Vencer los paradigmas de la sociedad y alcanzar una mejor calidad de vida para ella y su hijo, son las razones que han motivado a Karla Rodríguez, una joven cuya edad no alcanza los 30 años pero que en tan poco tiempo ha logrado vencer los obstáculos que la vida le ha puesto en el camino y que le ha permitido obtener los resultados que siempre anheló.

Con muchos sueños por cumplir y con la firme convicción de lograr sacar adelante a su menor, Karla desde muy temprano sale de su hogar hacia la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel) donde labora desde hace cinco años como conserje, sitio que la ha acogido y le ha permitido desarrollarse académicamente.

“Ingresé a mi trabajo con muchos propósitos, siendo una madre soltera que deseaba salir adelante, con el tiempo, lo he logrado y estoy cumpliendo con uno de mis más grandes sueños, estudiar, gracias al apoyo de Enatrel cuento con un empleo permanente, estable y en el que se promueve la educación como un derecho de todos. Gracias a este buen Gobierno hoy las mujeres tenemos oportunidad, somos tomadas en cuenta y somos respetadas”, expresó.

trabajo

Sus sueños de superarse no finalizaron con la culminación de sus estudios secundarios, las ganas de luchar y seguir al frente de su hogar la motivaron a ingresar a la educación superior, donde actualmente cursa su primer año en la Licenciatura de Administración de Empresas.

Yo espero con el paso de los años, culminar mi carrera y ejercer una nueva responsabilidad en mi trabajo, ser conserje no es deshonra, sin embargo, siempre debemos aspirar a una mejor condición de trabajo, misma que me permita alcanzar una mejor calidad de vida. Lo más importante en la vida es trazarse metas, saber hasta dónde se quiere llegar y echarle ganas a todo lo que hacemos porque cuando algo se quiere, una vez que lo logras, lo disfrutas más”, manifestó.

El modelo de complementariedad entre hombres y mujeres, así como la apertura de espacios en los diferentes niveles, ha permitido que hoy las mujeres jóvenes vayan sumándose con su trabajo al crecimiento y desarrollo del país, siendo parte activa en las actividades económicas y sociales.

trabajo

“El Gobierno ha venido brindándonos mucho apoyo, ahora tenemos infinidad de espacios donde estudiar, adquirir nuevos conocimientos y sobre todo poder trabajar dignamente. Me siento muy motivada y quiero seguir triunfando en la vida a como lo han hecho muchas compañeras. En la vida lo único que nos debe sobrar es el ánimo, el interés y la disposición de ser cada día mejores madres, hijas, amigas y trabajadoras”, destacó.

Ahora somos dueñas de nuestra vida, podemos trabajar, estudiar y forjar nuestro destino, ser mujer es una bendición porque tenemos el don de dar vida, somos victoriosas, valientes y capaces de ir por la vida desafiándola y venciendo los obstáculos”, subrayó.