Buenas noches, [email protected] nicaragüenses, [email protected] de la República de Honduras, [email protected] de la República de El Salvador, hemos concluido una Reunión en la que dejamos plasmado en esta Declaración Conjunta lo que es la Voluntad Política de nuestras Naciones, para avanzar en lo que es el fortalecimiento de la Paz y el Desarrollo, la Estabilidad y el Beneficio de nuestros Pueblos en el Golfo de Fonseca.

Voy a dar lectura a la Declaración Conjunta: “Los Presidentes de la República de El Salvador, Honduras y Nicaragua, reunidos en la Ciudad de Managua, el 4 de Diciembre de 2012, Acuerdan:

Constituir una Comisión Trinacional con la finalidad de mantener al Golfo de Fonseca como una Zona de Paz, Desarrollo Sostenible y Seguridad. Esta Comisión tendrá las siguientes áreas de trabajo: Revisar el estado de cumplimiento de la ejecución de la Sentencia de la Corte Internacional de Justicia de 1992. La actualización e implementación del Protocolo de Actuación de las Fuerzas Navales en el Golfo de Fonseca, para garantizar la Tranquilidad y la Paz en dicha Zona.

Acelerar la ejecución de la Estrategia de Desarrollo Integral del Golfo de Fonseca, presentando un portafolio de Proyectos en las áreas de Desarrollo Económico Sostenible, Medio Ambiente y Seguridad, con miras a la movilización de los recursos necesarios para la implementación de estos. Dicha Comisión Trinacional será presidida por las Cancillerías de los respectivos países, quie- nes conjuntamente definirán la conformación de los Grupos de Trabajo, y presentarán a los Presidentes un primer Informe en 90 días.

Manifestar ante la Comunidad Internacional, que todos los temas relativos al Golfo de Fonseca serán abordados por la Comisión Trinacional que ha sido creada.

Firman: Mauricio Funes Cartagena, Presidente de El Salvador; Porfirio Lobo Sosa, Presidente de Honduras, y Daniel Ortega Saavedra, Presidente de Nicaragua.” Le damos la palabra al Presidente Porfirio Lobo Sosa.

Palabras de Porfirio Lobo Sosa

Muchas gracias, Presidente Ortega; amigos de la prensa; un saludo muy especial al Pueblo nicaragüense, al Pueblo centroamericano. En este día hemos tenido una Reunión en la cual hemos abordado los temas relativos al Golfo de Fonseca, tal como lo expresa la Declaración.

Quiero reiterar ante ustedes la Voluntad Política de los tres países, de que el Golfo de Fonseca se mantenga como una Zona de Paz, acción que, tal como lo firmamos, respaldamos plenamente, y que debe ser una Zona en la cual los anhelados Proyectos que tengan carácter Trinacional, vengan a beneficiar mucho lo que es el Desarrollo Económico, Social, y sobre todo lo que signifique el manejo sustentable de los Recursos Naturales nuestros en la Zona, de todos los tres países.

Así es que estamos muy contentos y muy satisfechos de que hoy, como Centroamericanistas que somos los tres, veamos el Golfo de Fonseca como un ejemplo de lo que podemos hacer conjuntamente los Pueblos Centroamericanos, y de-sarrollar en esa Zona una Zona conjunta que dé Bienestar a las poblaciones nuestras, que al final es el anhelo de todos que vivan en mejores condiciones.

Así que agradezco mucho la hospitalidad del Presidente Ortega, de la Compañera Rosario; igual que, muy contento de haber compartido con el Presidente Funes y el Presidente Ortega esta importante Declaración, que resume el anhelo de nuestros Pueblos de vivir en Paz y Tranquilidad, y procurar un desenvolvimiento económico que sea de beneficio para nuestros Pueblos. Muchas gracias, Presidente Ortega.

Palabras de Daniel

Gracias, Presidente. Ahora vamos a escuchar al Presidente Mauricio Funes, de la Hermana República de El Salvador.

Palabras de Mauricio Funes

Muchas gracias, Presidente Ortega, por su hospitalidad, y un saludo al Pueblo de Nicaragua, y a los Pueblos Centroamericanos. Yo quiero insistir en el avance que supone esta Reunión, que nos hemos dado cita acá en Managua, del Grupo Trinacional de Presidentes que comparten costa con el Golfo de Fonseca; es decir, El Salvador, Honduras y Nicaragua. Y es que luego de la Declaración de Managua del 2007, realizamos este año, el 30 de Marzo en San Salvador, una Reunión Trinacional para ratificar los compromisos de la Declaración, pero sobre todo para dejar claro, que los problemas del Golfo como las posibilidades de desarrollo del Golfo de Fonseca, se resolverán bajo el Espíritu que supone la Declaración de Managua.

Ahora nos reunimos acá en Managua, para relanzar esa misma Declaración del 2007, y para ratificar de nuevo los compromisos adquiridos por la Declaración, que fueron ratificados en su oportunidad el 30 de Marzo de este año. Y es porque a los tres Presidentes nos ha preocupado que hayan sectores interesados en desvirtuar la naturaleza de algunos incidentes que se han dado en la Zona del Golfo de Fonseca... particularmente algunos incidentes donde se han visto involucrados naves o lanchas, o guardacostas de los tres países que compartimos costa en el Golfo.

Fuimos claros que nos anima una voluntad pacifista, donde privilegiamos la solución de los conflictos por la vía pacífica y negociada, y descartamos cualquier uso de la fuerza militar para resolver estos conflictos. Por lo tanto, descartamos cualquier interpretación interesada de algunos sectores, de querer hacer ver la Zona del Golfo como una Zona en disputa. La Declaración de Managua es clara... define al Golfo de Fonseca como una Zona de Desarrollo, de Paz y de Seguridad, y con ese Espíritu es que estamos trabajando.

La Declaración que ustedes acaban de escuchar, justamente es una renovación de ese Espíritu, pero avanza significativamente porque deja definida dos cosas que nos parecen importantes: Primero, los Presidentes mandatamos a los Cancilleres para que presidan e integren una Comisión Técnica que permita resolver los problemas que se pudieron haber dado o que se siguen dando con la aplicación de la Sentencia de la Corte Internacional de Justicia de La Haya en 1992, y que fue revisada, a petición del Gobierno de El Salvador de ese entonces, en el 2001.

Los Cancilleres integrarán un Equipo Técnico que permita hacer un inventario del avance de los Acuerdos a que llevaba la Sentencia de 1992, y de los compromisos que de ella se deriva; y remover cualquier obstáculo que pueda existir para el cumplimiento de la misma. Punto a destacar dentro de esta Comisión, es que al mismo tiempo trabajarán de la mano con las Fuerzas Navales de Honduras, El Salvador y Nicaragua, para elaborar un Protocolo que permita resolver cualquier conflicto que se pueda dar, particularmente de naturaleza militar en la Zona, bajo el entendido de que privilegiará el Diálogo y la Negociación, la solución pacífica antes que cualquier solución militar.

Y el otro avance significativo, es que llegamos al convencimiento que los problemas del Golfo como las posibilidades de desarrollar una Zona Estratégica para nuestros países, como es el Golfo de Fonseca, es un problema que incumbe únicamente a Honduras, Nicaragua y El Salvador. Y por lo tanto es el mecanismo de esta Comisión Trinacional, presidida por los Cancilleres, la que buscará las posibilidades de desarrollo, tanto económico como a nivel de protección del Medio Ambiente, y de búsqueda también del entendimiento, la Seguridad y la Paz en la Región. Es justamente una Comisión de carácter Técnico a Nivel Trinacional, y no cualquier otro Organismo supranacional, la que estaría mandatada por los Presidentes a resolver los problemas.

En esa medida, yo hago una valoración similar a la que ha hecho el Presidente Lobo, en el sentido que estamos satisfechos de que ha habido una renovación del compromiso y la voluntad de los Gobiernos y los Pueblos de estos tres Países Centroamericanos, para continuar implementando Proyectos que permitan a la brevedad posible hacer de la Zona del Golfo una Zona de Desarrollo, de despegue económico, una Zona libre de impuestos, una Zona donde se pueda atraer inversión extranjera para el desarrollo de infraestructura; y que permita no sólo el desarrollo social y económico de la Zona, sino que también de nuestros países.

Palabras de Daniel


Gracias Presidente Funes, gracias Presidente Lobo, por estar en Nicaragua en este día trabajando en favor de la Paz... La Paz que tiene como fundamento el Derecho. Y, en este Documento, en esta Declaración Conjunta hay un punto que es fundamental para fortalecer la Paz, la Estabilidad, entre nuestros Pueblos, entre nuestras Naciones y en la Región. Y es el punto en el que nosotros estamos reconociendo la Sentencia de la Corte Internacional de Justicia del año 1992. Es un Diferendo que se conoció por la Corte, y que fue fallado por la Corte en el año 1992... Diferendo entre las Hermanas Repúblicas de Honduras y El Salvador.

Por lo tanto estamos partiendo del principio de que reconocemos a la Corte Internacional de Justicia, que reconocemos sus Sentencias, y por eso decimos: Revisar el estado de cumplimiento de la ejecución de la Sentencia de la Corte Internacional de Justicia de 1992. Porque este es un punto que hemos abordado con la mayor firmeza en cuanto a que, todos acatamos ese Fallo de la Corte en lo que corresponde; todos le damos cumplimiento a ese Fallo de la Corte. Y ahora, a partir de esta Declaración Conjunta, este Fallo lo que va a ser es que será revisado... ¡Revisar el estado de cumplimiento, decimos con toda claridad! Por lo tanto estamos acatando, estamos cumpliendo con el Fallo... ¡Revisar el estado de cumplimiento de la ejecución de la Sentencia de la Corte Internacional de Justicia de 1992!

Y Nicaragua en este caso acompaña el reconocimiento de esa Sentencia, de ese Fallo, donde el Presidente Funes y el Presidente Lobo han sido bien claros en cuanto a que, desde el mismo momento en que se presentó la Sentencia se le dio cumplimiento a la Sentencia. Ahora, cómo revisarla para que tengamos más Tranquilidad, más Seguridad, y que Programas como  
estos, que se derivan de un Desarrollo Sostenible en el Orden Económico, en el Orden Social en el Golfo, se puedan avanzar con la mayor Armonía, con la mayor Fraternidad, y por lo tanto, con la mayor Tranquilidad de las Familias hondureñas, salvadoreñas y nicaragüenses.

Igualmente, hemos dejado claro que aquí no cabe ninguna opción bélica, ninguna opción militar. No han habido más que incidentes normales; no ha habido ninguna destrucción en enfrentamiento bélico, de ninguna nave de la Fuerza Naval de Honduras, de la Fuerza Naval de El Salvador o de la Fuerza Naval de Nicaragua. Esas no son más que noticias originadas por aquellos que quieren ver conflictos donde nosotros queremos Paz y Estabilidad.

Yo quiero, como les decía, agradecer la presencia del Presidente Lobo, del Presidente Funes, representando a sus Pueblos, y el compromiso de Paz que tenemos con los mismos en esta noche, donde hemos aprobado esta Declaración Conjunta en una Jornada que la iniciamos a las 4 de la tarde y la estamos concluyendo a las 9 de la noche. Buenas noches.