Miembros de Juventud Sandinista 19 de Julio extendieron este fin de semana la jornada de homenajes a Monseñor Oscar Arnulfo Romero, esta vez con la presentación de un documental en el que se muestra la entrega del religioso al pueblo salvadoreño, al que defendió hasta sus últimos instantes de vida.

Tras 38 años del martirio de Monseñor Romero, los jóvenes hoy dan continuidad al legado de quien siempre llevó el Evangelio al pueblo y les enseñó a defender sus derechos como principio fundamental de la vida.

Milton Ruiz, Coordinador Nacional de Juventud Sandinista, refirió que la juventud nicaragüense tiene un compromiso para promover la paz, la seguridad nicaragüense y centroamericana, tal y como lo promovió Romero.

“En el 38 aniversario de la inmortalidad de Monseñor Romero, ratificamos ese compromiso en el que todos los países centroamericanos compartimos las mismas ideas, un hombre que en vida luchó por la paz y promovió el bien común en las familias y nuestro modelo es promover el bien común de la madre tierra, entre hombres y mujeres, por ello Monseñor Romero es un símbolo de inspiración para poder seguir defendiendo todas las banderas de lucha y libertad”, refirió.

La actividad contó con la presencia del embajador de El Salvador en Nicaragua, señor Carlos Ascencio, quien agradeció al pueblo nicaragüense y a los jóvenes por hacer propia esta fecha tan importante para los salvadoreños.

“Los salvadoreños nos sentimos agradecidos con la juventud nicaragüense, quienes se han sumado a ese reconocimiento a Monseñor Romero, en el que se enaltecen valores tan importantes como la justicia, la paz y el respeto a la dignidad de las personas. Es importante que los jóvenes conozcan quien fue Monseñor Romero, hombre ejemplar que se posicionó en un momento difícil en la historia de nuestro país, pero siempre enarboló la justicia y la defendió con su vida”, subrayó.

homenaje

homenaje

homenaje

homenaje

homenaje

homenaje

homenaje

homenaje