Un sismo de magnitud 4,2 se ha registrado en la parte central de EE.UU. El Servicio Geológico de EE.UU. (USGS, por sus siglas en inglés) informa de que el sismo se ha originado a una profundidad de 5,7 kilómetros.

El movimiento telúrico se ha producido a las 23:17 UTC a 18,4 kilómetros de la localidad de Enid, estado de Oklahoma.

Testigos afirman que los temblores se han sentido en ciudades de Tulsa, Oklahoma City y Wichita (estado de Kansas). Un sismograma instalado en Texas también ha detectado los movimientos telúricos.