Así lo manifestó este lunes el presidente de Bolivia, Evo Morales, quien además aseguró que ha acompañado la gran iniciativa de unión e integración de los pueblos de América.

“Seguiremos trabajando en la integración de nuestro pueblo”, manifestó.

Durante la segunda plenaria de la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), el mandatario boliviano destacó que estos movimientos permiten la protección de la sociedad indígena, obreros, y de los más débiles,  de las políticas que violaban la soberanía de nuestros pueblos de América Latina.

Respecto al tema del narcotráfico en la región  señaló que hay países que no asumen su responsabilidad: “Siento que algunos países no están asumiendo su responsabilidad compartida... en los países productores de coca, como Colombia, Perú y Bolivia, hacemos muchos esfuerzos para reducir los cultivos", resaltó.

Criticó que Estados Unidos descertifica a los países que no están de acuerdo con sus políticas económicas que impone su gobierno "sin tomar en cuenta que el mayor consumo de drogas está en los países desarrollados".

Asimismo, demandó a Chile su salida al mar, perdida en 1879 por incumplimiento de un tratado firmado por ambos países.

El encuentro, que se desarrolla en Santiago, capital chilena, sirvió para que el Mandatario boliviano reiterara al país sede que este viola los derechos humanos de su pueblo desde 1933 hasta la actualidad.

Morales aprovechó su alocución para enumerar cronológicamente las veces en que se ha violado el tratado y, a su vez, exhortó al presidente de Chile, Sebastián Piñera, a que "haga los buenos oficios para que se respeten los derechos humanos y nuestros hermanos transportistas no sean discriminados".