De acuerdo a informes preliminares en la universidad Central de Michigan se han registrado una serie de disparos, resultando dos personas muertas.

La administración de la Universidad Central de Míchigan ha declarado en un comunicado que ambas víctimas no eran estudiantes de esa institución educativa.

La Policía afirma que no hubo heridos adicionales, y que el suceso tuvo su origen aparentemente en una situación doméstica.