Palabras de Rosario

Muy buenas tardes, muy buenas noches, queridas Familias nicaragüenses, estamos aquí esperando a Su Eminencia Reverendísima el Cardenal Miguel, que nos va a hacer el Honor de acompañarnos. Vamos a tener el Privilegio de contar con él para que nos dé su Bendición desde la entrada a “Belén”.

Estamos en los Tiempos del Nacimiento de Cristo ¡En todo el sentido de la palabra! Estamos aquí representando Belén, en los Tiempos en que Cristo vivió; y estamos en Nicaragua viviendo el Nacimiento de Cristo en nuestros corazones, guiados por la Estrella de Belén. Por esa Luz extraordinaria, formidable, de la Solidaridad, del Cristianismo, del Socialismo.

Nos sentimos [email protected] de compartir con ustedes este Sueño hecho realidad, de [email protected] que trabajan en la Alcaldía de Managua, de  
[email protected] de Juventud Sandinista que están representando, aquí en este pequeño Pueblo, en Belén. Que están representando aquí, en este Nacimiento, el Espíritu Cristiano, la Fé Cristiana, los Valores Cristianos que animan a cada Persona, a cada Familia, a cada Comunidad, en nuestra Nicaragua, Bendita y Siempre Libre.

Nos hemos re-encontrado con el Cristianismo... ¡qué fortaleza la de Nicaragua! Ser guiados por el Espíritu, por la Filosofía y por la Práctica Cristiana... ¡Vivir el Cristianismo! Proponernos un País Mejor, un Ser Humano Mejor desde los Valores Cristianos, que nos unen a [email protected] Porque en este País [email protected] somos Creyentes, gracias a Dios; [email protected] somos [email protected], en mayoría casi absoluta. Y el Cristianismo nos une, nos dignifica, y nos promueve.

Cuando alguien és promovido a un cargo más elevado, que vemos nosotros superior, nos sentimos complacidos, alegres, porque decimos: ¡Esa persona prosperó! Entonces nosotros decimos que el Cristianismo a nosotros nos promueve, porque nos hace ser Mejores. Porque promueve una Conciencia en Evolución. Y decimos que somos bendecidos en Nicaragua, desde la Fé Cristiana; que estamos Prosperados.

¿Y cómo entendemos nosotros la Prosperidad? Para nosotros la Prosperidad no és sólo mejorar la vida en el Plano Material. Prosperar és crecer en Conciencia. Prosperar és crecer en una Práctica Armoniosa, de Convivencia, de Respeto entre [email protected] [email protected] que somos la Gran Familia nicaragüense. Prosperar és aprender a ser Mejores; a vivir como [email protected], a querernos, a acompañarnos, acuerparnos, en la enfermedad y en la salud, en las buenas y en las menos buenas, ¡en todos los Tiempos! Porque la Vida tiene de todo.

Nosotros vemos la Prosperidad en todos los campos de nuestra existencia, pero sobre todo en el Aprendizaje, en la Conciencia. Y en el Plano Material, desde ese aprendizaje de Valores sabemos que vamos prosperando, porque estamos compartiendo la riqueza que creamos. Y así queremos seguir viviendo.

Nos planteamos un País Mejor con Justicia Social, con Dignidad Recuperada, con Derechos Restituidos. Donde queremos vivir con Bienestar, con Dignidad, ¡no en la opulencia! La Prosperidad para nosotros no és la opulencia, o el derroche, o el consumismo, o el materialismo... La Prosperidad para nosotros és, que cada Ser Humano se sienta Bien, tenga Salud, Viva Bien, Viva Mejor; se sienta animado y alentado desde la Fé, con un Presente ya Mejor y con un Futuro todavía Mejor. Y sobre todo, porque sabe que sus [email protected], [email protected], van a ver dignificada su vida, restituido sus Derechos. Van a ser Seres Humanos formados, informados, cultivados, en servicio permanente a la Familia, a la Comunidad y a la Patria.

Porque para nosotros ser Cristiano és Servir; el compromiso de Servir desde el Amor, ¡de entregarnos al Servicio! Y aquí estamos, entonces, a las puertas de Belén, honrando ese llamado al Servicio que nos hace Cristo Jesús. Y disponiéndonos a servirles a ustedes, queridas Familias nicaragüenses. Y disponiéndonos este año que viene, a dar pasos hacia Adelante... Muchos pasos hacia Adelante, sobre todo, promoviendo ese sentimiento de Dignidad, de Orgullo, de Alegría, de pertenecer a un País donde la Fé Cristiana és la Esencia; y donde [email protected] nos movilizamos desde la Fé, para ser Mejores, para Vivir Mejor. Para mejorar nuestras vidas. Para mejorar nuestra apreciación de la Vida, y nuestra práctica de la Vida. Para entendernos mejor; y sobre todo, para hacer la Patria, como la hemos soñado [email protected], y como la han soñado los Héroes y los Mártires... una Patria Justa, una Patria llena de Dignidad, y una Patria en Alianzas, en Rutas de Prosperidad.

Vamos a invitar a Su Eminencia el Cardenal Miguel a recorrer con nosotros... Eminencia, buenas tardes. ¡Qué alegría recibirle aquí! Mire, ¿qué le parece? Aquí estamos en Belén, estamos entrando en Belén.

Palabras de Su Eminencia Reverendísima
Cardenal Miguel Obando y Bravo

Señora Rosario, mucho gusto en saludarle. ¿Có-mo está? Eso és realmente... y los bueyes son de verdad. Los felicitamos.

Palabras de Rosario


Los bueyes; hay loras, hay garzas, suenan. Vamos para que nos haga el honor de recorrer. ¡Está lindo...! [email protected] [email protected] son los de la idea, debo reconocerlo. Mire ¡qué lindo el Ángel, las Estrellas...!

Palabras de Su Eminencia Reverendísima
Cardenal Miguel Obando y Bravo

En el Nombre del Padre, el Hijo y Espíritu Santo. Amén. La Gracia, la Misericordia y la Paz del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo estén con [email protected] ustedes, y con su Espíritu.

Al pedir la Bendición del Señor sobre el Pesebre, lo que debemos de procurar, ante todo, és dar Testimonio de Vida Cristiana. Bendito seas Señor, Fuente y Origen de toda Bendición. Que te complaces en la Piedad sincera de tus Fieles. Te pedimos que atiendas los deseos de tus Servidores, y les concedas que, llevando consigo los Signos de la Fé y Piedad, se esfuercen por irse transformando en la Imagen de Tu Hijo, que Vive y Reina por los Siglos de los Siglos. Amén. Que el Espíritu Santo descienda sobre este Pesebre, y sobre sus Gobernantes. Amén.

Pregunta del Periodista

¿Cuál és su Mensaje, Su Eminencia, en la inauguración de este hermoso Nacimiento?

Palabras de Su Eminencia Reverendísima
Cardenal Miguel Obando y Bravo


Estamos inaugurando este Pesebre tan bonito que nos recuerda el Nacimiento de Cristo, que nace en un Pesebre acompañado de los animalitos. Felicitamos a doña Rosario y a [email protected] [email protected] que han trabajado aquí por este Pesebre, que sirve para recordarnos la Navidad de Cristo Nuestro Señor. El Dios que viene y se hace Hombre, para que tengamos Vida y la tengamos en Abundancia.

Palabras de Rosario

Muchas gracias, Su Eminencia.

Declaraciones de Rosario
después de la Inauguración
del Nacimiento Natural “Belén”
20 de Diciembre del 2012


Antes de venir las Familias, vamos a organizarnos, porque esto tiene que cuidarse para que dure. Entonces, la idea és que en grupos de 200 personas vayan entrando, recorriendo, disfrutando; y al mismo tiempo nutriendo el Espíritu. Porque todo esto és aprendizaje, y és Crecimiento Espiritual. És vivir el Cristianismo, la sencillez con que se vive desde el Cristianismo. Vivimos de manera sencilla, no necesitamos derrochar... la Tierra, la Madre Tierra ya no soporta tanto derroche.

Nuestros Pueblos Originarios celebran mañana el día del inicio de un Nuevo Ciclo de Vida. Queremos más Armonía, más Entendimiento. Queremos relación armoniosa también con la Madre Tierra, en un Modelo distinto. Donde los Seres Humanos aprendamos a vivir como corresponde... con Bienestar, con Dignidad, con Sencillez, sobre todo con Amor. El Amor como Norma de Vida, en todo lo que hacemos, en todo lo que nos proponemos.

Y casualmente en estos días, decíamos ahora a mediodía, és eso lo que hemos estado afianzando en nuestras Discusiones y Reflexiones Evaluativas de este año, y el año próximo, que queremos dar pasos hacia Adelante, pero desde lo Profundo, desde la Conciencia. Para que cada paso que demos sea un Paso firme que no admita retroceso.

Cuando nosotros hablamos de Avanzar, estamos hablando de crecer en la comprensión de lo [email protected] que somos; de lo realmente [email protected] que somos en un País como éste, donde se vive tranquilo, donde se vive seguro, y donde poco a poco vamos Cambiando la Vida, Mejorando la Vida.

Así es que les entregamos, Familias nicaragüenses, este trabajo de [email protected], de la Alcaldía, de la Juventud Sandinista, que ha sido preparado con profundo Respeto y Cariño como un Regalo de Navidad para [email protected] ustedes. Y también como una oportunidad para reflexionar sobre nuestra Fé Cristiana, nuestros Valores Cristianos, y esa Luz, esa Estrella, que debemos mantener encendida en nuestros corazones para ser Mejores, para Vivir Mejor.

Recordemos el llamado que nos hacía el Presidente hace unos días, desde la Promoción de Cadetes de la Policía Nacional... El Cristianismo como Fé, como Verdad, como Emblema, como Fuente de Vida y Esperanza, en esta nuestra Nicaragua que tiene ese Don, ese Privilegio, esa Maravilla... La Fé en cada casa, en cada Familia, en cada Persona.

Fortalecernos desde la Fé para trabajar por el Bien Común. Para mejorar nuestra vida, desde el Bien Común. Para fortalecer el Modelo Cristiano, Socialista y Solidario, que representa Dignidad, Capacidad, Protagonismo, Solidaridad, Complementariedad. Fortalecerlo cada día, y de esa manera construir Bien Común, mejorar nuestra vida. Y participar [email protected] plenamente, desde esa Fé que está firmemente arraigada, gracias a Dios, en todos los corazones nicaragüenses.

Muchas gracias, y esperamos estar recibiendo aquí esas centenares o miles de visitas, que estamos seguros que vamos a tener en los próximos meses. Además de que, [email protected] [email protected] se han comprometido a convertir todo esto en Parques Temáticos, donde también vamos a desplegar nuestra Cultura Popular, las formas de vida, la Tradición Local, la Cultura Local. Cómo vivimos en los Pueblos de nuestra Nicaragua... como vivíamos, cómo vivimos, incluyendo la Costa Caribe nicaragüense, la RAAN, la RAAS, los Pueblos Originarios de nuestra Costa Caribe; Pueblos Afrodescendientes, Compañ[email protected], [email protected] [email protected]

Vamos a reflejar nuestra manera de vivir, y convertir esto también, decíamos, en una Gran Escuela... Práctica Vivencial. Y en un lugar de Encuentro para que nos unamos como Familia, para recuperar la Unidad de las Familias. La Avenida Bolívar se ha convertido en un Paseo Familiar, ¡a eso aspirábamos! Que la Familia tenga dónde ir.

Que además, ese recorrido por los Altares nos haga reflexionar más sobre los Valores Cristianos, que tenemos la dicha de continuar fortaleciendo en nuestra Nicaragua. Y saber que, cuando uno tiene Familia, tiene Apoyo, tiene Acompañamiento, tiene Cariño, uno puede impulsarse cada día hacia Adelante, no sólo con la Fé en Dios, en primer lugar, sino también con ese respaldo pleno de la Familia, y esa Escuela de Valores que és la Familia para [email protected] Todos los días creciendo en Valores, desde la Familia, desde la Comunidad, y desde esta Nicaragua que nos pertenece a [email protected], y donde lo que de verdad nos interesa a [email protected] és el Bien de cada [email protected], el Bien para [email protected]

Muchas gracias, y hasta pronto, ¡seguimos trabajando! Muchas gracias, Compañ[email protected]