Para Jarquín la independencia económica que daría el canal a Nicaragua debe ser entendida como un mecanismo a través del cual el país va a lograr resolver todos aquellos problemas que tanto aquejan a las familias nicaragüenses.

“Nicaragua impulsa megaproyectos para no estar dependiendo de los organismos multilaterales económicos”, señaló.

Nicaragua debe estar unida para sacar adelante el proyecto

El subprocurador de Derechos humanos manifestó que este proyecto debe ser apoyado por todos los nicaragüenses incluyendo los partidos políticos, la empresa privada y los demás sectores productivos.

“Este tipo de megaproyectos como es el canal interoceánico debemos de apoyarlo todos los sectores de Nicaragua”, indicó.

Ortel dijo que de materializarse el canal por Nicaragua, no sólo los nicaragüenses se verían beneficiados, sino también los demás pueblos centroamericanos.

“Este megaproyecto no solamente le va a dar solución a los problemas nuestros, sino que todos los países centroamericanos se van a beneficiar también”, afirmó.

Será posible con un gobierno como éste

Según dijo, el canal es una obra de enorme magnitud que sólo podrá ser ejecutado con un gobierno como el del comandante Daniel Ortega, el cual cuenta con un enorme respaldo popular.

“Hay muchos que quieren disminuir el grado de aceptación que tiene este gobierno, pero este gobierno tiene una enorme aceptación que contó con un voto popular de más del 62%", subrayó.

Para Jarquín Ortel la aceptación del comandante Daniel no se resume a Nicaragua, sino también a nivel internacional.

“Este tipo de proyectos son factibles desarrollarlos, porque son megaproyectos que sólo son posibles desarrollar con gobiernos fuertes y estables”, explicó.

Nicaragua estará bajo la lupa de los inversionistas

A Jarquín Ortel se sumó la opinión del jurista nicaragüense Carlos Mario Peña, quien dijo que este proyecto definitivamente “va a llevar bonanza económica al pueblo de Nicaragua”.

“Durante dure la construcción los nicaragüenses van a tener un empleo digno y va a haber un enorme crecimiento económico en la zona sur atlántica de Nicaragua”, destacó.

Peña señaló que ninguno de los gobiernos anteriores pudo cristalizar lo que ahora está queriendo emprender el gobierno sandinista con la obra del canal. Esto va a permitir, según dijo, que los ojos de los inversionistas estén puestos sobre Nicaragua, de tal manera que el país en los próximos años podría estarse poniendo a la par de muchos países desarrollados de América del Sur.