La embajadora de Estados Unidos acreditada en Managua, Phyllis Powers calificó hoy como "muy fructíferas" las negociaciones que sostiene con el gobierno nicaragüense en relación a reclamos de propiedad de ciudadanos estadounidenses.

Powers dijo a la prensa, poco después de dar por clausurado un curso de inglés para jóvenes nicaragüenses, "que hay buenas conversaciones" con el gobierno del presidente, Daniel Ortega, a través del Procurador General, Hernán Estrada.

"Hemos tenido nuestra reunión bilateral la semana pasada con el gobierno y fue muy fructífera. Estamos trabajando junto con el gobierno para resolver lo máximo posible de los casos", dijo Powers.

Aseguró la diplomática que hasta el momento se han logrado resolver positivamente al menos 30 de unos 200 casos que todavía están pendientes, pero indicó que las conversaciones con el procurador Estrada van por buen camino.

De julio de 2011 a julio de 2012 se resolvieron 65 casos de propiedades de 31 ciudadanos estadounidenses.

La solución de una buena parte de los casos pendientes, son necesarios para que el Congreso estadounidense apruebe positivamente una dispensa anual a favor del gobierno nicaragüense, que con dicha dispensa (waiver) tendrá acceso a la continuación de los programas de cooperación estadounidenses.

En diciembre del 2008, la oficina del Procurador General (Fiscalía) de Nicaragua creó una oficina de atención a los reclamos por las confiscaciones de propiedades de ciudadanos estadounidenses entre 1979 y 1990.

Desde entonces, tanto la fiscalía como la embajada de Estados Unidos en Managua sostienen negociaciones para resolver estos asuntos.