"Rociad, cielos de arriba,
y las nubes destilen la Justicia;
ábrase la Tierra, y prodúzcanse
la Salvación y la Justicia;
háganse brotar juntamente.
Yo, Jehová, lo he creado.”

Isaías 45:8

Marzo en Nicaragua es el verano, el viento, la luz intensa de este sol tropical que brilla eterna en la poesía de Darío, y hace vibrar los corazones de este Pueblo en su cotidiano caminar y en las luchas y afanes de la Vida, que [email protected] queremos más ancha en capacidad y posibilidad, para el Despertar y el Desarrollo de nuestras Energías creadoras.

Esta Tierra, estos espejos de agua, estos veranos incandescentes y estos inviernos que fecundan la Tierra... estos corazones valientes de Mujer, de Hombre, de Juventudes, de Edades atesoradas; este músculo activo, esta sangre agitada, pulsante, estos cuerpos, estas mentes, estas almas que nos hacen lo que somos: hace-dores de Cultura, de Trabajo, de Paz, pero sobre todo de Amor a Dios, a la Vida, y a [email protected]: cada uno, más cada otro...

Nosotros en mayúscula y en la Gran Dimensión de una Conciencia personal y colectiva de Ser Humano y de Pueblo, [email protected] [email protected] en la Enseñanza, en el Aprendizaje, pero sobre todo en la búsqueda de Sabiduría, quiero decir, Compromisos, que entienden, interiorizan, asumen la Vida, en el sentido más amplio y profundo de Humanidad.

Cada Marzo nos pensamos Mujeres.   Cada día nos sabemos Mujeres. Cada hora, cada minuto de nuestra existencia, nos sabemos, nos tocamos, nos reconocemos Mujeres, con tantos Dones y tantas Bendiciones. Cada paso en este Tránsito que procuramos Visionario y Misionero, és un impulso más hacia adelante, hacia la Esperanza, hacia el Porvenir. Desde el Presente donde ya se re-emprendieron los Caminos de Libertad, Equidad, Igualdad, Fraternidad, hacia los Nuevos y Mejores Tiempos, donde el Cristianismo, el Socialismo y la Solidaridad están transformándonos, y transformando nuestra concepción de la Política, la Economía, lo Social, y sobre todo, la Cultura.

Mujeres encaminadas, Mujeres en conocimiento y apropiación de los Poderes esenciales.  Mujeres en uso de razón y corazón.  Para Vivir, en mayúscula.   Para Protagonizar.  Para producir más resultados.  Porque estamos produciendo resultados.   Venimos de largas, incontables, innumerables jornadas. Históricas jornadas de Trabajo y reclamo.   De Trabajo y exigencia.  De Fuerzas dispuestas totalmente al servicio de la causa trascendente de los Derechos, en tanto que Humanidad, en tanto que Equidad ante la Constitución, ante las Leyes, ante el Estado, ante la Persona, la Pareja, la Familia y la Comunidad.  

Venimos de caminos intrincados, y podemos hablar de resultados, desde esos caminos llenos de encrucijadas, de emboscadas, de asaltos al Horizonte, al Cielo, al Porvenir.  Venimos de tanta Historia, tanta Gloria, tantos Honores, tantos Méritos, que hoy con los ojos y el corazón abiertos, podemos redescubrir, explorar, transitar.  Y sobre todo, identificar como nuestros. Como Logros, Honores y Glorias, de Mujeres y Hombres.  Porque ahí estuvimos, y aquí estamos cargando sobre nuestros hombros, nuestras inteligencias, y nuestras emocionalidades, la responsabilidad de avanzar, desde nosotras hacia nosotros; desde todas las que hemos sido, hasta todas las que hoy somos, y hasta todas, [email protected], [email protected] que seremos, Dios  Mediante, en este Camino Revolucionario de Amor profundo, verdadero, liberador y cargado de Poder.

Hoy somos Nicaragua Unida; Nicaragua Cristiana, Socialista y Solidaria, que pide a Dios Bendición para seguir adelante, de Victoria en Victoria. Victorias para Mujeres, Victorias para Hombres, para Juventudes, para Adultos Mayores, para la Familia, para la Persona Mujer, Persona Hombre, Persona Joven, Persona Grande... Persona, Familia y Comunidad.

Hemos aprendido que los Derechos son para [email protected] Blancos, negros, afrodescendientes, mestizos, pueblos originarios... católicos, evangélicos, cristianos... creyentes, devotos, religiosas, religiosos, no practicantes... rojinegros, rojos, verdes, polícromos...

Hemos aprendido que [email protected] alcanzamos en el azuliblanco de la Patria, y más aún en el ancho y desafiante Paisaje de la Patria Grande Latinoamericana y Caribeña, donde el sol cada día se alza con más fortaleza, desde las certezas de Mujeres, Hombres, de las Familias, de estas latitudes; Desde nuestro interior convencimiento de ser habitantes de un Continente privilegiado, donde la Lucha es el Más Alto de los Cantos, y los Triunfos van forjándose en todos los metales, en todos los minerales; en el verde de nuestros bosques, en el cristal líquido de nuestras aguas, de nuestro aire; en tanta Riqueza Natural que queremos para nuestros Pueblos y que estamos dispuestos a compartir, con Justicia, con la Comunidad Planetaria de la que somos parte, en una relación de respeto, que merecemos, y en una actitud de resguardo de tanto Patrimonio nuestro, y de la Humanidad.

El Modelo pecaminoso del Capitalismo Global, o la dictadura, o el Imperio, se ha denunciado siempre; y se denuncia hoy en tantas partes, como el Modelo que, evidentemente, alienta y promueve exclusión, discriminación, guerras, pero sobre todo, como ese Modelo pecaminoso que condena a la Humanidad al fracaso cultural, al desastre natural, económico y por supuesto, a la muerte, es decir, al fracaso de la Vida...

Ese Sistema, ese Modelo arbitrario, de un Mundo para enriquecer minorías, no tiene derecho a continuar dilapidando nuestros Patrimonios, o a continuar utilizando nuestras Riquezas para promover más destrucción, más anulación de Soberanías, más aniquilación de Pueblos y Gobiernos, más muerte por injusticia, más guerras, o más exterminio por hambre y miseria !

Estamos en Nuestramérica. Vivimos en Nuestramérica.  Tenemos el orgullo de ser Nuestroamericanos, centroamericanos; [email protected], nicaragüenses por Gracia de Dios.   Tenemos el orgullo de estar reconociendo la experiencia de Vida, la información y la cultura acumuladas, arpilladas como volúmenes inagotables de cono-cimiento, y como Leyenda e Historia vivas, en elaboración y construcción personal y colectiva. De cada uno, según sus posibilidades y capacidades, según sus circunstancias...  A cada uno según sus realidades, según sus circunstancias.

En ese legado vital y en movimiento, vemos a Dios en nuestra Nicaragua Libre, obrando Prodigios. “Justicia y Salvación juntamente”... Sentimos los Milagros en nuestra piel.  Vibramos desde los Milagros que activan nuestros corazones, potentes en el compromiso indispensable, del Amor, la Comprensión, la creciente capacidad de Convivencia, la Conciliación, la Unidad, la Unión, desde esa infinita diversidad que somos cada [email protected], y [email protected]

Ese aprendizaje y esa conclusión cambiante, como la Vida, no es gratuita.  Ese aprendizaje, esa experiencia, esa conclusión en crecimiento, en transformación, en elaboración, no es una erupción volcánica;   no es un hecho insospechado; no es un fruto madurado químicamente.   Ese aprendizaje, esa experiencia, ese sentido de responsabilidad compartida entre [email protected], con [email protected], para [email protected] y Por el Bien de [email protected], es el resultado de una Revolución, genuina y profunda. Es Cosecha de una larguísima temporada de eventos revolucionarios, incomprendidos muchas veces, con aciertos y desaciertos, como todo en la vida, pero es el primer hervor, cultural, sociológicamente hablando, de una Resolución Revolucionaria.

Estamos hablando de la decisión de revolucionarnos desde dentro; de transformarnos desde dentro; de crearnos dentro, [email protected] y [email protected], una Conciencia de Libertad, Dignidad, Fraternidad, en aplicación para cada momento de nuestras vidas, desde un alma personal y colectiva que ha vivido, que confiesa que ha vivido, como decía Neruda, y que aprovecha esa riqueza vital, testimonial, vivencial, para crear más riqueza.  

Culturalmente, políticamente, socialmente, somos ricos. Geográficamente somos ricos, y de ahí la codicia de los Imperios con nuestra pequeña y Gran Nicaragua.   Naturalmente somos ricos, en Fertilidad, en Luz, en Color, en Calor y también en sombras, como todo en la vida.  Y humanamente nos estamos volviendo cada vez Más Productivos.

Porque somos Productivos cuando trabajamos y nos respaldamos [email protected] a [email protected], para trabajar Más y Mejor;  somos ricos cuando nos identificamos, nos acercamos, nos asociamos, nos emparejamos, nos hermanamos, nos comunicamos, cuando nos entendemos, y cuando decidimos ser Poderosos desde Propuestas incluyentes; desde Proyectos Innovadores; desde Programas Justos; desde Razonamientos Equilibrados; desde la Promoción de Alianzas Complementarias; desde la Comprensión y la aplicación de un Sentido filosófico de Comunidad, de intereses, de razones, y de implicaciones prácticas; porque somos un solo Sistema, en tanto que Pueblo que se afana por romper con la injusticia, con la pobreza, con el analfabetismo, con la insalubridad, con las carencias...

Somos un solo cuerpo en tanto Pueblo que quiere prosperar, que quiere vivir tranquilo, que quiere Seguridad, que quiere conocer la Alegría profunda del Bienestar; que quiere luchar con optimismo, en la Confianza de que sus luchas verán nuevos resultados... un Pueblo, un Cuerpo, un Sistema formado de muchos Pueblos, Cuerpos y Sistemas, que aspiran a encontrarse alrededor del Bien Común.  Y el Bien Común somos [email protected], en nuestra disposición y nuestros acuerdos para viajar, y para llegar al destino; a múltiples destinos. A una Armonía Melodiosa de Destinos!

Nuestro primer destino, es salir de la pobreza. Nuestra tarea humana y complementaria, hoy, es luchar contra esa pobreza.  Mujeres, Hombres, Empresarios, Productores, Campesinos, Arte-sanos, Trabajadores, Comerciantes, Emprende-dores, Educadores, Juventud, Niñ@s, Estudiantes... Nuestra tarea de todos los días, es continuar ese Diseño, ese Gran Diseño de Aspiraciones y Metas Comunes, de Hojas de Ruta, que desde nuestros espacios propios, representen acelerar la llegada a las distintas estaciones donde Nicaragua Unida puede seguirse declarando Exitosa, Única y Original, en su capacidad para hacer, con poco, lo Más Posible, lo Mejor Posible... “la mayor suma de Felicidad y Prosperidad posibles”...

Nicaragua Unida en el Espíritu formidable de nuestra gente; en nuestra Laboriosidad, pero sobre todo en nuestra Generosidad y Solidaridad, que nos compromete a ver como Metas de [email protected], la Justicia, y los Derechos esenciales restituidos, a [email protected] A Mujeres y Hombres !

En Marzo, Mes del viento, de la floración, de los pájaros que abundan en vuelos y colores, de los nidos cargados, de los colibríes omnipresentes, de la obsesión de obsidiana, con sus alas en viaje permanente... de los sueños en ebullición, del calor, del color; de los olores, las fragancias, de todo lo que desplegamos incendiando el Horizonte interior, y el paisaje que nos maravilla... Marzo, Mes de celajes, Mes de Cuaresmas, Mes de corozos y esplendores en violeta intenso; Mes de ritos, rituales, procesiones y pregones...  Marzo, Mes de Pasión, y este año, días de preparación para el Renacimiento, para la Resurrección, para volver a ver a Cristo redimiéndonos...

En Marzo celebramos días de Derechos, días para comprobar que avanzamos en Derechos... en Marzo nos celebramos las Mujeres, pero no podemos celebrarnos solas, porque somos Mujeres y Hombres sobre el Mundo, en el Mundo, y para cambiar el Mundo...! Para celebrarnos con pro-piedad, debemos reconocernos en Justicia y Complementariedad.  [email protected]  Reconocer lo que valemos y lo que somos; Mujeres y Hombres.   Reconocernos en ejercicio de nuestra valía, y de nuestros Derechos. Mujeres y Hombres.  

Reconocernos en la decisión de vernos en res-peto y en la revelación que a [email protected] nos anima el Espíritu: Dios en nosotros... Justicia y Salvación brotando juntamente... !

Reconocernos en el apareamiento para procrear al nuevo Ser que somos [email protected] en el mundo, desde dentro de nosotros mismos. Reconocer que tenemos todos los sentidos, todas las intuiciones, todas las iluminaciones. Que tenemos Luz Divina para ver, oír, tocar, degustar, aspirar, oler, para sentir, para inspirarnos, y para reconocer desde nuestra condición de Seres Humanos que, sensibles, sensitivos e inmensos, intuimos y somos el infinito potencial del otro Ser Humano. Las Mujeres, de los Hombres; los Hombres, de las Mujeres. Y en definitiva, Luz Divina que nos lleva a saber que [email protected], somos invencibles.

Hoy, 8 de Marzo nos reunimos para celebrar a Dios en las Victorias de las Mujeres nicaragüenses, de los Hombres nicaragüenses, de las Familias nicaragüenses. Y nos reunimos en un Acto de rogativa, para que Dios y la Virgen, continúen iluminando nuestros Espíritus, de manera que sigamos reconociendo a Cristo en el prójimo, en el Otro Ser;  que sigamos reconociendo con tranquilidad los Derechos; promoviendo y practicando más derechos;  todos los derechos; para que sigamos desplazando el egoísmo, la insolidaridad;  que sigamos desterrando el odio, y generando más y más Poder a través del Amor, de la Inteligencia, de la privilegiada y sublime condición de Conciencia Serena, Intuitiva, Reflexiva y Práctica, con nuestros corazones abiertos, y en floración contínua.

Seremos como la Primavera, o no seremos. Seremos Dones en Abundancia y en siembra, cultivo, y cosecha, o no seremos.  Seremos iniciadores y discípulos. Seremos evolución permanente. Seremos lo que debemos ser: Revolucionarios en la casa, en la pareja, en la familia, en la comunidad. Queremos Nicaragua Bendita y Siempre Libre.  Nicaragua Evolucionaria. Revolucionaria.  Dios nos conoce a cada uno;  Él sabrá iluminar cada vez más esa condición humana interior, y disponerla a la Plenitud.

Nosotros, día a día, nos encomendamos al Espíritu Colectivo, al Gran Espíritu de este Pueblo de Dios, de tantas Mujeres y Hombres que, con humildad y entereza, reconocemos Sus Designios, Su Voluntad, y sabemos que esa Voluntad es de Amor, Paz y Vida. Que para habitarla, nos toca, Crecimiento y Maravilla, pues!

Rosario Murillo

8 de Marzo 2012