Palabras de Rosario

Buenas noches, queridas familias nicaragüenses, Mujeres nicaragüenses, Compañeros Varones, Juventud, Adultos Mayores... 8 de Marzo, Día Inter-nacional de la Mujer, y para nosotros un día de Justicia y Reconocimiento, a Derechos de Mujer, Derechos de Persona, Familia y Comunidad. Yo insisto mucho en que, para avanzar en una Cultura Nueva, [email protected] tenemos que aprender a reconocer el Derecho Humano, en Mujeres, en Hombres. Insisto mucho en que estos avances tenemos que comprenderlos cabalmente, para dimensionarlos en lo que representan hoy, y lo que representan mañana.

Un avance como éste... la posibilidad de que las Alcaldías en Nicaragua estén gobernadas por un 50% de Mujeres, es un avance estratégico; es un avance de hoy, pero viene de lejos. Tenemos un Proceso Revolucionario que lleva décadas en Nicaragua, pasando por distintos momentos... por eso yo hablo de encrucijadas, emboscadas. Pero un Proceso Revolucionario, que viene instalando se-millas, que luego florecen. Nosotros estamos recogiendo cosechas... son semillas, en términos de Cultura, en términos de Ideología, en términos de Valores.

Para mí es muy importante, el que el hombre nicaragüense ha venido, creo yo, siento yo, vivo yo, porque lo vivo en las Reuniones de Trabajo, ha venido comprendiendo más el Derecho de la Mujer, a protagonizar en todas las expresiones de la sociedad. No digo que lo comprenda totalmente, no digo que todos los hombres lo comprendan, pero la diferencia entre hace 20 años y hoy, en relación al potencial, al reconocimiento del potencial, y a potenciar los espacios para las mujeres, es abismal.

Yo recuerdo hace unos años, ¡qué difícil que era...! por ejemplo en nuestros Secretarios Políticos, que entendieran que teníamos que reconocer el trabajo de las mujeres, pero además, reconocer su Liderazgo... ¡era muy difícil! Incluso, todavía para las Elecciones Municipales del 2008, para la Campaña, algunos Compañeros me dijeron: si vamos con mujeres, renunciamos. Entonces, nosotros les dijimos: renuncien... ¡Por supuesto que no renunciaron! Estamos hablando de apenas hace cuatro años.

Claro, los compañeros tenían la presión de sus compañeros en el territorio. No es que ellos fueran así necesariamente, sino que ellos tenían el temor de perder esas Alcaldías, si no se en-tendía que era difícil, en esa localidad, llevar Candidatas Mujeres. Pero bueno, los compañeros fueron entendiendo, pero no sólo entendiendo, fueron dándose cuenta de que era correcto, de que era justo. Y que el entusiasmo de las mujeres en todas partes, con nuestras Propuestas, con nuestros Proyectos, era un entusiasmo determinante para la calidad del Trabajo Político, para la calidad del Protagonismo Social, y también para ganar Elecciones.

Y eso nos fue transformando totalmente, el enfoque, la mentalidad, y la práctica. Por un lado, nosotros hemos desarrollado acciones afirmativas como éstas. Porque, por ejemplo, hace tres años apenas, nosotros, en el Frente Sandinista, el Comandante nos respaldó en la decisión de que se incorporaran las Secretarias Políticas Mujeres. O sea, nosotros tenemos Hombre y Mujer, como [email protected] Polí[email protected], en los Departamentos, en los Municipios, y en los Barrios, en todas partes. Y donde hay una Mujer como Secretaria Política, hay un Adjunto varón. Eso fue hace apenas tres años. Pero ese paso que dimos, transformó también completamente la relación política; y luego, el enfoque y la práctica en el Municipio, en el Departamento, partiendo del respeto y el reconocimiento al trabajo de las Mujeres, y al Derecho de las Mujeres a ser Líderes.

Y bueno, fuimos a una Elección Nacional, y llevamos mayoría de Mujeres en nuestras listas, y cambiamos la correlación de fuerzas a favor de la Equidad en la Asamblea Nacional, de la Justicia y la Equidad, con Mujeres en gran número. Y ahora vamos a una Elección Municipal... y damos otro paso hacia adelante. Lo importante es que el número de varones, que en nuestro país vaya comprendiendo y respaldando todas estas acciones afirmativas, vaya creciendo. Yo también he insistido mucho con los compañeros... Asambleas de Hombres y Mujeres, porque ese trabajo de Crecimiento Espiritual, Cultural, lo tenemos que hacer [email protected] [email protected] acompañ[email protected], [email protected] [email protected], [email protected] educándonos, [email protected] aprendiendo.

Habrá sus resistencias... ¡Por supuesto que habrá sus resistencias! Pero cada vez, yo percibo, yo siento que, por lo menos en nuestro entorno, políticamente hablando, en términos de los Gabinetes del Poder Ciudadano, en términos de la realidad del Partido Frente Sandinista, nosotros hemos venido, gracias a Dios, avanzando, y con tranquilidad. Porque la realidad va persuadiendo de lo correcto de cada una de estas acciones, de cada una de estas medidas. Y la gente... nuestra gente es sabia, es inteligente, cuando ve que algo es correcto, porque la realidad te está marcando que es correcto, entonces, inmediatamente lo toma, lo hace suyo, se apropia ¡y vamos adelante!

Tenemos que trabajar todavía mucho más, y tenemos que fortalecer ese sentido de Complementariedad entre [email protected] No estamos diciendo que no haya problemas; yo creo que problemas siempre va a haber, siempre hay rezagos. Pero también les he dicho a los compañeros en nuestras Reuniones de Trabajo... nosotros no vamos a combatir esos rezagos, ¡vamos a atender esos rezagos! No vamos a introducir en esto, elementos de lucha, entendiendo la lucha como conflicto; entendiendo la lucha como una contradicción que se puede volver hasta visceral, y que nos puede, más bien, introducir lo que podríamos llamar “pequeñas guerras,” en los espacios, en los territorios... ¡no! Hay que atender los rezagos, y explicar. Y cuando se explica, se comprende; cuando se ve también en la práctica, lo justo que es, y lo correcto que es, también se comprende, y la gente se apropia.

Así es que hoy estamos celebrándonos. Yo por eso insisto que nos estamos celebrando las Mujeres, y nos estamos celebrando los Hombres que han acuerpado con Sabiduría, Generosidad, estas Acciones de Justicia. Porque es necesario que estas Acciones de Justicia se desarrollen con Tranquilidad, en Armonía... la Armonía es tan importante para [email protected] ¡Que no peleemos! Que más bien comprendamos y avancemos.

Y además, también lo estamos diciendo insistentemente... riqueza de Mujer, en términos interiores, en términos de aporte; riqueza de Hombre, riqueza de Familia, es lo que va a sacar adelante, Dios Mediante, a Nicaragua; con mucho Trabajo, mucha Dedicación, mucho Espíritu, mucha Inspiración, muchos Valores, pero sobre todo, con el respeto que nos debemos, Hombres, Mujeres, Jóvenes, Familias, Comunidades, avanzando hacia esa Nicaragua Mejor que [email protected] queremos, y que [email protected] soñamos. Muchas gracias.