La cineasta y socióloga nicaragüense, Laura Baumeister, tiene por afición y profesión inventar mundos complejos, construir personajes transgresores donde el punto vértice de su historia reivindica el papel protagónico y heroico de las mujeres, proyectadas desde el Séptimo Arte.

Laura comenzó primero incursionando en lo experimental, entendiendo lo que verdaderamente era la imagen y la narrativa del cine, y poco a poco se fue enamorando de las construcciones cinematográficas donde la mujer era el personaje y eje central de un todo. 

laura

Baumeister nos cuenta que hasta entonces, su vida se inclinó hacia lo que hoy sería su mayor entereza, tomando la decisión de estudiar la carrera de Dirección de Cine en México, donde realizó varios cortometrajes.    

 Le encanta inventar mundos

Me di cuenta que me encantaba la ficción, inventar mundos, construir personajes. Me parece que el cine es muy poderoso, y desde niña me aprendía de memoria los diálogos de las películas que más me gustaban”, manifestó la cineasta.

En aquella infancia proscrita, alimentaba su imaginación con películas como “El Jardín Secreto”, “La historia sin fin”, “El quinto elemento” y hasta las maravillosas aventuras de aquel niño que odiaba el mundo de los adultos, “Peter Pan”.  

A medida que su idea sobre el cine fue madurando, Baumeister explica que fueron creciendo sus preocupaciones sobre cómo contar una historia desde la mirada femenina, algo que logró a través de la fuerte influencia de dos grandes guionistas y directoras de cine: la argentina Lucrecia Martel y la británica Andrea Arnold.

laura

Estas dos directoras mujeres me encantan, son muy diferentes entre ellas, pero creo que ambas me han influenciado de cierta manera. Martel me enseñó que en la mente de una mujer siempre están pasando muchas cosas, y Arnold tiene una sensorialidad en sus planos que me encanta”, refirió.

 

Su corto mejor logrado se gestó en la Escuela de Cine de Münich

Estudiando y haciendo cine en México, Laura tiene la oportunidad de sostener un intercambio profesional en la Escuela de Cine de Münich (Alemania), estadía que tuvo por resultado uno de sus más logrados cortos de ficción “Isabel im Winter” ("Isabel en el invierno"). 

Tenía que contar una historia que ocurriera en invierno, lo cual para mí, viniendo de un país tropical, resultaba ser muy interesante. Yo creo mucho que la naturaleza nos incide, incide en quiénes somos”, asegura Laura, en relación a este trabajo fílmico que se rodó bajo aquella penumbra del invierno alemán.

laura

La cineasta aseguró que en casi todas sus historias las protagonistas son mujeres, personajes con los que se siente cómoda precisamente porque “uno tiene que comenzar hablando de lo que conoce”; además que se declara abiertamente feminista al reivindicar en el cine a esas mujeres que por tanto tiempo han sido invisibilizadas. 

Baumeister ha creado tres grandes trabajos donde las mujeres son quienes dominan los diálogos y las acciones del guión, tanto en “Isabel im Winter”, y los cortos “Fuerza Bruta” y “Vainilla”, donde además la imagen se funde en planos largos con acercamientos suaves, formatos anamórficos y el dolly.

laura

En los otros trabajos me gusta mucho la cámara en mano; me gusta acercarme con la cámara, jugar con los barridos, tener el detalle de las cosas que estás viendo o de las cosas que está sintiendo el personaje”, indica.

laura

El corto de ficción “Isabel im Winter”, fue proyectado en la 55 Semana de la Crítica, que se celebró en 2016 en Francia de forma simultánea con el Festival de Cannes, una experiencia inolvidable para Baumeister, partiendo que este evento es consagrado para el cine de arte y cine de autor.

laura