Palabras de Rosario

Muy buenas tardes, queridas familias nicara-güenses, bienvenidos a través de las señales de los Medios del Poder Ciudadano, a esta su Casa de los Pueblos, desde donde estaremos transmitiendo la Presentación de Cartas Cre-denciales de cuatro Embajadores, ante ustedes, Pueblo de Nicaragua, en la persona de nuestro Presidente, el Comandante Daniel, hoy Día de la Cruz, cuando tantas Comunidades de nuestro País, celebran esta Festividad del Símbolo del Cristianismo en este País, que sirve a Dios, que vive con Fé, que construye con Alegría el Socialismo y la Solidaridad. Les saludamos con cariño, y damos inicio al Acto de Presentación de Cartas Credenciales de los Hermanos de India, de Estados Unidos de América, de Burkina Faso, y del Reino de Noruega.

Para dar inicio, llamamos al hermano Embajador Yogeshwar Varma, Representante Extraordinario y Plenipotenciario del Gobierno de la Repú-blica de India, Concurrente con Nicaragua. Le acompaña su esposa, Alka; y el Cónsul Hono-rario de la India en Nicaragua, Alejandro La-cayo Baca, Claudia Valle Kinloch de Lacayo, esposa del Cónsul Honorario.

Palabras de Yogeshwar Varma
Embajador de la República de la India


“Su Excelencia señor Daniel Ortega Saavedra, Presidente de la República de Nicaragua. Gran y buen amigo, con el deseo de mantener y for-talecer las cordiales relaciones que existen entre nuestros dos países, he decidido acre-ditar ante Su Excelencia, al Embajador Extra-ordinario y Plenipotenciario, Yogeshwar Varma, un distinguido ciudadano de la India. Las cua-lidades que lo distinguen, me asegura, y tengo la certeza de que él hará todo lo posible, y trabajará bien en su Alta Misión que nosotros le confiamos, para que él obtenga también la confianza de Su Excelencia, y así amerite mi aprobación.

Es con esta convicción que le pido a Su Exce-lencia que lo reciba con su usual cortesía, y que crea y dé completo crédito en todo lo que él dirá de mi parte, especialmente cuando él le explique y diga a usted mi más alta estima, y constante amistad.

Dado en Rashtrapati Bhavan, Nueva Delhi, el día 29 de Kartica del año 1933 de la era Saka, que es el 20 de Noviembre de 2011, que es el año 62 de la República de la India. Su buena amiga, Pratibha Devisingh, Presidente de la India.”

Palabras de Daniel

Querido Embajador Yogeshwar Varma, Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la Repú-blica de la India ante Nicaragua... bienvenido a Nicaragua; Alka Varma, esposa del Embajador, bienvenida también a Nicaragua; el hermano ni-caragüense Alejandro Lacayo, Cónsul Honorario de la India en Nicaragua; y Claudia Valle Kin-loch de Lacayo, esposa del Cónsul.

Estamos recibiendo las Cartas Credenciales, donde la Presidenta de la India, Jefe de Es-tado, Pratibha Devisingh, está designando al hermano Embajador, Representante del Pueblo y Gobierno de la India, ante el Pueblo y Go-bierno de Nicaragua. Damos por recibidas las Cartas Credenciales, y le decimos que, la Hu-manidad tiene una profunda admiración, recono-cimiento, respeto, por su Pueblo, por las lu-chas que han venido librando a lo largo de la Historia, en favor de la Independencia, en favor de la Paz. ¡Qué más símbolo para la Hu-manidad, que ilumina todo nuestro Planeta, e ilumina toda nuestra Historia, como la del Ma-hatma Gandhi! Y sigue iluminando nuestro Pla-neta, y su voz se sigue escuchando, porque hoy más que nunca nuestro Planeta clama por la Paz, nuestros Pueblos claman por la Paz.

Y la India, que está emergiendo ahora con una enorme fuerza, no solamente en el Campo Cul-tural, sino en el Campo Económico, indiscu-tiblemente pone a esa gran Nación en la pri-mera línea en la lucha por la Paz, y en la defensa de la Paz, de la Humanidad.

En Nicaragua, [email protected] nicaragüenses, [email protected] sandi-nistas, tenemos un profundo respeto por la lucha de ese heroico Pueblo; y un gran cariño, por los Primeros Ministros que tuvimos la oportunidad de conocer y compartir allí en su Tierra... La señora Indira Gandhi, y Rajiv Gandhi. Nosotros bien recordamos la lucha que la India libraba en esos momentos en favor de los Países No Alineados, y en favor de la Paz también, que defendíamos aquí en Nicaragua... ¡el Derecho a la Paz! Y ahí contamos con la Solidaridad en todos los campos, del Pueblo y del Gobierno de la India.

Hoy con su acreditación, querido Embajador, estoy seguro que vamos a profundizar estas re-laciones. Ya hemos recibido buenas noticias de disposición, de cooperación de parte de la In-dia para con nuestro País... decisiones ya to-madas, acuerdos ya tomados, que nosotros agra-decemos en nombre de nuestro Pueblo, y que estamos seguros se van a acelerar y se van a multiplicar con su Acreditación como Embajador de esa gran Nación en Nicaragua. Bienvenido, querido Embajador.

El Partido que está gobernando allá es el Partido del Congreso, el Partido de Indira, el Partido de Rajiv Gandhi, el Partido de Sonia Gandhi. Está al frente del Partido Sonia Gandhi desde la muerte de Rajiv... ¡cuánto nos dolió su partida en plena juventud! Víctima de un atentado, asesinado por el odio, mientras él predicaba y practicaba la Paz. Y ahí está Sonia Gandhi, e igualmente sus hijos, y para ellos también nuestros saludos.

Palabras de Yogeshwar Varma

Tenemos una gran admiración y respeto por us-ted, señor Presidente. Usted es una persona-lidad que pertenece a la Historia, y lo vemos en la Historia de este País, así como en la Historia mundial.

Señor Presidente, usted es un hombre muy ad-mirado y muy querido por todo el Pueblo de la India. Nosotros recordamos sus visitas ante-riores en el 83, cuando estaba todavía Indira; unos pocos años más tarde, cuando estaba como Primer Ministro Rajiv. Y quisiéramos tomar la ocasión, y así llevar la instrucción a mi Go-bierno, de invitarlo, si es posible antes que concluya este año, sino, seguramente en el otro, pero está muy, muy cordialmente invitado a la India, donde el Partido del Congreso lo espera; los Gandhi lo recuerdan muy bien... usted es un Héroe de la Paz, recordamos sus luchas y sus triunfos aquí en Nicaragua. Así es que en la India lo esperamos con los brazos abiertos.

Señor Presidente, nuestro Primer Ministro Man-mohan Singh, y Sonia Gandhi, desde el Partido del Congreso han estado trabajando por varios años ya, desde 1994, buscando cómo erradicar la pobreza. Y yo vengo aquí con la mejor dis-posición de seguir trabajando con ustedes, ayudándoles aquí en Nicaragua a hacer lo mismo que está haciendo mi Gobierno allá, que es combatir la pobreza. Usted aquí ha tenido grandes avances en esta dirección, y yo vengo para aprender también de usted el trabajo que han hecho en lo que es la reducción de la po-breza. Y estoy seguro que trabajando juntos, y de la mano, vamos a triunfar también en esta importantísima lucha en contra de la pobreza.

También en el Campo Económico hemos logrado grandes avances, con un promedio más o menos de 8% de crecimiento anual de nuestro Producto Interno Bruto, y eso ha contribuido fuerte-mente a reducir la pobreza. Estamos expan-diéndonos en diferentes Campos, en el de co-mercio, de la economía, en la refinería, tec-nología de la informática, Farmacología. Así que, señor Presidente, esperamos que cuando venga usted a visitarnos, podamos ver en qué campos, en qué áreas específicas podemos tra-bajar juntos, para que ambas naciones sigan su camino de avance que llevan hasta el momento.

Finalmente, señor Presidente, quisiera decirle, que en las Naciones Unidas nosotros queremos ser Miembros Permanentes del Consejo de Segu-ridad, y es una posición que nosotros pensamos merecemos, para poder desde allí luchar por más Equidad, y más Justicia. Nicaragua ha apo-yado a través de los años las diferentes can-didaturas que ha propuesto la India; pero le pediría, señor Presidente, que públicamente usted también nos diera su apoyo en nuestro anhelo de ser Miembros Permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Valoramos en particular el apoyo de Nicaragua en este sentido, porque Nicaragua es un País que es conocido en el Mundo por su Autonomía, y por su Independencia. Cuando el Gobierno de Nicaragua habla, la gente les oye; y es por eso, señor Presidente, que valoraríamos en lo extremo que usted nos apoye en este anhelo, como le digo, de ser Miembros Permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Palabras de Daniel

Gracias, querido Embajador, por esta invita-ción a visitar nuevamente esa gran Nación. Para nosotros, para nuestro Pueblo sería motivo de orgullo, y de promover el intercambio, y co-nocer de los enormes avances, los grandes pa-sos que en todos los Campos... Económicos, So-ciales, Industriales, Científicos, Tecnoló-gicos, se han venido desarrollando en la India, con un índice de crecimiento realmente extra-ordinario, que usted bien lo señalaba ya... más del 8% de crecimiento anual, por algo les llaman Economía Emergente. Son un gigante que se está levantando de la miseria, de la po-breza, beneficiándose, por fin, de la enorme riqueza de su capital humano, y de sus rique-zas en Recursos Naturales.

Y comuníquele a la Presidente, al Primer Mi-nistro, y a la Compañera Sonia Gandhi, que cuentan con todo nuestro respaldo para que la India ocupe un cargo permanente en el Consejo de Seguridad. Ya es hora, ya es hora que se empiece a democratizar Naciones Unidas... ¡ya es hora! Y nosotros nos sentiríamos honrados y representados en naciones emergentes, grandes, y que tienen una credencial indiscutible en la lucha por la Paz, por la Justicia, la Sobe-ranía, por la Independencia. Y en este caso, la India, indiscutiblemente es inclaudicable en esa gran batalla. ¡Cuenten con nuestro res-paldo!

Palabras de Rosario


Recibimos a la Embajadora Extraordinaria y Plenipotenciaria de los Estados Unidos de Amé-rica, residente en Nicaragua, Phyllis Marie Powers, quien llega acompañada del Cónsul Ge-neral Robert Batchelder, y del Segundo Secre-tario de la Embajada William Kors.

Palabras de Phyllis Powers

Lo que el Presidente Obama ha dicho en su Carta a usted, señor Presidente, es que me ha designado a mí como Embajadora. Soy ciudadana de los Estados Unidos, distinguida y con mucha experiencia, y que él tiene mucha confianza en mi cargo y capacidad de representar a nuestro País en su País, y su Pueblo y Gobierno. Y tiene muchas esperanzas que se va a tener con-fianza en lo que estoy diciendo como Repre-sentante de mi País, y que usted puede tener confianza que lo que voy a decir, y voy a ha-cer como Embajadora aquí en beneficio de nues-tros dos Países.

Palabras de Daniel

Gracias. [email protected] nicaragüenses, familias ni-caragüenses, estamos recibiendo las Cartas Credenciales de Phyllis Marie Powers, Emba-jadora Extraordinaria y Plenipotenciaria de los Estados Unidos de América, ante nuestro

País. Lo acompañan el Cónsul General Robert Batchelder; y el Segundo Secretario de la Em-bajada William Kors.

Ha habido mucha expectativa por su llegada, porque, claro, corría el tiempo... Sabemos que usted ha trabajado en América Latina, en Perú, en Colombia, y la escuchamos hablando en un buen español, ¡perfecto español! Ella ha hecho un resumen de la Carta que firma el Presidente Barack Obama, y la Secretaria Hillary Clinton donde la denominan a ella Embajadora.

Le damos la bienvenida a Nicaragua, y estamos seguros que tendrá aquí toda la oportunidad de trabajar para el fortalecimiento de las rela-ciones entre nuestros Pueblos y Gobiernos. Tenemos puntos comunes, puntos que nos acer-can, puntos que nos unen; tenemos otros pun-tos donde marcamos algunas diferencias... lo  importante es que podamos ir avanzando en lo que es la Cooperación, el intercambio, las re-laciones entre los Estados Unidos de Norte-américa, y Nicaragua. Bienvenida, querida Em-bajadora. Si quiere dirigir unas palabras al Pueblo.

Palabras de Phyllis Powers

Para mí es un gran honor representar a mi País y a mi Gobierno ante el Pueblo y Gobierno de Nicaragua. Siempre queremos ser amigos y so-cios de toda la Región, y ojalá que durante mi tiempo acá podamos avanzar en nuestras rela-ciones, y hacer Programas por el beneficio de todos, y para la Paz de esta Región, como so-cios y vecinos. Por eso voy a trabajar duro en Nicaragua, como he hecho en mis otros puestos al servicio de mi País. Gracias.

Palabras de Daniel

La Embajadora viene de una carrera muy Huma-nista, muy noble... Tecnóloga Médica, y laboró así en los Estados Unidos, estuvo laborando un tiempo antes de pasar a estas actividades en el campo internacional, Y luego tiene una bue-na experiencia en esta lucha que hoy estamos librando contra el narcotráfico, el crimen or-ganizado, donde lógicamente el componente so-cial es muy importante; el combate a la po-breza, es muy importante; la erradicación de la pobreza es muy importante, para poder com-batir y seguir combatiendo como lo venimos haciendo, en este caso en una estrecha Coope-ración con los Estados Unidos. Tenemos una buena coordinación, y cooperación en el campo del combate al narcotráfico y el crimen orga-nizado.

Nuestras Instituciones, la Policía, el Ejér-cito están trabajando de lleno en ello. Y sa-bemos que esta es una batalla en la que en la Región no podemos detenernos... hay que conti-nuar, hay que profundizar esta batalla, porque es una batalla que le tenemos que ir ganando al narcotráfico, ya que el narcotráfico, el crimen organizado, afecta Mesoamérica, afecta toda esta Zona. Y de ahí la transcendencia de seguir trabajando unidos en esa dirección, y en todo lo que tiene que ver, no solamente en el aspecto estrictamente de persecución a los criminales, sino que también la atención de la población, para que los criminales no tengan base dónde asentarse. Sabemos que usted tiene una gran experiencia en la materia, y por lo tanto, seguro que va a contribuir en mucho también en este campo.

Bueno... ¡y aquí está en Nicaragua! Aquí podrá conversar con quién usted quiera. Aquí existe la más amplia libertad de expresión, podrá ver los Medios de Comunicación todos los días; podrá hablar con los Medios de Comunicación que usted desee; podrá conversar con las per-sonas que usted desee, con los Representantes de las diferentes fuerzas políticas, fuerzas sociales, grupos económicos. O sea, aquí ten-drá usted la oportunidad de comunicarse con el Pueblo nicaragüense, y que esto nos permita acercarnos al Pueblo norteamericano, al Pueblo de Nicaragua; al Gobierno norteamericano, y al Gobierno de Nicaragua. Así es que, bienvenida querida Embajadora.

Palabras de Rosario

Vamos a recibir al hermano Embajador Extra-ordinario y Plenipotenciario de Burkina Faso, Concurrente con Nicaragua, el Hermano, Compa-ñero Daniel Ouedraogo.

Palabras de Daniel Ouedraogo
Embajador de Burkina Faso


“Su Excelencia el señor Blaise Compaore, Pre-sidente de Burkina Faso, Presidente del Con-sejo de Ministros, a Su Excelencia señor Da-niel Ortega, Presidente de la República de Nicaragua.

Excelencia, deseo mantener y estrechar las re-laciones cordiales de Amistad y de Coope-ración que existen entre Faso y la República de Nicaragua. He decidido acreditar ante Vues-tra Excelencia, en calidad de Embajador Extra-ordinario y Plenipotenciario de la República de Faso, a Su Excelencia señor Daniel Ouedraogo.

Las cualidades y los méritos que lo distin-guen, son garantes para mí de la labor que deberá cumplir con la Alta Misión que le es confiada, a fin de obtener la confianza de Vuestra Excelencia, y merecer así mi apro-bación. Es con esta convicción que le ruego, Excelencia, acogerlo con vuestra acostumbrada benevolencia, y de dar fe y credibilidad com-pleta a todo lo que él dirá en nombre mío, y en nombre de Burkina Faso, y sobre todo, cuan-do le exprese, Excelencia, la seguridad de mi alta estima, y de mi constante amistad. Uaga-dugú, 13 de Febrero del 2008. Firma, Blaise Compaore.”

Palabras de Daniel

Querido Embajador... somos tocayos, Daniel Ouedraogo, quien está siendo acreditado, como él ya lo ha manifestado al leer las Cartas Credenciales, por el Presidente de la Hermana República de Burkina Faso, que a la vez es el Presidente del Consejo de Ministro, Blaise Compaore.

Nosotros, nos sentimos muy contentos de estar estrechando estas relaciones con un Pueblo, una Nación con la que abrimos relaciones allá por el año 1983, recién el Triunfo de la Re-volución aquí en Nicaragua, en el 79; a los pocos años abrimos relaciones. Y tuvimos la oportunidad, el honor de visitar su Tierra, a su Pueblo, y a un gran luchador de su Tierra, de su Pueblo, y Tomás Sankara.

Somos hermanos en los mismos objetivos histó-ricos, de Independencia, de Autodeterminación, de Soberanía... ¡en todos los campos! No so-lamente en el Campo Político, sino que en el Campo Económico, en el Campo Social, para que realmente la Soberanía sea plena, la Autode-terminación sea Plena, la Democracia sea Plena.

Sabemos las luchas que ustedes han librado, y continúan librando, para combatir la pobreza, erradicar la pobreza, y por la Unidad de los Pueblos Africanos. Y nosotros hemos tenido siempre en nuestro corazón al Pueblo de Bur-kina Faso, y nos sentimos, como lo expresaba, muy contento de recibirlo como Embajador de ese querido Pueblo, y con la disposición de fortalecer las relaciones en todos los campos.

De tal manera que aquellos lazos que se abrie-ron en los años de 1979, 1980 en adelante, y que nos han hecho compartir Ideales, Banderas, en el Movimiento de Países No Alineados... que todos estos compromisos entonces adquiridos, hoy los renovamos de acuerdo a las nuevas cir-cunstancias que vive el Planeta, y en donde indiscutiblemente hay temas que ocupan el pri-mer lugar en la Agenda. Porque luchar contra la pobreza, luchar por la Humanidad, luchar por las familias, pasa en estos tiempos por derrotar la destrucción del Planeta, en el Campo Medio Ambiental.

Y sabemos cómo el Continente Africano, grandes Regiones del Continente Africano, han venido siendo prácticamente arrasadas, víctimas de la depredación, víctimas de los desastres, pro-vocados por la ambición sin límites de un Modelo Económico que sacrifica a los Pueblos, en función del enriquecimiento de una minoría.

Hoy estamos juntos en esta nueva batalla, que-rido Hermano, querido Compañero. Comuníqueselo así a su Presidente, comuníqueselo así al Her-mano Pueblo de Burkina Faso. Y que aquí esta-mos [email protected] nicaragüenses siempre [email protected] con ustedes, y librando esta nueva batalla. Bienvenido a Nicaragua.

Palabras de Rosario

Vamos a recibir al Embajador Extraordinario y Plenipotenciario del Reino de Noruega, Con-currente con Nicaragua, hermano Lars Ole Vaagen; le acompaña Miriam Patricia Delgado Montalván, Cónsul General de Noruega en Nicaragua, y la hermana Ingunn Andersen, Asesora de la Emba-jada en Nicaragua.

Palabras de Lars Ole Vaagen

Tengo mis Cartas Credenciales escritas en in-glés originalmente; aquí hay una traducción en español. “Querido y buen amigo, deseando man-tener y fortalecer las amistosas relaciones que felizmente subsisten entre el Reino de Noruega y la República de Nicaragua, he nombrado al señor Lars Ole Vaagen, oficial de mi Orden al Mérito, como mi Embajador Extraordinario y Plenipotenciario para Vuestra Excelencia. Las cualidades que distinguen al señor Vaagen, me dan la seguridad que desempeñará las funciones de su Misión. De tal manera que merezcan la aprobación y estima de Vuestra Excelencia.

Pido, por tanto, que Vuestra Excelencia lo re-ciba con benevolencia, y le dé todo crédito a todo lo que él puede comunicar a Vuestra Exce-lencia en mi nombre, y especialmente cuando le asegure a Vuestra Excelencia acerca de la alta estima y amistad de la que soy querido y buen amigo. Su buen amigo, Harald V.

Dado en el Palacio Real, Oslo, 26 de Agosto 2011, a Su Excelencia el Presidente de la República de Nicaragua.”

Palabras de Daniel

Le damos la bienvenida a Nicaragua en esta Re-gión Centroamericana, Latinoamericana y Ca-ribeña, en Nuestramérica, como decía Martí, al Embajador Extraordinario y Plenipotenciario del Reino de Noruega, Lars Ole Vaagen. Él estará residiendo, ya está residiendo en la Hermana República de Guatemala... estamos en la misma Patria Centroamericana. Y lo acompañan, Miriam Patricia Delgado Montalván, Cónsul General en Nicaragua y, Ingunn Andersen, Asesora de la Embajada de Noruega en Nicaragua. Miriam sí es nicaragüense, la Cónsul.

El Embajador estará visitándonos de Guatemala a Nicaragua... ¿no sé si es Concurrente ante otros Países centroamericanos? En todo el SICA. Es Embajador, entonces, ante el SICA, ante los siete Países. Entonces nos estará visitando... mucho trabajo tendrá al visitar tantos Países; y aquí nos acompañará Ingunn, ella queda en Nicaragua. Así es que quedamos en buena com-pañía, Embajador.

Con Noruega nos unen lazos muy especiales, las relaciones son antiquísimas. Son relaciones que se formalizaron a inicios del Siglo XX, por los años 1906. Pero estas relaciones real-mente se fortalecieron, se desarrollaron con una gran fuerza, cuando el Pueblo nicaragüense libraba la batalla contra la tiranía somo-cista. Tuvimos una gran Solidaridad, un gran apoyo del Pueblo Noruego, una gran Solidari-dad; y una gran Cooperación del Pueblo y Go-bierno Noruego.

Brigadas de jóvenes noruegos vinieron a nues-tro País, a alfabetizar, a cortar café, a con-tribuir en la lucha que libraba el Pueblo ni-caragüense y la Juventud nicaragüense, acom-pañándonos en los momentos más duros, en los momentos más difíciles. Podemos decir, que ahí se puso a prueba lo que es ese gran sueño de los Líderes noruegos de la época, de forta-lecer las relaciones entre el Norte de-sarrollado, y el Sur, en vías de desarrollo, y se pusieron a prueba aquí en Nicaragua.

Nos sentimos contentos de esas relaciones, del nivel de relaciones que tenemos actualmente, del nivel de cooperación que se mantiene en nuestro País, atacando aquellos problemas más sensibles que tienen que ver con los temas más sentidos de la población. Y le agradecemos a Su Majestad Harald, que hoy nos honra con el nombramiento del Embajador Lars Ole Vaagen, como Embajador del Reino de Noruega ante el Pueblo y Gobierno de Nicaragua. Bienvenido, querido Embajador.