Las voces de los presidentes que integran la CELAC han destacado, una vez más, la importancia de la autodeterminación de los pueblos y sus llamados a fortalecer sus alianzas de desarrollo en lo político, económico y social.

Creada en Venezuela el dos de diciembre del 2011, por la visión que tuvo el Presidente venezolano Hugo Chavez, la CELAC debe considerarse como una de las más grandes ambiciones de esta comunidad en su historia republicana, que debe redundar en beneficio de sus respectivos pueblos.

A ese respecto, en su intervención, el Presidente CONSTITUCIONAL de Nicaragua, Daniel Ortega, expresó la necesidad de fortalecer la complementariedad y la solidaridad entre los países de la CELAC.

“Los países mós desarrollados de la región deben tomar en cuenta las asimetrías y de esa manera ayudar en el desarrollo de los Estados menos prósperos, dándole fortaleza a los países ms débiles económica, social y productivamente, porque de esa manera se fortalecen los países más desarrollados”, explicó el Comandante Ortega.

El Presidente Ortega puso como ejemplo a Europa, que asisitió a esta Cumbre, por la tremenda crisis por la que atraviesa, pues no basta convocar a la unidad, sino van acompañadas de políticas justas, de cooperación y complementariedad, que es donde radica, precisamente el proyecto de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra America (ALBA).

El mandatario nicaragüense destacó que experiencias como la del ALBA, Petrocribe, Unasur, la Comunidad de Centroamérica con México y Colombia, son experiencias que deben exponerse en la CELAC para sacar lecciones y de ello sacar los elementos que sean importantes en este nuevo proyecto de unidad regional.

NO MAS “POLICIAS DE LA REGION”

Esta Comunidad (la CELAC), de casi mil millones de habitantes, la coloca como un enorme grupo poderoso que, unido, debe tener un gran peso en la comunidad global en que vivimos, como se demostró  en esta Cumbre celebrada en Santiago, Chile.

Los millones y millones de kilómetros cuadrados que representa la CELAC, está virtualmente rodeada de una riqueza inconmensurable que no debe ser explotada nunca más por imperios extranjeros y, por el contrario, beneficiar exclusivamente a los países latinoamericanos y caribeños.

Ante la fortaleza y unidad que ya demostró  la CELAC en esta Cumbre de Santiago, la influencia de Estados Unidos disminuirá paulatinamente, hasta dejar de ser “el policía de la región” que ha dictado las normas durante casi 200 anos.

Eso no significa que los países latinoamericanos dejarán de tener buenas relaciones con Estados Unidos, pero deberán ser, desde ya, sin injerencias, injerencias que han servido exclusivamente para dividir y ensangrentar con sangre de hermanos a los pueblos de nuestra región.

ARMONIA Y HOMOGENEIDAD

A pesar de la diversidad ideológica que existe dentro de la CELAC, en esta Segunda Cumbre se ratificó el deseo real de trabajar juntos y esa unidad debe ser dirigida exclusivamente a favor de las grades mayorías, es decir, el pueblo latinoamericano y caribeño.

Nunca antes de la fundación de la CELAC por el Presidente Bolivariano, Hugo Chavez, se habían reunido los 33 presidentes y jefes de Estado en un conclave con el objetivo de buscar soluciones en forma global y en conjunto, para beneficio de las grandes mayorías.

En esta histórica reunión de la CELAC, se observó armonía y homogeneidad, porque el fin es el bienestar de mil millones de seres humanos que desean forjar su propio destino.

PRESIDENTE ORTEGA: TRABAJAR POR UN SISTEMA ECONOMICO JUSTO

En ese aspecto,  y en otra parte de su intervención, el Presidente CONSTITUCIONAL de Nicaragua, Daniel Ortega, reiteró que la CELAC tendrá éxito en la medida que se trabaje bajo un sistema económico justo.

Y es lógico lo que explico el Presidente Ortega, porque si se continúa con el mismo sistema económico para enriquecer más a los ricos y empobrecer más a los pobres, de nada serviría este nuevo organismo.

LATINOAMERICA Y EL CARIBE HACEN HISTORIA

Los miembros de la CELAC, pues, continúan haciendo historia, pero historia de la buena a favor de los pueblos y como bien lo dijo el Comandante Ortega, “esta es una victoria de los pueblos y estoy seguro que se verá cada día más fortalecida”.

No debemos olvidar que el motor que impulsó y llevó a una realidad a la CELAC, es el Presidente Bolivariano Hugo Chávez, quien se encuentra en recuperación de su enfermedad en Cuba.

Y a propósito de Cuba, el bastón de mando de presidente de la CELAC  fue traspasado del Presidente de Chile, Sebastián Piñeira, al mandatario de Cuba, Raúl Castro.

No dudamos que el Presidente cubano reafirmará y profundizará los lazos de hermandad entre los 33 países latinoamericanos y caribeños y en la búsqueda del bienestar común de nuestros pueblos.

El período presidencial del Comandante Raúl Castro regirá del 2013 al 2015, período en el cual, a como bien manifestó el Presidente Daniel Ortega, “esto es producto de todo el esfuerzo que todos aquellos que a lo largo de los siglos han venido batallando para hacer realidad la CELAC”.

LA CELAC VINO PARA QUEDARSE.