Luis Moreno, del Centro de Investigaciones Ambientales (CIRA-UNAN), e instructor del contingente, indicó que en el estudio que han presentado sobre las afectaciones al río, han encontrado plaguicidas de prohibido uso y metabolitos DDT, lo cual debe de ser una campanada de alerta para tomar acciones inmediatas de cuido y protección sobre el área acuática.  

“Se debe de actuar de forma beligerante, y yo creo que esta es una misión importante de estos jóvenes, de nosotros como país. Este es un diplomado integral, y considero que los conocimientos adquiridos aquí ayudarán a tener mayor conciencia sobre la importancia que tiene nuestro Río San Juan el cual es un humedal y una entidad viva”, señaló.  

Yader García, miembro del Movimiento Ambientalista Guardabarranco, aseguró que al visitar el Río San Juan por casi una semana, partiendo de este 26 de enero, realizarán actividades de forestación en Harbour Head, por lo que han sido capacitados en el reconocimiento de la gran diversidad de árboles que se encuentran en la zona.    

De igual forma, Tania Sosa, integrante del contingente ambientalista, aseguró que durante la excursión, se emprenden actividades de responsabilidad compartida con las familias nicaragüenses que viven a orillas del Río San Juan, con el fin de concientizarlas sobre el significado que tiene el mismo como patrimonio nacional.

“Llegando a Harbour Head hacemos una concientización, y hacemos limpieza en las riberas del río, y hacemos compañerismo con la población del Río San Juan, por lo que la capacitación que estamos llevando nos permite visualizar la importancia de nuestro río, los humedales, sedimentos, y la flora y fauna del río”, explicó.

Por su parte, la joven ambientalista Rosa Blandón, informó que otra de las misiones que tienen al llegar al área afectada es seguir con el análisis del impacto ambiental y la identificación de las 13 mil especies de árboles y animales que han sido afectadas gravemente con la construcción de una carretera costarricense en el litoral del Río San Juan.