Muy buenas tardes, queridas familias nicaragüenses; muy buenas tardes, [email protected] [email protected] de los Medios del Poder Ciudadano. Buenas tardes a [email protected] hoy es viernes 4 de Mayo, Día de la Dignidad Nacional. Día en que las familias nicaragüenses nos encontramos reunidas alrededor de ese sentimiento de Or-gullo Nacional, de pertenecer a la raza de Hombres y Mujeres Libres de Augusto Nicolás Sandino, de ese Héroe, Padre de las Gestas Libertarias de nuestra Nicaragua, del Fundador, hablando en términos de la Epopeya sandinista, del Ideario del Frente Sandinista de Liberación Nacional.

Carlos, Tomás, y [email protected] Compañ[email protected] como él, re-cogieron las Banderas de Sandino, fundaron el Frente, materialmente hablando, en los años 60. Pero la Inspiración, la Guía, viene del Padre de la Revolución, Augusto Nicolás Sandino, Visionario. Un hombre pequeño, en términos humanos. Una gesta inexplicable, si lo queremos ver desde los ojos de nuestra humilde condición humana. Inmenso, si logramos entenderle, desde la Espiritualidad con la que Sandino fundamentó cada una de sus acciones.

Pequeño, como Ser Humano, como [email protected] [email protected] ¡Grande en Espíritu! Porque estaba inspirado, conectado con el Gran Espíritu, con Dios, con la Energía Cósmica, con la Energía Universal, que le permitió verse a sí mismo encabezando esta Gran Lucha de Liberación, que continuamos [email protected], sus [email protected], sus [email protected], desarrollando en esta Nicaragua Libre.

Sin ese Espíritu, sin esa Inspiración, sin esa Convicción, que recibía día a día en su conexión con Dios es imposible comprender a Sandino... Sandino meditaba, Sandino oraba, Sandino buscaba a Dios en cada momento decisivo de su vida, para pedir guía, para escuchar la Voz de Dios, para escuchar el llamado. Como escuchó el llamado cuando estaba en México, y se vino a trabajar por la Libertad de Nicaragua, por la Dignidad de Nicaragua. Escuchaba ese llamado en lo más profundo de su corazón; y desde ese corazón que se volvía in-menso, que se volvía gigante, que nos llevaba ya a [email protected] en su latido, a [email protected] [email protected] que hoy continuamos su Camino... desde ese corazón actuaba, inspirado por ese llamado, reconfortado, enaltecido, pero sobre todo, acompañado, guiado por la Mano de Dios.

Y hoy 4 de Mayo, Día de la Dignidad Nacional, celebramos ese Espíritu inmenso, que le convertía en instrumento de Dios, en instrumento de la Providencia, del Cosmos, de la Energía Universal. Celebramos a Sandino, levantándose en armas contra la intervención norteamericana en Nicaragua, iniciada en 1912. Celebramos a Sandino, negándose a entregar sus armas al traidor Moncada, diciendo: no, yo quiero Patria Libre o Morir... ¡yo no me vendo, ni me rindo! ¡Tienen que vencerme...! decía Sandino.

Celebramos a Sandino, inspirándonos a [email protected] en ese Espíritu formidable de rebeldía, ese Espíritu que tenemos cada nicaragüense cuando nos enfrentamos a las luchas de la vida cotidiana, ahora que estamos desarrollando la lucha, sin cuartel, contra la pobreza... Es el Espíritu de Sandino, es Dios el que nos anima cada día, el corazón, el cuerpo, la mente, para librar las batallas. En ese momento Sandino dice: no, a Moncada. Dice: no, a los yanquis. Dice: sí, a Nicaragua. Dice: Sí, a la Dignidad del Pueblo nicaragüense. Y no firma en Tipitapa el oneroso Pacto del Espino Negro, y se va a organizar la continuidad de la lucha contra la intervención norteamericana, hasta que logra expulsar de Nicaragua a las tropas norteamericanas, en Enero de 1934, y después lo matan ... pero Sandino no murió ... Sandino és Nicaragua !

Queremos nosotros aquí recordar a Sandino Infinito diciendo lo que él decía sobre el 4 de Mayo... “El 4 de Mayo debe de ser, efectivamente, Día de Fiesta Nacional, no porque ese día Moncada haya vendido al Ejército Liberal del cual era General en Jefe, como una partida de bestias. Debe ser Fiesta Nacional, porque ese Día... un día como hoy, [email protected] nicaragüenses, Nicaragua probó ante el Mundo, que su Honor Nacional no se humilla, que le quedan todavía [email protected] que ofrendan sus vidas, que ofrendarían su sangre para lavar la mancha que sobre ella echen los traidores” ...

... “Le manifesté nuevamente que yo sería uno de los opositores, a Moncada. Con su fácil pa-labra, Moncada procuró convencerme de una vez, respecto a la claudicación, diciéndome que sería una locura pelear contra los Estados Unidos del Norte, porque es una nación muy poderosa, que tiene 120 millones de habitantes... (en aquellos tiempos). Que yo no podría hacer nada con 300 hombres que tenía a
mi mando. Que nos sucedería igual que a una presa que está bajo las garras de un tigre, que cuanto más se mueve, más le ahonda las uñas en la carne...”

“Yo sentí un profundo desprecio desde ese momento por Moncada. Le dije que yo consideraba un deber morir por la Libertad, que ese era el Símbolo de la Bandera Roja y Negra que yo había enarbolado... Libertad o Muerte. Que el Pueblo nicaragüense de aquella Guerra Constitucionalista, esperaba su libertad”...

... “Él sonrió sarcásticamente, y me dijo textualmente: no, hombre, ¿cómo se va usted a sacrificar por el Pueblo? El Pueblo no agradece, se lo digo yo a usted por experiencia propia, la vida se acaba, y la Patria queda. El deber de todo Ser Humano es gozar y vivir bien, sin preocuparse mucho”. Palabras del traidor Moncada a Sandino.

Dice Sandino: “Me despedí de él, y me fui don-de estaban mis Fuerzas. Como yo estaba delante de Moncada con todo mi Estado Mayor, pongo por testigo a todos los que lo formaron de la veracidad de este relato. Cuando salimos al ca-mino real, mi Estado Mayor y yo, gritamos: ¡Muera! a los yanquis. En el camino fuimos  comentando las razones de la claudicación de Moncada, y todos comprendimos que él ya traía en su bolsillo la promesa de la Presidencia de Nicaragua.

Llegué al Cerro El Común, en el cual estaba mi tropa, y participé a todos lo que oí de propia boca de Moncada, y lo que de él compren-dimos. El Coronel Simón Cantarero, el hombre más viejo y jocoso del Ejército, me manifestó que Moncada era un canalla, que su vida era un encadenamiento de traiciones. Que él jamás había creído en Moncada, pero que había ayudado a la Guerra Constitucionalista, sin fé en el triunfo, imitando a ciertas mujeres desgracia-das en el Mundo, que entregan su amor con el deseo de ser correspondidas... Irán experimentando de corazón en corazón, sin conseguir más que desilusiones.

Ordené que levantara el campo mi caballería para reorganizarla. Nos fuimos, ordené el regreso de mis muchachos para Jinotega, y con 50 hombres me dirigí a Boaco. Yo iba...” sigue hablando aquí de un encuentro que tuvo posteriormente con Moncada; y luego, lo que le con-testó él a Moncada.

Recordemos que unas semanas después nuestro General de Hombres y Mujeres Libres, precisa-mente el 1º de Julio del mismo año, 1927... ¡Qué importancia tiene Julio en la historia de la Liberación de Nicaragua...! 19 de Julio, el Triunfo sobre la Dictadura. 1º de Julio, el Histórico Manifiesto de San Albino, donde ya Sandino lanza al Mundo su comunicación, ratificando su disposición de luchar hasta morir, para expulsar a los yanquis de nuestra Nicaragua, y garantizar esa Nicaragua Libre que él veía. Esa Nicaragua Libre que él soñaba. Esa Nicaragua Libre que a él le inspiraba. Esa Nicaragua Libre con Progreso, con Prosperidad, con Armonía, con Tranquilidad, con Alfabetización. Esa Nicaragua Libre con tanto Trabajo; ese Canal por Nicaragua, en ese Documento él habla ya del Canal por Nicaragua.

De ese Documento vamos a hablar el 1º de Julio, cuando estemos lanzando la Recta Final del Aniversario de la Gran Campaña hacia un Aniversario más del Histórico Triunfo del 19 de Julio. De hecho, hoy 4 de Mayo iniciamos esa Campaña hacia el 19 de Julio. Desde el Día de la Dignidad Nacional, hasta el Día del Triunfo de la Revolución Popular Sandinista. El día en que Sandino renace en todo Nicaragua. El día en que Sandino se alza. El día en que Sandino se vuelve otra vez universal, desde su Nicaragua Libre, liberada por sus [email protected], que la amamos, que la seguimos amando.

Hoy 4 de Mayo del Año 2012, celebramos la Dignidad de Sandino, la Dignidad del Pueblo nicaragüense. Y decididos a continuar construyendo la Libertad, Dignidad, Fraternidad. Decididos a continuar construyendo la Nicaragua espiritual, profundamente espiritual, como la quiso Sandino; Cristiana, Socialista y Solidaria. Decididos a continuar avanzando [email protected] como [email protected], en esta Ruta de Bien Común.

Vamos hoy a abrir esa Campaña hacia la celebración de la Victoria del 19 de Julio, para prepararnos del 19 de Julio a Noviembre próximo, a otras grandes Victorias de las familias nicaragüenses, en estas Elecciones de Autoridades Locales, donde vamos a reproducir, a multiplicar la Voz de Mando de cada [email protected] de ustedes, [email protected] [email protected], de nuestra Nicaragua Libre.

¡Que Viva nuestro General de Hombres y Mujeres Libres Augusto Sandino! ¡Que vivan sus Sueños Libertarios! ¡Que vivan sus Sueños de Libertad, Dignidad, Fraternidad; de Patria y Libertad; de Tierra y Libertad; de Trabajo y Paz; de Espiritualidad profunda y verdadera; de Amor Supremo!

El día lunes, Compañ[email protected], vamos a estar llevándoles los anuncios sobre todos los Programas en los que vamos rindiendo Homenaje a Sandino, a Carlos, a Tomás, a cada nicaragüense que ha dado su vida por esta Patria Libre llena de Porvenir... Créditos para las Mujeres, Más Programas Productivos Alimentarios, Más Viviendas Dignas, Más Planes Techo, Más Caminos, Más Carreteras, Más Alimentos para el Pueblo, Más Calles, Más Productividad.

Tenemos que abrir en este Mes de Mayo, también en saludo a nuestro General de Hombres y Mujeres Libres, a Tomás, a Carlos, a [email protected] [email protected] nicaragüenses que batallamos por alcanzar el Bien Común, el Ciclo Productivo de este Año 2012, de Unidad de [email protected], por el Bien de [email protected] Salud, Educación, Familia, Vida, Salud y Fuerza, Consejos de la Persona, la Familia, la Salud, la Comunidad. Todo eso estaremos celebrando, porque nos vamos a estar celebrando como Gran Familia nicaragüense, como Madres nicaragüenses, como [email protected], como [email protected], en este mes de Mayo, de flores, de saludos a la Virgen ... María Auxiliadora, la Virgen de Fátima, la Virgen de la Luz. De saludo a María, porque María és de Nicaragua, y Ni-caragua és de María. Y en Nicaragua crecemos, cada día, desde ese Amor de Madres, de [email protected], de jóvenes, de ancianos, de personas creyentes, fervorosas, amorosas, cariñosas, de Familia, de Comunidad.

Que Dios nos bendiga a [email protected] Que la Virgen nos proteja con Su Manto, que nos siga fortaleciendo en Salud, en Paz, y en capacidad para generar Más y Más Armonía, Más y Más Tranquilidad, para que cantemos a la Alegría de Vivir en Paz, con todas las fuerzas de nuestros corazones.

Muchas gracias, Compañ[email protected] Mucho Cariño de nuestro Presidente; el abrazo de [email protected] [email protected], de nuestro Presidente, de nuestra familia, de los servidores de ustedes en este Gobierno, y en este Estado nicaragüense, que és de ustedes. Gracias, y hasta el lunes, si Dios lo permite. Muchas gracias.