La senadora demócrata Barbara Boxer destacó que Kerry, quien esta ahora presidía esta comisión, deberá pasar también por la aprobación del pleno del Senado, cuya votación se espera en horas de la tarde de este martes.

Tras la reunión en la que logró el apoyo de demócratas y republicanos, el senador por Massachusetts (noreste) manifestó sentirse “muy gratificado. Han sido maravillosos, han sido realmente extraordinarios”.

Durante una audiencia ofrecida ante el panel de la Cámara Alta, John Kerry dijo que demostrará que la política exterior de Estados Unidos es también “económica, no sólo se define por aviones no tripulados y despliegues de tropas”.

El pasado 21 de diciembre el presidente de la nación norteamericana presentó a Kerry como candidato para ocupar la jefatura de la diplomacia y aseguró que “no necesita ser entrenado mucho para su puesto”. Al mismo tiempo, destacó que “se ganó el respeto y la confianza de sus colegas en el Senado”.

La nominación de John Kerry se produce luego que Hillary Clinton anunciara sus intenciones de renunciar al cargo y no acompañar a Obama en el nuevo período presidencial que inició el pasado 20 de enero.

Kerry, de 69 años, ha jugado un importante papel en la carrera política de Obama, principalmente por haber sido designado para pronunciar el discurso más importante de la convención demócrata de 2004, cuando todavía era un político desconocido.

Antes de anunciarse su designación, trabajaba en la política internacional, por lo que incursionó en un viaje a Oriente Medio y al sur de Asia, además de una reunión con el presidente de Siria, Bashar Al Assad para una apertura diplomática.