"Estoy feliz, maravillado de ver cómo avanza la Gran Misión Vivienda Venezuela, yo estoy muy feliz, recuperándome aceleradamente", expresó desde la Habana, donde fue intervenido quirúrgicamente para extraerle una lesión en la misma zona donde le extrajeron un tumor cancerígeno en junio del año pasado.

Durante un contacto telefónico con el coordinador del Órgano Superior de Vivienda y Hábitat y ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramirez, el jefe de Estado destacó también la instalación ayer de los nuevos oleoductos en la Faja Petrolífera del Orinoco.

Aclaró que esos oleoductos facilitarán cumplir la meta prevista de lograr elevar la producción de crudo a tres millones 500 mil barriles diarios para este año, a fin de constribuir con la revolución energética y el programa social habitacional.

Dijo que desde el martes pasado anda "caminando y recorriendo los pasillos como un viejo soldado" y cumpliendo con una buena dieta.

"Estamos en la batalla y más pronto que tarde estaré con ustedes físicamente también", anunció el mandatario en sus palabras trasmitidas en un acto de entrega de más de mil viviendas en el estado Zulia.

También comentó sobre su constante intercambio con integrantes de su gabinete para conocer como avanzan las misiones y proyectos gubernamentales en este país