El párroco de la Iglesia La Merced, Padre Antonio Castro, expresó que “es en la familia donde se nutren los valores de la justicia, honradez, amor honestidad y tolerancia”, por tanto debe de tratarse como un núcleo donde descansa toda sociedad.

El líder religioso, destacó el debate nacional que impulsa el Gobierno Sandinista, a través de diferentes sectores del país, para la protección de la familia nicaragüense.

“Si la familia está desunida, y está en riesgo de perderse, o está en una situación de perderse, pues también la sociedad estará en esa dimensión. Por tanto existen tantas leyes, tantos proyectos, tantas instituciones a favor de la protección y defensa de la niñez y la adolescencia”, reflexionó.

Gobierno está abriendo puertas

El padre Castro, indicó que en este sentido, es importante analizar cómo tratamos desde la familia a nuestros niños, “porque muchas veces los tratamos como adultos, pero son niños, son niñas”.

Indicó que para fortalecer la familia se requiere una decisión firme, a pesar de los obstáculos, y en esta dirección el Gobierno lo está realizando.

“En el aspecto de la educación, el gobierno está abriendo las puertas de los colegios para que los niños puedan tener acceso; si los niños van sin comer, les facilitan la merienda escolar, les facilitan la mochila escolar”, explicó.

Manifestó que a pesar de todos estos esfuerzos, si los referentes de la familia (padres, madres, tutores) no toman en serio la responsabilidad de ser consciente que son la célula de la sociedad, se estará avanzando lento en este proceso de fortalecimiento de valores.

“La Iglesia siempre está animando, acompañando, inspirando, impulsando el desarrollo, la unidad familiar. Porque al final las víctimas de esta situación son los niños, son los adolescentes, no son los adultos”, refirió.

Los niños y adolescentes son el futuro

El religioso, instó a pensar en el futuro de los niños y adolescentes de este país, y para ello exhortó a los padres y madres darles siempre la mano, apoyarlos en todos los aspectos.

“Hay que darle la mano a los hijos, para que estos puedan salir adelante, y esto lo manda el Señor, lo manda el Evangelio, son signos concretos de vida. Que los hijos tengan vida, y tengan vida abundante, que se puedan realizar como personas, como familia, como sociedad, para poder levantar un país, una comunidad”, sostuvo.

El Padre Castro, también reflexionó que es importante que la familia se acerque a Dios, porque en Él está toda la fortaleza, la sabiduría, y es quien nos ilumina para buscar espacios, salidas y formas de sobrevivir y abrir caminos para realizarnos.

“Formas concretas con las que el gobierno está llevando adelante a la familia es través de la educación, la salud, el acceso a una vivienda digna en la cual los niños puedan crecer, y eso es fundamental”, valoró el párroco de la Iglesia La Merced.