Más de cien mujeres que son artífices en las diversas ramas culturales de Nicaragua, recibieron este jueves un reconocimiento del Instituto Nicaragüense de Cultura (INC), en ocasión de las celebraciones del Día Internacional de la Mujer.

Los reconocimientos fueron entregados por el arquitecto Luis Morales, Codirector del INC en el salón Augusto C. Sandino del Palacio de la Cultura.

Morales dijo que era un honor para el INC tener en ese recinto a una gran cantidad de mujeres que han puesto en alto a Nicaragua tanto en actividades culturales realizadas en el país como en el exterior.

Dijo que este reconocimiento abarca a las artistas plásticas, a las de la danza, teatro, historiadoras, promotoras de la cultura, cineastas, arqueólogas, archivistas, actrices y como mujeres revolucionarias.

Entre las mujeres a las que se les extendió este importante reconocimiento figuró la Compañera Vicepresidenta Rosario Murillo, quien como poeta y escritora ha jugado un importante papel en la promoción del arte y la cultura nicaragüense.

Morales dijo que algunas le podían decir “yo nunca volé bala, ni anduve peleando, ni en manifestaciones ni luchas cívicas, ni protestas, porque para nosotros la mujer revolucionaria es aquella mujer que nos cambia la vida a todos”.

Mujeres como ustedes que han sido educadoras, formadoras de tantas generaciones de muchachos y muchachas y han cambiado la vida de muchas personas, porque el arte y la cultura nos cambia la vida a todos”, añadió el codirector del INC.

Durante el homenaje el arquitecto Morales compartió con las homenajeadas el mensaje que este jueves dirigió a las familias y comunidades la Compañera Rosario en relación a las celebraciones del Día Internacional de la Mujer.

El codirector del INC compartió un poema que el poeta Carlos Martínez le hizo a una mujer titulado “Canastas” y posteriormente procedió a entregar una a una, un diploma de reconocimiento.

Verlas a todas reunidas es un honor para nosotros”, dijo el cordirector del INC  quien dijo que los reconocimientos son por la invaluable labor que hicieron en cualquiera de las ramas de la cultura y como revolucionarias.

La primera que recibió el reconocimiento es una mujer que luchó y voló balas, la profesora y artista plástica Rosy López, la que fue ovacionada por el público asistente y las demás mujeres.