La Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo, reflexionó sobre el amplio debate que se abrió en Nicaragua, que tiene el objetivo de promover la vida y contribuir a la armonía social, en un mundo y sociedades en constante cambio.

"Vamos adelante con el plan de trabajo para promover más debate, más conversación, más encuentro sobre los temas más sensibles que tienen que ver con nuestras familias, con nuestros jóvenes, con nuestros niños, nuestros adolescentes, con nuestros adultos mayores. Esos temas sensibles que están contenidos en diferentes conjuntos de leyes y códigos que vamos a sentarnos a conocer más y luego ver qué se debe actualizar de todos estos documentos, pero verlo en conjunto, decíamos ayer como gran familia nicaragüense", indicó.

"Es un debate, un debate que ya está abierto. Un debate que tiene el afán de la Vida, que promueve la Vida, que fomenta la responsabilidad, la sensibilidad, el cariño entre nosotros. Un debate que toma en cuenta las nuevas circunstancias que viven las sociedades, en que vivimos los seres humanos", añadió.

Es "un debate sobre las leyes y un debate sobre las circunstancias que a lo mejor hacen necesario la actualización de estas leyes, escuchándonos todos", explicó Rosario.

Comentó que algunas personas han interpretado que es un debate sobre la información o las tecnologías de la comunicación, pero afirmó que nadie ha dicho eso.

"Hemos hablado de un debate sobre las leyes. Hemos ejemplificado sobre esos temas que cuando se redactaron o aprobaron esas leyes, a lo mejor no eran parte de la vida cotidiana de nuestra sociedad, en el caso de nuestra sociedad nicaragüense. No solo temas, sino actividades propias de este otro mundo, que a lo mejor en aquel contexto, en el contexto, en el tiempo en que fueron discutidas y redactadas las leyes no tenían la incidencia que tienen hoy en nuestras vidas", indicó.

"Pero en ningún momento nadie ha planteado, no se ha planteado un debate que lleve a limitar de ninguna manera ese intercambio que se da entre las personas a través de los distintos mecanismos de información. En ningún momento", aclaró.

"Eso parece ser una invención de esas que en tantas partes del mundo se llaman hoy noticias falsas. Ocurrencias que pueden tener una intencionalidad. Y aquí todos tenemos que unirnos para la vida, no para destruir la vida, para la vida, para el entendimiento, para el cariño", sostuvo.

La Compañera aseguró que "nuestro trabajo, nuestra responsabilidad es proteger la vida, es construir todos los días el edificio indispensable de la armonía social, de la paz, de la concordia, de la tranquilidad, del entendimiento, desde la familia, las relaciones entre las personas, las relaciones entre los padres, madres, hijos, abuelitos, todos los que viven en una casa, las personas con discapacidad".

El debate se centra en "cómo construir todos los días una sociedad armoniosa; cómo construir todos los días ese diálogo que necesitamos permanente entre todos lo que vivimos en un país como el nuestro lleno de fe, lleno de fortaleza, lleno de esperanza, lleno de ánimo. Cómo construir todos los días la paz, la justicia, la seguridad, la tranquilidad desde esa base social privilegiada que tenemos los nicaragüenses, desde nuestras creencias sagradas, desde nuestro espíritu cristiano, solidario; desde todas nuestras cualidades de seres humanos que preservamos identidad, cultura, tradición y procuramos todos los días el bien común", comentó la Compañera.

"Trabajamos para el bien común. Eso es esto que estamos haciendo en este diálogo al que han sido invitados pastores, sacerdotes, organismos, organizaciones. Tiene que ver con el conjunto de leyes que han sido elaboradas a lo largo de los años para proteger a las familias, para proteger a los niños, los jóvenes y los adolescentes... Estamos hablando de leyes, estamos hablando de códigos y estamos hablando de escucharnos todos, escucharnos todos, conversar entre todos porque la base de esta sociedad es el diálogo y es el consenso", concluyó la Vicepresidenta.