de 50 lanchas que recorrieron 14 isletas para realizar las estaciones que recuerdan la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo.

El Arquitecto Luis Morales Alonso, codirector del INC, resaltó la asistencia de las personas al viacrucis. “Nosotros queremos acompañar al pueblo en sus tradiciones, en su religiosidad, en sus eventos culturales religiosos, como institución del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional y poder así cumplir esa misión de promover la belleza de las tradiciones”, apuntó.

Una actividad cerca de la naturaleza

Monseñor Jorge Solórzano, Obispo de la Diócesis de Granada, dijo que esta religiosidad del pueblo tiene una gran característica y es lo cercano a la naturaleza.

“Esta religiosidad del viacrucis del pueblo se hace en nuestro lago que lo queremos tanto, que es fuente de vida, de paz y alegría para nuestro pueblo”, refirió.

“La Biblia dice que este tiempo de la Semana Santa que nos da Jesús es para estar alrededor de los misterios de Él, junto al pueblo, dediquemos estos días para volvernos al Señor”, agregó.

Tras concluir el recorrido de las 14 estaciones, se premió a los tres mejores botes decorados por los comunitarios de las isletas en el concurso denominado “Un bote lindo para Jesús”.

Este año los ganadores fueron: Iglesia San Judas Tadeo, “Tabito” y “La Saga”. Los premios fueron otorgados por INTUR, INC y la Alcaldía de Granada.

Vivencia por primera vez

En el viacrucis no solo asisten en lanchas los nativos de las isletas, sino personas de los municipios aledaños a Granada y turistas. Hay fieles católicos que esta actividad se ha convertido ya en una tradición, otros lo hicieron por primera vez.

Como doña Lilieth Cruz, que llegó con su familia por primera vez desde la Isla de Ometepe. “Es el cumplimiento de un de los misterios del Señor que es su Muerte y Pasión que se vive a través del viacrucis”, indicó.

Lea López es una turista francesa que por primera vez vivió la experiencia de un viacrucis en un lago y por lo cual dijo sentirse muy feliz de participar.

“Me gusta mucho la dedicación que tiene la población nicaragüense para la religión católica y es una muy bonita procesión que podemos ver aquí”, dijo López.

En la isleta Corre Vientos donde vive doña Justa Pastora Orozco, se hace una estación y ella aseguró que esta es una tradición que se hace por catolicismo y bendiciones que ha recibido en su familia.

viacrucis-lago

viacrucis-lago

viacrucis-lago

viacrucis-lago

viacrucis-lago

viacrucis-lago

viacrucis-lago

viacrucis-lago

viacrucis-lago

viacrucis-lago

viacrucis-lago

viacrucis-lago

viacrucis-lago

viacrucis-lago

viacrucis-lago

viacrucis-lago

viacrucis-lago

viacrucis-lago

viacrucis-lago

viacrucis-lago

viacrucis-lago

viacrucis-lago

viacrucis-lago

viacrucis-lago

viacrucis-lago

viacrucis-lago

viacrucis-lago

viacrucis-lago

viacrucis-lago

viacrucis-lago