Un día de fiesta en la sede de nuestra Embajada de Italia para celebrar juntas con la madres, trabajadoras, emprendedoras jóvenes, estudiantes una jornada dedicada a la mujer.

Varios momentos caracterizaron el encuentro concurrido por nuestra comunidad: Un saludo especial de parte de nuestro Presidente Daniel Ortega y de la Compañera Vice Presidenta Rosario y un mensaje de nuestra Embajadora compañera Mónica Robelo , quien   recordó que en nuestro país se está celebrando a la mujer en todos los rincones.

“Es una fecha muy sentida, porque en Nicaragua se ha avanzado grandemente en la restitución de sus derechos en lo político,  en lo social, promoviendo acciones en beneficio de su proprio desarrollo en libertad, unidad, solidaridad y justicia social”, dijo.

“Valores que la misma comunidad radicada en el exterior  comparte con orgullo de Nación, edificando y contribuyendo desde lejos a construir a Nuestra Patria Grande”, añadió.

La Embajadora ante la Santa Sede, compañera Margarita Carballo, invitada a compartir esta celebración dio unas calurosas palabras , invitando a rezar conjuntamente como  manifestación de nuestros valores cristianos.

“La presencia de ambas Embajadoras es ejemplo de nuestra unidad y orgullo de sentirnos mujeres libres y siempre solidarias”, apuntó la Embajadora Robelo.

Un bailet folclórico de nuestra Nicaragua fue interpretado por Jairo Ugarte, “Orgullo de mi País” a las mujeres presentes, mientras que con gran emoción una connacional leyó el poema “Yo la Mujer de Barro”, obra revolucionaria de la Compañera Rosario Murillo.

Música, comidas típicas, queques que simbolizan una flor comparada con el sol, la magnificencia, la elegancia, la ternura de la mujer.

Una rosa blanca ha sido el regalo que nuestra Embajada quiso ofrecer a cada mujer presente. Un mensaje de amisitad que interpreta la pureza del ánimo femenino.