Buenas tardes, [email protected], buenísimas tardes de hoy lunes 5 de Noviembre... Con cuánta emoción, con el corazón cargado de agradecimiento a Dios y a cada [email protected] de ustedes, [email protected] nicaragüenses, queremos hoy saludar esa hermosísima

Jornada del Pueblo-Alcalde y del Pueblo-Pre-sidente, que vivimos en Fraternidad, en Dignidad, en Libertad, el día de ayer, pero sobre todo, en Tranquilidad, en Amor, Paz y Vida, las Familias nicaragüenses.

Nos sentimos, Compañ[email protected], cansados, és verdad, porque no hemos dormido, hemos estado dándole seguimiento a cada Municipio donde el Pueblo ha resultado victorioso, el Pueblo-Alcalde que gobernará en el Modelo de Alianzas de Prosperidad; y en aquellos Municipios donde hemos avanzado contundentemente, donde venimos avanzando instalando este Modelo de Cariño, de Respeto, de Familia, de Hermandad entre [email protected] [email protected] que, como nicaragüenses estamos creando el Sueño hecho realidad, de la Patria Unida, la Patria Libre... ¡la Patria, Bendecida, Prosperada y en Victoria!

Dándole seguimiento a cada uno de los Procesos, y agradeciendo a Dios, tanto por los lugares donde el Pueblo gobernará en el Modelo de Alianzas de Prosperidad, como en aquellos lugares donde hemos crecido, y donde vamos avanzando en la instalación de este Modelo de Protagonismo de la Persona, la Familia y la Comunidad.

Cansados, ¡pero contentos! Y decíamos, el Alma, el Espíritu, lleno de profundo Reconocimiento, de Agradecimiento a Dios que nos permite avanzar, que nos permite trabajar con Ánimo, con Aliento, con Energía. Y agradecimiento a nuestro Pueblo por tanta Confianza y por tanta Esperanza, y yo quiero decirles, asegurarles, [email protected], ¡no será defraudada, jamás! Tenemos el Corazón, el Compromiso pleno de nuestro Presidente, la Fuerza del Corazón de nuestro Presidente, y de toda Nicaragua empeñada en este Modelo. Por eso sabemos que no fallaremos, porque este Modelo somos [email protected], no és una persona; son Equipos de Trabajo, [email protected] somos parte de ese inmenso Equipo de Trabajo que labra Prosperidad en nuestra Nicaragua.

Y, nos sentimos llenos de Alegría y llenos de Responsabilidad, y asumiendo el Compromiso de estar ahí donde ustedes nos piden que estemos... El Gabinete de Gobierno desplegado por todo el País, y no sólo en las Reuniones de Gabinete... eso veíamos el sábado. Desplegado también en visitas casa a casa a las Familias de todos los Municipios. Desplegado, haciendo realidad el Modelo de Presencia y Protagonismo... Protagonismo de la Familia, Protagonismo de la Persona, de las Mujeres. Hemos avanzado tanto las Mujeres, y tenemos que seguir avanzando, pero ¿cómo...? En Unidad, y sobre todo con ese sentido de Complementariedad con los Compañeros varones, como Familia que somos.

Nosotros en Nicaragua somos Familia, tenemos Valores de Familia; la Mujer y el Hombre nos complementamos. Las Mujeres que hemos sacado adelante a la Familia; las Mujeres que solas han sacado adelante a sus Familias, también sin resentimientos, sino más bien asumiendo nuestros espacios propios, pero asumiéndolos con Cariño, con Respeto, con Dignidad, con apropiación de nuestros Derechos, de nuestra Dignidad. Y con apropiación el País entero, lo vamos viendo, de este Modelo, que marca satisfacción, y que aprueba el Buen Rumbo, el Buen Suceso. Pero yo creo que, sobre todo lo que estamos aprobando [email protected] nicaragüenses, como decía ayer nuestro Presidente, és la Paz, la Tranquilidad, la Alegría de Vivir Mejor y en Paz; la Estabilidad y el Buen Gobierno; porque hemos venido avanzando.

¡Qué lindas las palabras de Blanca Segovia ayer! Cuando nos llamaba a ver el Bien Común, a ver el Bien que se ha venido instalando entre los que fueron más empobrecidos, que ahora van teniendo cómo trabajar, cómo luchar, pero sobre todo van recuperando la Dignidad en sus Vidas. Esa Dignidad que viene marcando Fuerza de Corazón en Nicaragua, y que viene diciendo: ¡Estamos mejor que nunca, gracias a Dios! Porque estamos tranquilos. Porque somos libres. Porque vivimos con más Respeto y Entendimiento, con más Cariño entre nosotros. Y porque aún en aquellos lugares, [email protected], donde no logramos que el Pueblo sea Alcalde, hemos crecido tanto, y además, tenemos que vernos como Familia nicaragüense.

Nosotros hemos pedido, insistido, a nuestros Equipos de Trabajo en todo el País, que de ninguna manera nosotros podemos afectar la Dignidad de nadie, ofender la Dignidad de nadie. Vamos a celebrar con Alegría, con Humildad, con Recogimiento, en el sentido de Agradecimiento profundo a Dios, a Dios Nuestro Señor, que és el Soberano junto al Pueblo en esta Nicaragua Cristiana, y lo digo 10,000 veces... ¡Cristiana, Socialista y Solidaria...! Esta Nicaragua donde nos une el Cristianismo, el Socialismo, la Solidaridad, ¡las Buenas Prácticas! Esas Buenas Prácticas que parten del Cristianismo, el Socialismo y la Generosidad, la Solidaridad... ¡Generosos en la Victoria!

Acercar a [email protected] [email protected] [email protected] nicaragüenses a que veamos que, en la Unidad está la clave del Triunfo, por eso nosotros decimos: ¡Unida, Nicaragua Triunfa! Y por eso nosotros no acuñamos lemas que vayan en contra de nadie... Nosotros buscamos cómo unirnos. Nosotros buscamos cómo reunirnos. Nosotros aprendimos del Cardenal Miguel, Príncipe de la Iglesia, y Promotor, Gran Promotor de la Reconciliación, del Amor, de la Paz, de eso que estamos viviendo en Nicaragua hoy; Inspiración y Ejemplo, como lo dijimos esta mañana en una conversación telefónica.

Aprendimos de él, que nuestra Misión en esta Tierra Nuestra, Bendita y Libre, és unir, és convocarnos al Amor, al Cariño, a la Fraternidad. Y és emitir Mensajes de Unidad, de Amor, de Dignidad, de Cariño, de Fraternidad, ¡nin-gún otro! ¡Ningún otro! Que Dios no permita que de nuestras bocas salga ninguna ofensa, para ningún Hermano nicaragüense. Empeñados en construir, no en destruir; en avanzar, no en retroceder... ¡Y cómo vamos avanzando, gracias a Dios y a la Virgen!

Estamos celebrándonos en Unidad, celebrándonos en Humildad, y celebrándonos en Agradecimiento, queridas Familias nicaragüenses. Estamos a la espera del Boletín que emitirá el Consejo Supremo Electoral; y estamos llenos, decíamos, de Alegría, de Agradecimiento y de Responsabilidad. Y sabemos que és una Responsabilidad Compartida, porque aquí el Pueblo Gobierna, el Pueblo Manda, el Pueblo és Presidente, y el Pueblo és Alcalde en más Municipios en todo el País; y ha crecido el Modelo en muchos y en casi todos los Municipios de nuestro País.

¡Y somos [email protected]! En aquellos lugares donde crecimos, tenemos que trabajar para seguirnos uniendo, y seguir creciendo como Familia nicaragüense, cobijados bajo la Bandera Azuliblanco... Esa Bandera Azuliblanco que siempre ha sido defendida por la Bandera Rojinegra del Frente Sandinista de Liberación Nacional, que lidera este Proceso de Transformación del Espíritu, de la Mente, de las Prácticas de las Familias nicaragüenses. Este Proceso, decimos, no nos cansamos de decirlo, de Crecimiento Cultural, Espiritual, que nos lleva a vivir en Cris- tianismo real. Y como decía ayer también nuestro Presidente: ¡Tratando de Amar al Prójimo como a nosotros mismos! Y tratando cada vez más de comprender y respetar al Prójimo.   Tratando cada vez más de ser y vivir el verdadero Cristianismo.

Y decíamos, Compañ[email protected], que el Aliento que nos ha dado esta Victoria és para dedicarnos más. Para servir Más y Mejor. Para entrelazarnos más. Para que esas Redes que estamos impulsando, esas Alianzas para la Prosperidad, sean de entera satisfacción de todas las Familias nicaragüenses. Que más allá de los signos políticos, reconozcamos todos en este Camino, la Bendición. Reconozcamos en este Camino la Prosperidad, y las Victorias de [email protected] Porque Nicaragua ha venido ganando en la construcción de una Democracia cada vez más eficaz, cada vez más real, porque no sólo se expresa el día de las votaciones, sino en el día a día; y en la construcción de una Sociedad mucho más Respetuosa, llena de Cariño. Y sobre todo, Compañ[email protected], sobre todo una sociedad donde pusimos punto final a la confrontación, y hemos optado por la Construcción, por la Paz, por la Tranquilidad, por el Progreso.

Gracias, [email protected], les aseguramos que estamos, no me canso de decirlo, conmovidos, pero además de conmovidos, llenos de profunda responsabilidad, porque nos toca continuar produciendo los Prodigios; optando por los Milagros, que se reproducen en esta Patria, Bendita y Libre, porque tratamos de vivir con Humildad la Voluntad de Dios.

Gracias, Compañ[email protected], ¡y Adelante! El Cariño y el Agradecimiento profundo de nuestro Presidente... Recordemos, la Palabra empeñada, para nosotros és Ley. Los Compromisos adquiridos, para nosotros son Compromisos que empiezan a cumplirse a lo inmediato. En un Proceso ordenado. En un Proceso que va de acuerdo a nuestras posibilidades materiales... pero, Palabra empeñada, Compromiso empeñado, ¡Palabra en cumplimiento, Compromiso en cumplimiento, con la Voluntad de Dios, la Voluntad de [email protected], y el contínuo Caminar Unidos hacia la Prosperidad!

Muchas gracias, Compañ[email protected], nuevamente, y hasta mañana, si Dios lo permite. Celebremos,   repetimos, con Humildad, con Respeto, con Alegría, siendo [email protected] nicaragüenses, como Familia nicaragüense. E invitándonos a más y más nicaragüenses a avanzar en estas Rutas de Bendición, de Prosperidad y de Victorias. Gracias, muchas gracias.