Las iglesias aglutinadas en la Alianza Evangélica Nicaragüense, durante su encuentro nacional celebrado en el Parque Amistad Japón, instaron al pueblo a celebrar la Semana Santa con devoción cristiana y actuar con mucha prudencia cuando visite los lugares de recreación, para evitar accidentes que lamentar.

En este encuentro las iglesias de las diferentes denominaciones, presentan un plan de acción para un periodo determinado, que  puede ser de 1, 2 o 3 años. En esta ocasión trabajarán sus programas durante dos años.

En esta Semana Santa hemos orientado a toda la pastoral, que hay que orar más y también recordarles que hemos andando en lugares donde más accidentes han ocurrido, ahí hemos ungido el lugar, hemos clamado al Señor para que el espíritu de muerte huya de nuestras carreteras y aflore la vida”, dijo el pastor Mauricio Fonseca, Presidente de la Alianza Evangélica.

Pidieron a los conductores a respetar las señales de tránsito en las carreteras, así como los agentes de tránsito que estarán trabajando y velando por la seguridad.

Si usted esta Semana Santa va a tomar estimado amigo, mejor busque un conductor y que ese conductor no tome y vengan tranquilos, de esa manera van a garantizar la vida de usted y la vida de su familia. (…) Nosotros no queremos los accidentes, no queremos la muerte, queremos vida y por eso oramos y elevamos nuestras plegarias a Dios”, mencionó Fonseca.

Refirió que todas las iglesias evangélicas del país, durante la Semana Santa estarán con sus puertas abiertas, para que las familias lleguen a orar y participar de la palabra de Dios.

En iguales términos habló el pastor Nabel Rodríguez, quien pidió a la familia reunirse en comunión con Dios durante toda la Semana Santa.

Quisiéramos que las iglesias y todos los nicaragüenses tomaran un tiempo muy bueno, para tener un tiempo de reflexión espiritual y si usted dedica el tiempo con su familia, le pedimos que tenga mucho cuidado para no provocar un accidente o personas que tengan que ser rescatadas porque se están ahogando. Cada persona debe asumir una responsabilidad, porque lo peor es cuando nosotros creemos que otros son los responsables de nosotros y no nos hacemos responsables de nosotros mismos y ahí provocamos angustia a los demás”, señaló Rodríguez.

Sostuvo que la Semana Santa es un tiempo para celebrar la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo. “Es una buena oportunidad para reflexionar y fortalecer los lazos  de la familia”, comentó el pastor Rodríguez.