Felicidades Tania, felicidades a todas las Mujeres nicaragüenses, en este día que, debe ser todos los días... todos los días para saludarnos, para honrarnos, para felicitarnos, para tomar conciencia de nuestros avances, para saber de dónde venimos, dónde estamos, y hacia dónde vamos.

Hace unos días, en reunión con [email protected] [email protected] del Poder Ciudadano, nosotros comentábamos, queridas familias nicaragüenses, que lo que hoy vivimos es el resultado de largos años de siembra, de cultivo. Y hoy cosechamos lo que hemos venido sembrando y cultivando, sobre todo con Amor.

Por eso, queridas familias nicaragüenses, hoy es un día más, para felicitar ese Espíritu Armonioso, de Concordia, de Entendimiento, de Justicia, que reina en Nicaragua. Esa Alegría, fruto de la Tranquilidad, fruto de la Complementariedad. Porque ese ha sido el trabajo, la instalación de una Propuesta que nos convoca a [email protected] al Bien Común, que fortalece los Derechos de [email protected] Fortalece Derechos de Mujeres, Persona-Mujer, Persona-Hombre, Persona-Joven, Persona-Campesina, Persona-Trabajadora, Persona todavía desempleada, Emprendedores de todos los tamaños; Productores de todos los tamaños; Artesanos, Periodistas, Escritores, Artistas... ¡en fin! Trabajadores por Cuenta Propia, que somos la mayoría en Nicaragua. En fin, fortaleciendo los Derechos de [email protected], nos vamos liberando, pero sobre todo, vamos reencontrándonos con esa Esencia Espiritual profunda de los Cristianos... la Práctica del Amor al Prójimo como a nosotros mismos.

Y aquí encuentro, en mi lectura cotidiana de la Biblia, en Isaías 45, y éste es 8... “Rociad Cielos de arriba, y las nubes destilen la Justicia; ábrase la Tierra, y prodúzcanse la Salvación y la Justicia; háganse brotar junta-mente. Yo, Jehová, lo he creado.” ¡Qué Palabras más hermosas para este día...! Salvación y Justicia... “Ábrase la Tierra, que los Cielos de arriba y las nubes destilen la Justicia, y que se produzca la Salvación y la Justicia, juntamente.” Creo yo que esa es la Ruta que hemos re-emprendido en Nicaragua, cuando hemos hablado de reencontrarnos con nosotros mismos, alrededor de Valores, y alrededor, sobre todo, del Cristianismo, Socialismo y Solidaridad, que es lo que tratamos de practicar, desde el Amor.

Yo felicito de todo corazón, a las Mujeres y a los Hombres, con los que vivimos, con los que nos acompañamos en la Vida, y con los que nos educamos. Porque nos educamos [email protected], aprendemos [email protected], a vernos como Seres con Derechos, con Capacidades, con Inteligencia, con Sensibilidades. Y la suma de todos nuestros Dones, los Dones del Espíritu Santo, los Dones de Dios sobre nosotros, en nosotros... ¡Dios en nosotros! La suma de esos Dones, nos hace Potentes. ¡Podemos hacer portentos en Nombre de Dios! Yo creo que eso es lo que se está obrando en Nicaragua... Milagros, Prodigios, Portentos, desde la Comprensión, el Entendimiento, la Razón y el Corazón. Eso es lo que tenemos nosotros puesto... empeñados en ir de Victoria en Vic-toria, desde la Razón, el Corazón, la Emoción, pero sobre todo, el Respeto.

Así que, muchísimas felicidades, Mujeres, Familias, [email protected], Varones acompañantes, Mujeres sin pareja, Estudiantes, Juventud, Mujeres y Hombres, Niñ@s; porque reconocer los Derechos de las Mujeres, es reconocer una Cultura distinta, habitar una Cultura distinta, y estar habitando ya una Nicaragua Mejor, y preparándonos para una Nicaragua ¡muchísimo Mejor!

Felicito a la Asamblea Nacional... pero dejénme decirlo, ¡tengo que decirlo...! Que debemos felicitar al Frente Sandinista de Liberación Nacional; al Presidente, Coordinador de este Gobierno Sandinista, que tuvo la Visión, la capacidad de interpretación del sentimiento de Mujeres y Hombres en Nicaragua, para promover esa Iniciativa de Ley, que nos hace avanzar un paso... Un paso, decimos, hacia esa Justicia, Equidad y Complementariedad que queremos. Una Sesión muy, muy positiva, donde nos unimos [email protected], y eso es lo que andamos buscando en nuestra Nicaragua... ¡trabajar [email protected]!

Fíjense cómo, cuando nos unimos todas las Fuerzas Políticas; cuando nos unimos todos los signos, para producir una Resolución, o para producir, como ésta, la aprobación de una Ley, se agilizan los procesos y se producen resultados. Por eso nosotros hablamos tanto de la Unidad en Nicaragua, Unidad de [email protected], por el Bien de [email protected] Hoy, en la Asamblea Nacional, se hizo realidad ese Lema alrededor del cual estamos trabajando, Con [email protected] y por el Bien de [email protected] los 90 asistentes a la Asamblea Nacional, ¡ni uno se quedó en su casa! como me dijo el Compañero Edwin Castro hace unos minutos... aprobaron, votaron por unanimidad, esta Iniciativa de Justicia para las Mujeres, esta Iniciativa de Complementariedad, esta Iniciativa que no hace sino formalizar los Derechos que, con nuestro trabajo, nos hemos venido, nosotras, ganando.

Son Derechos, pero sobre todo, ¡sobre todo! es reconocer que ahí hay un potencial de trabajo infinito. Que no puede seguir siendo formal-mente, formalmente, digo, legalmente excluido, o discriminado. Porque en la práctica, [email protected] hemos venido avanzando... hemos venido avanzando en promover esa legitimidad de los espacios de Mujer, espacios de decisión en el Gobierno, en el Estado, en todos los Instrumentos de Poder a nuestro alcance. Porque reconocemos que las sociedades deben moverse con la Energía Complementaria, y Complementada de Hombres y Mujeres; y desde la Familia, que es también la propuesta que nosotros trabajamos:  Consolidar los Valores de Familia, para ser una Sociedad mucho más armoniosa, cultivada en esos Valores. Y defender, desde esos Valores también, nuestra Identidad y nuestra Cultura, que es mucho Más Justa, de Más Convivencia, y de Más Acompañamiento. [email protected] somos [email protected], porque venimos de esa Cultura de Familia y Comunidad, que queremos preservar, y que queremos potenciar y desarrollar, como un atributo, una cualidad de nuestros Pueblos.

Muchas felicidades nuevamente a todas. Y continuemos desarrollando el compromiso... el com-promiso de fortalecernos cada día, desde nuestros espacios protagónicos. Donde quiera que estemos, estamos protagonizando un Proceso de Transformación, Cultural, Social, Económico, Político; y la Energía Creativa, Inteligente, Sensible, y Emprendedora, de las Mujeres nicaragüenses, sumada a esa Energía de Hombres nicaragüenses... ambos, Mujeres y Hombres, laboriosos, dedicados, entregados; de sol a sol, de luz a luz, trabajamos, para crear más riqueza, y compartirla.  Más Bienestar, y compartirlo. Para seguir viendo los resultados de este Pro-ceso Evolucionario que vivimos, gracias a Dios, todas las Familias nicaragüenses.

Esta tarde, desde las 5, estaremos transmitiendo en vivo, por el Canal 6 de Televisión, Nicaragüense por Gracia de Dios, el Acto de Celebración, de Reconocimiento a las Mujeres nicaragüenses, y al mismo tiempo, de garantía de este Proceso de Complementariedad, que debe llevarnos por Sendas de Más Prosperidad, Más Progreso, Más Tranquilidad, pero sobre todo, Más Valores, en Nicaragua, Bendita y Siempre Libre.

Nuestro Cariño, el Cariño del Comandante Daniel, para todas las Mujeres nicaragüenses, para todas las Familias nicaragüenses, para todos los Compañeros Varones. Y el saludo, hasta muy pronto que nos veamos por la tarde, desde la Plaza de la Revolución.

Quiero, antes de cerrar, enviarle el abrazo fuerte, de todo nuestro Pueblo, de los Gabinetes del Poder Ciudadano, de las Mujeres, de la Juventud, de las Comunidades Cristianas, que han estado siempre presentes en las luchas por la Justicia Social en nuestra Nicaragua, al querido Padre Antonio Castro, quien se encuentra un poco quebrantado de salud, desde el día martes por la tarde; y ya está mejor, gracias a Dios.  La familia me autorizó a contar que está mejor, contar que está siendo acompañado por todo el Amor de su feligresía, por el Amor del Pueblo Sandinista, que siempre ha encontrado en él, Consuelo, Luz, Acompañamiento.

Con nosotros, como Familia, acompañó a doña Lidia, la Madre del Comandante, en todas sus batallas; y luego, en los últimos años de su vida, hasta que se encontró con el Señor, el Día 3 de Mayo, Día de la Cruz. Nosotros tenemos una relación cercanísima con el Padre, pero un reconocimiento profundo, por lo que ha significado su Ejemplo, su Maestría de Humildad, de Vida, en la Comunidad que él preside, Comunidad Religiosa en Larreynaga... Lo conozco al Padre desde los años 70, en las batallas por la Justicia, en las calles de nuestra Nicaragua; ahí en la Iglesia Larreynaga, como Párroco desde entonces, en la Iglesia de La Merced.

Nuestro abrazo, y la seguridad de que Dios nos va a hacer el Milagro de conservarlo muchos años más. Y creo que el Amor de todo ese Pueblo que lo quiere, lo ha fortalecido, porque la mejoría, la convalecencia es rápida, según explican los Médicos y los familiares que están cerca de él; y se encuentra el Padre, contento, de sentir el Cariño de todos nosotros.

Entonces, compañ[email protected], muchísimas gracias, hasta la tarde. Y otra vez, felicitémonos [email protected], Hombres, Mujeres; y felicitémonos Mujeres, por estas Rutas de Porvenir que estamos construyendo. Gracias.