Según el ingeniero Humberto Cornejo, representante de Enacal, en ese barrio el problema de agua se agudiza cuando llega el verano.

Explicó que Enacal, en conjunto con la Alcaldía y el Poder Ciudadano del barrio, aplican el modelo de responsabilidad compartida para hacer un acople a la red de agua potable que permita mejorar significativamente el abastecimiento del vital liquido en la parte sur del barrio.

“Estamos  hablando de un poco más de 180 viviendas, hay participación ciudadana, la gente está motivada y está consciente de que juntos es que podemos resolver este problema y vamos a instalar aquí una tubería de 4 pulgadas  por una longitud mayor a los 200 metros lineales haciendo además una serie de taponeos para que el  agua no vaya por gravedad a la partes más bajas  y podamos tener el resultado esperado” detalló Cornejo.

Asimismo indicó que este mejoramiento de la red de agua potable también es un esfuerzo que ENACAL realiza en saludo a la mujer nicaragüense para que tenga restituido el derecho al agua potable.

“Acceder al agua potable  es una cuestión fundamental para la tranquilidad de la ciudadanía” indicó Cornejo y agregó que la obra tiene un costo aproximado de 100 mil córdobas.

Según Cornejo, en este momento Enacal también está concluyendo trabajos en 27 barrios de Managua, en los cuales invirtió más de 120 millones de córdobas para atender las necesidades fundamentales de los managuas.

Recordó que el año pasado se implementó  un plan contingente el cual abarcó a 44 barrios.  Comentó que al final tras evaluar el plan las autoridades corroboraron que el plan fue efectivo y sobrepaso el cumplimiento logrando atender a 70 puntos diferentes de la capital.

Población asume responsabilidad compartida

Durante el inicio de las mejoras a la red de agua potable, fue notoria la participación de la población para contribuir con el trabajo de Enacal.

José Octavio Joya, uno de los vecinos que herramientas en mano cavaba una zanja comentó que durante 20 años los pobladores del barrio sufren escases de agua durante el verano.

No obstante indicó que los pobladores tienen la confianza que con los trabajos que se realicen la situación va a mejorar en la comunidad.

“A veces tenemos que recorrer 8 cuadras con una lata de agua” comentó y reiteró que para no seguir en esa situación la población está dispuesta a colaborar con el desarrollo de su barrio.

Por su parte Marbely Espinoza Sotelo, indicó que gracias al gobierno se les está restituyendo el derecho a tener agua potable, por tal razón los pobladores han decidido apoyar a las autoridades para que el trabajo se haga más rápido.