Palabras de Daniel

13 de Agosto del año 2012... ¡Cuánto tiempo caminado! ¡Cuánta Historia recorrida! Aquí, Tomás, con el Coronel Santos López, quien perteneció al Coro de Ángeles, del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional, de nuestro General Sandino. Aquí, con Carlos, Tayacán ¡Vencedor de la Muerte! Igual que vos Tomás, igual que el Coronel. Aquí, con tu familia, con tus [email protected], con tus Compañ[email protected], con este Pueblo, rindiéndote Homenaje hoy día de tu cumpleaños.

Y no es casual, sino que es la Historia que así misma se construye. Por eso no es casual, que el Coronel Santos López hubiese recibido la acogida del Pueblo de Cuba. Con la Revolución Cubana, con Fidel, con Raúl, con el Che, allá en Cuba estuvo el Coronel Santos López, después de incursionar con el Frente Sandinista, en los inicios de la Batalla de esa Nueva Etapa. Allá estuvo también en Cuba, Carlos. Y allá estuviste vos también, Tomás, en Cuba.

Y digo por eso, que no es casual que el día de hoy, 13 de Agosto, estemos Conmemorando, Celebrando el 86 Aniversario del Nacimiento de Fidel. Sin Fidel, sin la Revolución Cubana, difícilmente hubiesen sido acogidos por el Pueblo cubano, el Coronel Santos López, Carlos y Tomás. Difícilmente se estaría escribiendo la Historia que se ha estado escribiendo, desde el Siglo XX hasta este Siglo XXI, en Nuestramérica, Caribeña y Latina.

Simplemente no sería posible escribir esa Historia sin el Triunfo de la Revolución Cubana; sin el Moncada, que fue el inicio de esa Gran Batalla por la Liberación de Cuba, por la Liberación de Nuestramérica Latinoamericana y Caribeña, por la Liberación de los Pueblos africanos, por la Liberación de los Pueblos del Mundo, porque hasta allá se expandió la onda de la Revolución Cubana. Y si se expandió hasta allá, ¿cómo no iba a expandirse aquí mismo...? Nosotros, Nicaragua, vecina de Cuba, Caribeña también... por El Caribe, por el Atlántico, por las Regiones Autónomas del Atlántico Norte y el Atlántico Sur.

Por eso no es casual, que después de ese Triunfo avasallador de la Revolución Cubana... ¡Triunfo avasallante sobre la injusticia! es que se produce ese otro Gran Triunfo aquí en Nicaragua. Y en vísperas del fin de Siglo, ¿quién, si no Cuba? ¿Quién, si no Fidel, le da su mano a nuestro Hermano el Comandante Hugo Chávez, cuando andaba levantando la Bandera de Bolívar, por nuestros Territorios Latinoamericanos y Caribeños, cuando todavía no era Gobierno. Era la Batalla librándose en Vene-zuela para tomar el Poder.

Y fue allá, en Cuba, donde tuve el privilegio de encontrarme en esa ocasión, por primera vez, con el Comandante Hugo Chávez... gracias a la Solidaridad de Cuba, porque Fidel había invitado al Comandante Hugo Chávez, que andaba ahí con el Verbo de Bolívar, uniéndolo al Verbo de Martí. La Práctica Liberadora de Bolívar, uniéndola a la Práctica Liberadora de Martí, y uniéndolas también al Verbo de Sandino, y a la Práctica Liberadora de Sandino. Y Cuba pasándole la Antorcha, y juntos tomando la Antorcha con la Revolución Bolivariana, y los Pueblos Latinoamericanos y Caribeños, que hoy están escribiendo una Nueva Historia, por la Justicia, por la Libertad, por la Soberanía, por la Independencia, y sobre todo, por la Unidad de los Pueblos Latinoamericanos y Caribeños.

Todo nuestro Cariño, con el Cariño de Tomás; todo nuestro Amor, con el Amor de Tomás, para el Compañero Fidel. ¡Y que viva Tomás Borge, para siempre, en la Revolución Popular Sandinista! ¡Y que viva Fidel, para siempre, en la Revolución de los Pueblos del Mundo!

¡Sandino Vive, la Lucha Sigue...!

¡Patria Libre o Morir...!