Mujeres trabajadoras, dispuestas y esforzadas del Ministerio de Energía y Minas (MEM), así como de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (ENATREL), celebraron de manera anticipada el Día Internacional de la Mujer, fecha en la que se rinde homenaje a las mujeres luchadoras y las nicaragüenses no son la excepción, su valentía y firmeza les ha permitido a lo largo de los años, ocupar espacios y responsabilidades que antes les eran negadas.

La mujer hoy en día avanza en desarrollo del país a la par del hombre, desempeñando labores que históricamente se creía que solo el género masculino podía realizar, sin embargo, ellas han puesto en evidencia sus capacidades y la responsabilidad que implica estar al frente de un espacio de gran importancia.

Ana Julia González, desde hace seis años se desempeña como operaria en Enatrel, labor en la que realiza turnos por la noche, garantizando el funcionamiento de los circuitos eléctricos y contribuyendo a que las familias nicaragüenses cuenten con un óptimo servicio de energía eléctrica.

Antes solo eran hombres

“El sector eléctrico tiempo atrás era dominado por los varones, sin embargo, gracias a la igualdad de oportunidades, estamos trabajando por igual, nosotras hemos venido demostrando lo capaz que somos, sobre todo, en garantizar que las emergencias eléctricas sean solucionadas a lo inmediato. Hemos venido adaptándonos a muchos roles, sobre todo cuando toca trabajar de noche, lo que implica dejar a los niños solos en casa, pero eso no es impedimento para salir adelante”, expresó.

El crecimiento académico y laboral son aspectos promovidos por las políticas de Gobierno, muestra de ello es Lidia Blandón, quien inició labores en Enatrel como conserje, tarea que por cinco años desempeñó, sin embargo, sus deseos de superarse la motivaron a dar continuidad a sus estudios, permitiéndole hoy estar en una nueva área.

“Inicié a trabajar cómo conserje y en la actualidad me desempeño como auxiliar de archivo, recién finalicé mi secundaria gracias a las oportunidades que me brinda la empresa y el Gobierno a través de la implementación de diferentes programas de educación para todas las edades. Hoy las mujeres vamos saliendo adelante con mucho esfuerzo, somos importantes en la sociedad y estamos comprometidas con el avance de nuestro país”, manifestó.

Mujeres avanzan y no pierden oportunidades

Las mujeres jóvenes también se han empoderado de las oportunidades brindadas por el Buen Gobierno.

Jeanine Lacayo, analista de adquisiciones del MEM, refiere que, tras sus diez años de experiencia en dicha área, ha sido testigo de las transformaciones sociales y de género en el país.

“Las mujeres hemos venido afianzando nuestros conocimientos a través del posicionamiento en los diferentes espacios públicos, ahora vemos que somos más las que estamos al frente de proyectos y hemos demostrado que somos capaces de estar a la par de los varones, con quienes aprendimos a trabajar de la mano, en equipo, alcanzando resultados positivos para el país”, dijo.