En el marco del 38 aniversario de la Gran Cruzada Nacional de Alfabetización, la Federación de Estudiantes de Secundaria (FES) realizó el Festival de Oratoria "38 años de leer y escribir" en el Instituto Miguel Bonilla.

La actividad contó con la participación de estudiantes de varios colegios de la capital en la cual se recordó esa gesta protagonizada por los jóvenes de la década de los ochenta, llevando el pan del saber a miles de nicaragüenses a quienes la dictadura somocista les había negado el derecho de la educación.

"En estos nuevos tiempos celebramos de otra manera, celebramos con concursos de oratoria, porque estamos en un proyecto de una mejor educación en nuestro país por política de nuestro Gobierno", expresó Guillermo Olivares, director del Instituto Miguel Bonilla.

Con este festival se da la bienvenida a la jornada de actividades que la FES ha preparado para recordar esa labor realizada de enseñar a leer y escribir, que a 38 años sigue presente y recordándose, marcada siempre por ese legado del Comandante Carlos Fonseca Amador interesado en la educación.

“Hoy como estudiantes de secundaria estamos conmemorando esos 38 años con este festival de oratoria donde vamos a ver un sinnúmero de muchachas y muchachos de los siete distritos de Managua que estarán hablando sobre la Cruzada Nacional de Alfabetización”, dijo Roger Membreño, presidente departamental de la FES.

Parte de las actividades a realizar consisten en declamación de poemas, reseñas históricas sobre la Cruzada, conversatorio de preguntas y respuestas, entre otras.

La maestra Jazmina Martínez fue una de las que participó en la Cruzada, la cual considera como una experiencia única, “aunque apenas era una adolescente la vivencia que uno pudo tener, el contacto con las personas que uno ni siquiera se podía imaginar, es algo único”.

Para ella tener conciencia de que la educación es la que puede permitir el desarrollo del país es lo que los jóvenes tenían en ese momento y por ello se volcaron como juventud hacia lograr esa meta.

Mencionó que una de las cosas que en la actualidad tienen los jóvenes es la oportunidad de estudiar en cada rincón del país. Antes de los 80 el acceso a la educación, aun en la ciudad era bastante difícil.

“El acceso a la educación no era como en la actualidad. Actualmente, simplemente lo que se necesita es que el joven tenga la conciencia de querer estudiar para poder tener la oportunidad de salir adelante”, dijo Martínez.

Por su parte, el estudiante expresó que es importante recordar a todas esas personas que participaron en esta gesta educativa que lograron reducir significativamente el analfabetismo.

“Fue algo que marcó una historia, una pauta en la historia de nuestro país, fueron nuevos cambios los que trajeron estas personas y gracias a ello logramos lo que estamos haciendo ahorita, una mejor educación y nuevas formas para que nosotros tengamos libertad para el estudio”, agregó.