Buenas tardes, querido Compañero Juan Cortez; muy buenas tardes, queridas familias nicaragüenses, queridas Madres nicaragüenses... Hoy es 30 de Mayo, hemos estado saludándoles cada día, con Amor, con Reconocimiento, con Respeto, pero sobre todo con tanta Admiración, porque la Madre nicaragüense es inspiración de [email protected] [email protected] que habitamos en este País... Inspiración por su Coraje. Inspiración por ese Espíritu Amoroso que promueve Armonía, Entendimiento en la familia, en el hogar. Inspiración por los Valores que emanan de ella y que se trasladan de generación a generación. Esos Valores de nuestra Cultura de Familia y de Comunidad, de nuestra Cultura Cristiana, los Valores de nuestra Fé, el Amor a Cristo, el seguimiento de las Enseñanzas de Cristo Jesús, el Amor a la Virgen María, nuestra Madre.

Ese Amor que cada Mujer Madre, en Nicaragua, instala en su corazón, y extiende desde su corazón a su familia, a su vecindario, a su barrio, a su Comunidad, y al País. Ese Amor de Madre con el que queremos continuar promoviendo en Nicaragua el Bien Común.

¡Cuánto las admiramos! ¡Cuánto nos inspiran! Y nos inspiramos todas las que somos Madres, porque sabemos que al traer a un Ser Humano a la Vida Terrenal, estamos comprometidas con el Amor, estamos comprometidas con crear un Mundo Mejor también para ese Ser Humano que traemos a este Plano de Vida con la Bendición de Dios. Todo se vuelve un inmenso, infinito Mensaje de Cariño, un infinito Mensaje de Esperanza... ¡la Vida es Esperanza! Un Mensaje de Aliento, nos da alas para cada día volar sobre las dificultades, asumir los desafíos con fuerza, con entereza, con fortaleza, y dedicarnos a promover Bienestar, a promover Bienestar en este Camino que en Nicaragua, iluminados por Cristo Nuestro Señor, por la Virgen María, queremos que sea una Ruta de Derechos y de Bienestar para las Madres, para [email protected] [email protected], para las Familias, para [email protected] [email protected] Mayores, para las Mujeres que hoy son Abuelas, somos Abuelas, que hemos sido y somos Madres; para todos los que nos toca convivir con la Madre Tierra, con la Madre Patria, nuestra Nicaragua, en vínculos y en lazos de respeto, en vínculos y en lazos de Paz, de Unidad, de Amor, de mucho Amor.

Un gran abrazo, Compañeras, Hermanas, Madres nicaragüenses, Mujeres nicaragüenses, de Daniel que está pendiente de cada familia nicaragüense; de nosotros que trabajamos a su servicio todo el tiempo, se los puedo asegurar ... Anoche, a medianoche, [email protected] Compañ[email protected] del Poder Ciudadano, los Consejos de la Familia, desplegados en los más de 50 barrios de Managua que fueron anegados ayer... 54 barrios de Managua, 1,032 casas anegadas, 20 semidestruidas, 9 destruidas, 1,061 familias afectadas, 5,305 personas afectadas, familias albergadas temporalmente, 262. Todo esto estuvimos atendiendo la noche de ayer, en Tipitapa, Sabana Grande, tomando decisiones... llevamos a las familias a la escuela, interrumpimos las clases unos días mientras reparamos... con el apoyo de [email protected] podemos salir más rápido de las dificultades... reparamos las casas, llevamos el apoyo de primera necesidad, que ayer mismo se trasladó, frazadas, colchonetas.

Y vamos adelante, haciendo a la par las obras que nos ayuden a mitigar esto, o a enfrentar esto de cara al futuro... todas las obras grandes de drenaje, y todas las obras que hay que hacer en las zonas altas para evitar que se nos venga todo ese montón de agua, que ahora con el despale, que ahora con el exceso y el desorden en la construcción, nos ha convertido Managua en una zona, o en una ciudad terriblemente frágil, terriblemente vulnerable.

Cada vez que empieza a llover empezamos a ponernos en alerta, y a darle seguimiento, porque sabemos lo que se sufre... imagínense estar con dos cuartas de agua en tu casa, todos tus enseres, lo que le cuesta a cada familia, a cada Madre, tener esos enseres, los bienes de la familia; y a veces la refrigera-dora, lo que cuesta tener una refrigeradora, el televisor, los electrodomésticos, y todo eso se arruina...

Sabemos lo que es eso, sufrimos con ustedes, se los puedo asegurar, [email protected] [email protected] Y lo que hacemos es estar organizados, y promover la organización para que la misma familia en la Comunidad, la familia organizada salga a socorrer a otra familia, mientras llega el SINAPRED, la Alcaldía... ahí anduvo Fidel, ahí anduvo Reyna, anduvieron las compañeras... la Compañera Daysi está fuera del País; anduvieron acompañando a las familias, y entregando lo que había que entregar en el primer momento, trasladando a albergues, y hoy estamos ya en la fase de entregar materiales para la recuperación. Todo esto es parte del trabajo que hacemos, del cariño con el que trabajamos, de la dedicación con la que trabajamos.

Y le agradecemos tanto a Dios que nos da Salud, que nos da Fortaleza para mantenernos con Vigor, con Vitalidad, dedicados, consagrados al Bien Común, y a promover el Reino de Dios en la Tierra, que es el Cristianismo, el Socialismo y la Solidaridad.

Felicidades a las Madres; a las Madres que trabajamos sin descanso, porque la Madre, la que trabaja fuera de su casa, o en su casa con su pequeño negocito trabaja en eso, y trabaja para su familia. Ese es un trabajo sin des-canso, pero con cuánto Amor lo hacemos, con cuánta Abnegación, y con cuánta Esperanza, sabiendo que estamos creando, con ese trabajo honrado y digno, y con esos Valores que le trasladamos a la familia, y con el hecho de convertir a la familia en el centro, en el corazón de la sociedad, sabemos que estamos creando, desde ya, la semilla para cosechar el Futuro Mejor, los Seres Humanos mejores, el Espíritu crecido en los Valores Cristianos, los Ideales Socialistas, las Prácticas Solidarias.

Mucho Amor, repito, del Comandante Daniel, de mi persona. Y, tenemos que hablar también de otras cosas, porque la vida es esta, cada día estamos celebrando, o estamos afectados por algún desafío, porque son desafíos, son las pruebas... las pruebas que enfrentamos, y que ponen, precisamente, a prueba nuestro coraje, nuestra fortaleza, lo que tenemos que cultivar todos los días, porque la vida está hecha de desafíos, de pruebas; y la vida está hecha también de ese Aliento que nos da Dios para trascenderlos, y para crecer con ellos, para ser todavía más fuertes.

Hoy precisamente se cumple un mes de la partida hacia otro Plano de Vida de nuestro Comandante Tomás. Y en el Perú, nos está enviando hoy una comunicación la Compañera Mar-cela, los muchachos, Camila, que están allá, los muchachos de Tomás... Juan, Sebastián; saludos también a las familias que están aquí, a la familia, [email protected] [email protected] de Tomás, [email protected] [email protected] que están aquí en Nicaragua, a todos ellos nuestro abrazo en este día de conmemoración y de recordación... Hoy en Lima van a hacer una Misa Campesina en la que va a cantar Marcela, va a cantar Camila. Una Misa Campesina en la que participan un grupo de artistas peruanos. Así que, nuestro abrazo a ellos allá, en este Con-cierto en el que vamos a estar ratificando nuestro Cariño, nuestra Admiración, nuestro Respeto por el Fundador del Frente Sandinista de Liberación Nacional junto al Comandante Carlos y a otros Compañeros, el Comandante Tomás Borge.

Y quiero dar lectura, antes de concluir, a la introducción al Programa del Concierto de la Misa Campesina, que escribió la Compañera Mar-cela Pérez Silva, que compartió con nosotros, y yo quiero compartir con todo el Pueblo nicaragüense. Dice: “Las Banderas hoy flamean a media asta. Lloran los pañuelos rojinegros por el hijo de Sandino, por el hermano de Carlos Fonseca, por el papá de Camila, Juan y Sebastián, ¡por el Amor de mi Vida! Ha caído un Héroe, un Poeta, un Soñador. Su mucha Luz seguirá iluminando la Patria Latinoamericana.

El Comandante de la Revolución Tomás Borge Martínez, será recordado por su heroísmo, por sus frases ingeniosas, por su lealtad a la causa de Nicaragua, por su vocación anti-imperialista. El Dirigente estudiantil anti-somocista, chispeante, revoltoso, enamorado. El torturado, por el que Carlos Fonseca metió la mano al fuego... no nos movemos, Tomás no habla. El preso en huelga de hambre, por quien las paredes de su Patria servían de advertencias al tirano.

Si Tomás muere, el orador que partía el aire con su palabra luminosa, cuando por su boca hablaba a un Pueblo entero. El luchador, que fue implacable en el combate, y generoso en la Victoria. El Ministro del Interior que vengó el asesinato de su esposa con el perdón, “la mejor de las venganzas”. El Comunista, que le declaró la guerra al mal gusto y el aburrimiento, e invitaba a restaurar la imaginación y la capacidad creadora, a ponerle minifalda al Socialismo. El Poeta, que empuñaba los poemas como si fueran fusiles, y los fusiles como si fueran poemas. El Soñador, con-vencido de que no se puede ser Revolucionario sin lágrimas en los ojos y sin dulzura en las manos. El ateo más creyente que he conocido, que conocí en mi vida. Marcela Pérez Silva.”

A Marcela, nuestro abrazo siempre lleno de Amor; a [email protected] [email protected], [email protected] y [email protected] de Tomás, nuestro Cariño. Y a [email protected] [email protected] del Frente Sandinista de Liberación Nacional, nuestro abrazo también, recordando, hoy, con el tra-bajo al Comandante Tomás, en la Solidaridad, en la presencia permanente en todos los Pro-gramas, en la eficacia de todos los Programas. En el trabajo, repito, mañana vamos a estar con el Gabinete de Producción sesionando en los Departamentos de Las Segovias, vamos a es-tar en Estelí, Nueva Segovia, Madriz; y esta-remos reunidos el viernes en Jalapa; luego vamos a estar en El Jícaro y Quilalí, el día sábado.

Saludarlo en el trabajo, recordar a Tomás en el trabajo; saludar a las Madres con el cora-zón lleno de Amor, y la Esperanza de que ese Aliento Maternal de la Virgen María y de nosotras las Madres nicaragüenses, cubre, pro-tege, bendice nuestro País. Ese Amor es nues-tro Manto Protector... Amor de María, Amor de Madre. Mucho cariño, y el abrazo fuerte; nues-tro compromiso de continuar consagrados al servicio del Bien Común en nuestra Nicaragua, Bendita y Libre. Muchas gracias.