Doña Pastora Corrales Zelaya, de 74 años, es una de las 450 habitantes de la comunidad Los Rugama en el municipio de Villa El Carmen, que hoy gozan del servicio de agua potable.

Aunque Enacal abastecía a estas familias a través de cisternas, doña Pastora comentó que también tenía que caminar hasta el río para lavar y llenar recipientes de agua.

"Estoy feliz y contenta por tener agua, gracias a nuestro Gobierno Sandinista ya no tengo que caminar al río para tener agua", indicó.

Corrales afirmó que aunque ya cuentan con el vital líquido, su responsabilidad es ahorrarlo.

enacal

En Los Rugama  el Miniacueducto de Agua por Bombeo Eléctrico (MABE) cuenta con un tanque de 6 mil litros, llega a 450 personas de 115 casas y para ahorrar agua y llegar a todas las familias se distribuye de una manera rotada.

Contar con el vital líquido en sus hogares, les facilita realizar las tareas del hogar, además de garantizar que los pequeños no falten a clases.

El Responsable de Unidad Municipal de Agua y Saneamiento, Enrique Marín Blanco, detalló que en total cuentan con 28 Miniacueductos de Agua por Bombeo Eléctrico.

Durante un recorrido por los proyectos Mabe en las comunidades Los Rugamas, Las Cañas y Las Parrillas en Villa El Carmen, los pobladores se mostraron contentos por gozar con tan importante vital líquido.

enacal

Doña Reyna Rosales de la comunidad Las Cañas expresó que antes tenía que madrugar junto a sus hijos, para ir a bañarse y lavar en el río.

"Ahora ya no tenemos que caminar al río y podemos lavar y bañarnos en nuestras casas, siempre con ese hábito de ahorrar el vital líquido", aseguró.

"Yo quiero agradecer al Comandante Daniel y a la compañera Rosario que se han preocupado siempre por los más pobres al hacer realidad este proyecto de agua que nos ha venido a cambiar nuestra calidad de vida ", concluyó Abel Altamirano.

enacal

enacal

enacal

enacal

enacal

enacal

enacal

enacal

enacal