La Directora Regional de Unicef, María Cristina Perceval visitó Nicaragua durante dos días, oportunidad en la que logró conocer e interiorizar en los programas y políticas que el Gobierno desarrolla en función de la familia, la niñez y la adolescencia.

Su visita, un tanto breve, fue el espacio durante el cual conversó con autoridades del país que conforman el Gabinete de Gobierno, con quienes compartió experiencias y planes de trabajo para los próximos años.

Durante una entrevista realizada en las instalaciones de Unicef en Nicaragua, la sonriente funcionaria expresó su reconocimiento y admiración por el Padre Miguel D´Escoto Brockmann (Q.E.P.D), uno de los más insignes hombres de este pueblo, quien, con valentía y amor por su pueblo, defendió sus ideales ante las Naciones Unidas.

Un nicaragüense emblemático

“Ustedes tuvieron a un nicaragüense emblemático, presidiendo la Asamblea General orientando el diálogo de todos los pueblos. Mi homenaje a quien también fuera reconocido poquitos años atrás por el Papa Francisco, quien reconoció que el padre debatía que un mundo no podía ser un mundo con paz real, si habían profundas injusticias que saldar”, señaló.

“Si las palabras de los sabios suenan a música, las palabras del Padre Miguel en la comunidad internacional sonaban a música de los pueblos”, expresó.

Perceval manifestó que los pensamientos e ideales del Padre Miguel, aún continúan teniendo una gran importancia en el mundo actual, más cuando se vive en un mundo en el que la violencia aqueja a las familias, a la niñez y la juventud.

Miedo e incertidumbre por conflictos

“Sus palabras tenían sentido porque al día de hoy, lo niños viven en un mundo en el que han decidido que el armamento nuclear hay que tenerlo por las dudas, y quizás no me refiero a las armas devastadoras sino a las armas tácticas, volvemos a las hipótesis en las que creíamos desaparecidas del debate internacional y nuevamente escuchamos hablar de la ocupación militar, generando miedo, incertidumbre y por ende se ponen en crisis los valores, siendo una banalidad de la ética, que rige la muerte, en vez de celebrar la vida”, expresó.

“Creo que pensar en el hecho de cómo el padre Miguel llevaba este tipo de debates en la comunidad internacional, nos debe hacer pensar en el tipo de mundo que queremos, el tipo de planeta que merecemos y la vida que necesitamos. Pensemos en la infancia, pues son el presente del futuro y el futuro del presente”, añadió.

Reconocimiento al interés del Gobierno por la niñez

La funcionaria internacional brindó un reconocimiento al trabajo que desde el Gobierno se realiza con el fin de des institucionalizar a la niñez a través de la Estrategia de “Retorno Amoroso”, la que dio lugar a que muchos niños que por años permanecieron en albergues muchas veces abandonados por sus padres debido a su precaria condición económica, regresasen a sus hogares y gozasen del amor de sus familias.   

“Venimos aquí a hacer honor a la historia y al presente de Nicaragua, que es el presente de su pueblo, de su historia, pero, sobre todo, es la cristalización de su esperanza. Los vine a felicitar por algo que han hecho maravillosamente bien, cuentan con una política pública que nuestro representante en Nicaragua nos expresó; la cual empezó hace diez años para que los niños y las niñas tuvieran como prioridad y derecho, vivir con sus familias que es mejor que estar encerrados en un centro que jamás reemplaza el amor de la familia”, expresó.

Un nuevo programa de cooperación

Basados en el interés del estado nicaragüense por la niñez y la juventud, la Unicef se ha pronunciado a favor de la ejecución de un nuevo programa de cooperación para los próximos cuatro años en el que se contempla la puesta en práctica de nuevos ejes de trabajo.

“Cada cuatro años Unicef y Nicaragua nos miramos a los ojos, y nos preguntamos, qué es lo que necesitan los niños de Nicaragua y son ustedes los que plantean esas prioridades y somos nosotros los que respaldamos esos aspectos. Para los próximos cuatro años estaremos apoyando el Desarrollo Infantil Temprano, con una visión integral, así como la Educación, la Inclusión Social, Prevención de Violencia, Involucramiento Comunitario y todo lo necesario para que el niño crezca y evolucione de la mejor manera”, dijo Perceval.

Así mismo, se refirió a la conformación de un Gabinete Interministerial, en el cual se facilitará el trabajo en conjunto entre el Gobierno y la Unicef como organismo de cooperación.

Una experiencia para compartir

 “La conformación del Gabinete Interministerial, será una experiencia para compartir, porque desde el primer momento que el Presidente (Daniel) y la Vice presidenta (Compañera Rosario Murillo) dijeron que había que hacer un programa de cooperación de Unicef, en el además estarán todas las partes del estado que tienen que ver con la infancia, por decisión popular y política se estará trabajando para que los niños y niñas de Nicaragua vivan mejor”, detalló. 

“No somos una entidad financiera, no venimos a dar dinero, venimos a ser la voz de esa madre que quiere que su hijo tenga una vida mejor, venimos a contribuir a la felicidad de la niñez. Se prevé que destinemos unos 15 millones de dólares para los próximos cuatro años de cooperación, no es mucho, pero sabemos que hay un estado fuerte y un pueblo interesado por la infancia”, añadió.