Buenas noches, Compañ[email protected], queridas Familias... En este lugar quedó el Amor del Presidente-Comandante Hugo Chávez a Nicaragua, impregnado en cada piedra, impregnado en esas aguas que tienen Ritmo de Vida; y con ese Ritmo de Vida es que estamos pidiéndole a Dios por su recuperación. En este mismo sitio que tanto le gustó, y donde tanto disfrutó del paisaje, de la belleza, del trabajo que se había hecho aquí, y sobre todo del Calor Humano, del Amor del Pueblo nicaragüense que durante horas le había abrazado, y le había demostrado su agradecimiento y su afecto. Entonces, hoy 31 de Diciembre estamos aquí, a pocas horas de concluir el año, rezando y pidiéndole a Dios por su recuperación.

Y vuelvo a saludarles, Familias nicaragüenses, a mediodía, 2 de la tarde más o menos lo hice. Quiero saludarles, a pocas horas antes del Fin de Año, deseando para cada Hogar, cada Familia, cada Mujer, cada Varón, Madre, Padre, [email protected], Muchachos y Muchachas, lo mejor. Pero sobre todo, que este Año 2013 nos permita crecer en Valores, crecer en Fé, crecer en Ideales, crecer en el Espíritu de la Solidaridad y la Complementariedad, la Fraternidad, porque eso es lo que distingue a nuestro País. Estamos viviendo Tiempos Nuevos; cada día realmente se abre un Nuevo Tiempo para [email protected], y sólo [email protected] podemos hacerlo Mejor, en la medida en que nos llenemos de Fé, de Fortaleza; en la medida en que nos llenemos de Vida Eterna. Es decir, Espiritualidad. Es decir Creencia. Es decir, Amor.

Con todo el Amor del Mundo para ustedes, nuestro abrazo de Fin de Año. Y el compromiso de seguirles sirviendo con Humildad, con Alegría, con Dedicación, y con el Orgullo y el Agradecimiento a cada [email protected] de ustedes por permitirnos precisamente el Privilegio y el Honor de servir. Muchas gracias.