Este miércoles las autoridades nicaragüenses recibieron a 19 nacionales que fueron repatriados de los Estados Unidos.

Los connacionales procedentes de varios Estados fueron sometidos a procesos para ser deportados que duraron varios meses.

Javier López fue capturado en los Ángeles. Había llegado por segunda ocasión a los Estados Unidos, pero la primera vez llegó con su madre a la edad de los 12 años.

Esta vez estaba desde 2012. Pagué como 12 mil (dólares) y entré por México”, explicó el hombre nacido en Managua y que afirmó sentirse agotado por el duro proceso al que fue sometido.

Para Edwin Morales fueron tres meses los que duró el calvario. Esta es la tercera vez que fue deportado, sin embargo asegura que será la última por el cáncer que le fue detectado.

Pero ahora tengo cáncer. Ahora ya no puedo hacer eso”, declaró Morales, originario de Masaya.

El gobierno les entregó también un refrigerio y un aporte económico para que pudieran viajar a sus destinos de origen dentro del país.