La mujer asumiendo distintos roles protagónicos en lo social, político, económico y cultural, es posible hoy gracias a los espacios de participación y desarrollo compartido que ha abierto el gobierno que presiden el comandante Daniel Ortega Saavedra y la compañera Rosario Murillo. Un claro ejemplo de ello se ve reflejado en el departamento de Chinandega donde las mujeres son cabezas visibles de los gobiernos locales ya sea desde el rol de alcaldesas o desde la vice alcaldía.

En este departamento, los municipios de Puerto Morazán, Posoltega, El Viejo, Cinco Pinos y San Francisco del Norte tienen a una mujer como alcaldesa, lo cual significa un cambio rotundo en la política local dándole a la mujer la oportunidad de aportar su capacidad, dedicación, amor y compromiso al desarrollo de las familias y las comunidades.

Las alcaldesas de esos municipios aseguran que si bien es cierto que el gobierno ha abierto muchos espacios, las mismas mujeres son las que tienen que dejar atrás el miedo e involucrarse con más fuerza en todo el quehacer comunitario, ya sea desde sus pequeños emprendimientos o bien como liderezas locales.

“Con el Frente Sandinista tenemos una oportunidad porque se nos han abierto espacios a las mujeres y porque se está viendo nuestro trabajo. Yo creo que hay que decirles a las mujeres que tomen la bandera, que pierdan el miedo a asumir un rol en la sociedad, que no se limiten ellas mismas, porque ellas tienen capacidad y tienen que demostrarlo”, dijo la alcaldesa de El Viejo, Marcia Azucena García.

García tiene 52 años y antes de ser alcaldesa ejerció durante largos años el magisterio, de tal manera que el estar casada y con hijos no tiene que ser ningún impedimento para que las mujeres se preparen y trabajen.

Las mujeres estaban relegadas

En Cinco Pinos, la alcaldesa es la compañera Meyling Mendoza Corrales, casada y 42 años de edad.

Mendoza aseguró que ella es el mejor ejemplo del cambio que ha promovido el gobierno en restitución de los derechos de las mujeres.

“Yo antes fui vicealcaldesa, y ahora soy la alcaldesa el Cinco Pinos”, refirió con orgullo.

“Para mí este gobierno ha acertado en empoderar a las mujeres y darles la oportunidad de tener más espacios en la sociedad. Teníamos ese recurso humano que es la mujer, desperdiciado, y ahorita esto ha dado una vuelta muy hermosa porque las mujeres tenemos amor, dedicación y esmero para hacer las cosas”, explicó.

“El gobierno está orientándonos a todas nosotras a que nos preparemos para que el trabajo sea mejor, más efectivo, porque depende de la preparación el que uno asuma con mejor capacidad el trabajo”, añadió.

Mujeres aportan a la economía familiar

En cada uno de los municipios del departamento de Chinandega las mujeres están al frente de pequeñas empresas o pequeños emprendimientos surgidos de programas como Usura Cero y el Bono Productivo Alimentario, donde están demostrando un gran aporte social y económico.

“En Posoltega hemos llevamos bonos productos, bonos Usura Cero para las mujeres y se ha notado como esto les ha venido cambiando la vida dándole espacios económicos, porque ellas han reproducido sus animalitos y hecho pequeños negocios con lo que le ayudan a sus familias”, destacó la alcaldesa de este municipio María Cecilia Cruz.

Cruz cuenta con una gran sensibilidad social pues desde su trabajo como maestra de primaria y madre soltera ha sabido sacar adelante a sus dos hijos.

Ser alcaldesa significa, según dijo, una responsabilidad bastante grande, pero que las mujeres deben asumir con valentía y dedicación.

“El primer compromiso de nosotras las mujeres es integrarnos y empoderarnos de ese derecho que se nos ha otorgado con este gobierno. Es una tarea grande pero tenemos que estar aquí trabajando y demostrando cuánto valemos”, aseguró.

De cara a lograr este apropiación, la alcaldesa manifestó que semanalmente se realizan en los barrios y comunidades charlas de reflexión en donde se insta a las mujeres a valorar la importancia de sus roles dentro de la familia, el trabajo y la misma comunidad donde viven.

Sin embargo, aseguró que no todo se resume a charlas de empoderamiento femenino, sino también a capacitaciones donde las mujeres aprenden distintos oficios o actividades a través de los cuales puedan dar su aporte económico.

Las mujeres empoderadas, posible sólo con el Frente

La alcaldesa de Puerto Morazán, compañera Paz Miriam Ramírez, destacó por su parte que solo con el Gobierno Sandinista es que se ha visto un reconocimiento a los derechos de participación y mando que tienen las mujeres.

Esta mujer de 58 años toda su vida ha trabajado como comerciante y promotora de los derechos de las mujeres, algo que ha fomentado con decisión desde el gobierno municipal.

“Como mujer me siento orgullosa porque el comandante Daniel y la compañera Rosario han sido los únicos de reivindicarnos todos los derechos que tenemos nosotras”, indicó.

“Es cierto que como mujeres es una responsabilidad grande porque además de trabajar en la calle también trabajamos en la casa, pero tenemos la capacidad y lo hemos demostrado siempre. Yo por ejemplo he sido una mujer soltera y por lo tanto me ha tocado asumir el rol de madre y padre de mis hijos”, ejemplificó.

Ramírez señaló que la alcaldía que ella dirige es una clara muestra del empoderamiento femenino. Allí hay 25 mujeres trabajando principalmente en puestos de dirección, lo que refleja una buena representatividad femenina en los espacios de decisión.

Consultada sobre si esto no ha causado recelos, dijo que el machismo en Puerto Morazán es algo que se ha venido aplacando con el aporte de todos los actores sociales.

“Hay un trabajo de sensibilización coordinado con la Policía, el Minsa, el Ministerio de Educación, el Ministerio de la Familia, y con los líderes comunitarios, para enseñarles a los hombres que tenemos iguales derechos, que tenemos igualdad de condiciones y que todo lo debemos hacer de manera compartida”, aseguró Ramírez.

Una experiencia exitosa

En San Francisco del Norte las mujeres asumiendo roles y sobre todo el rol político ha tenido también una muy buena acogida.

“Esta ha sido una experiencia exitosa, un derecho que nosotras hemos recuperado a través de los esfuerzos del Frente Sandinista, de nuestro comandante Daniel y de nuestra compañera Rosario”, dijo la alcaldesa municipal Jenny Moncada.

Moncada aseguró que hay una campaña desde los Gabinetes de la Familia, Salud y Vida para convencer a las mujeres de que participen con mayor decisión y que se apropien de su propio desarrollo, ya que el Estado, el gobierno local y los ciudadanos deben configurar “una alianza permanente de transformación” comunitaria.

La cabecera departamental si bien es cierto no está a cargo de una mujer, pero si es una mujer la que ejerce la vice alcaldía. En este caso es a la compañera Aura Lila Padilla a quien le ha tocado ejercer el cargo, algo que para ella es todo un reto ya que previamente le había tocado trabajar para la empresa privada durante 40 años.

“Como vicealcaldesa tengo la misión de lograr que las mujeres se empoderen, tengo que ayudarles a que se apropien de los espacios que desde el gobierno se están abriendo para ellas”, aseguró.

Padilla destacó que las mujeres son un pilar fundamental de la familia y por lo tanto de la sociedad, de allí que los esfuerzos del gobierno desde programas como Usura Cero, Hambre Cero, Plan Techo y las Viviendas tengan como base principal el empoderamiento de éstas en los procesos de cambio social.

“La mujer tiene que trabajar a la par del hombre para que el hogar pueda salir adelante. Algunas personas no se acostumbran a la participación de las mujeres, pero poco a poco van a ir asimilando que nosotras podemos trabajar igual que los hombres, y en esto los hombres deben apoyarnos porque tenemos roles compartidos en la casa y en el mismo trabajo”, subrayó Padilla.