Funcionarios de 60 países de América Latina y la Unión Europea, entre ellos la canciller alemana Angela Merkel, la presidenta argentina Cristina Fernández, el presidente de México, Enrique Peña Nieto y el vicepresidente venezolano Nicolás Maduro, también se comprometieron a alcanzar "un desarrollo sustentable, económico, social y ambiental

Por primera vez, los países de América Latina y del Caribe se presentaron con una sola voz ante su contraparte europea y en conjunto expresaron su preocupación por la crisis económica global y "porque la recuperación sigue siendo muy lenta".

En una declaración final de 14 cuartillas, los representantes de las naciones de ambos continentes concluyeron que "la erradicación de la pobreza es el mayor desafío global que enfrenta el mundo de hoy".

Venezuela logró su objetivo de que la declaración final de la primera cumbre Celac-UE no incluyera un párrafo especial que aludía al respeto jurídico a las inversiones extranjeras en América Latina, que por algunas horas entrabó el camino hacia la declaración final consensuada que, finalmente, fue difundida el sábado por la noche.

Sobre el cambio climático, se incluyó un compromiso por adherir a protocolos u otros mecanismos tendientes a reducir las emisiones de efecto invernadero.

Al inaugurar la cumbre, el presidente chileno Sebastián Piñera planteó que el desafío para los 60 países asistentes es crear una alianza estratégica que busque un desarrollo sustentable sobre la base de inversiones de calidad, tanto en lo social como en lo ambiental.

"El principal objetivo de esta cumbre es ambicioso, pero también es factible y es nuestra responsabilidad alcanzarlo", agregó Piñera. "Entre nuestros continentes se debe crear una nueva alianza estratégica, con menos verticalidad y más horizontalidad, evolucionando desde la asistencia hasta la verdadera cooperación".

MENÚ CENA OFICIAL

La actividad realizada en el Santiago Paperchase Club, comenzó con un espectáculo ecuestre a cargo del Ejército y la Escuadra Palmas de Peñaflor, la cual pertenece al canciller chileno Alfredo Moreno.

El cóctel previo a la cena, para unas 720 personas, contempló bocados de centolla, salmón ahumado, queso de cabra, ají verde, camarones, cebiche y jamón serrano, entre otros productos.

La entrada consistió en atún sellado, mientras que el plato principal fue confit de pato con salsa de arándanos con papas chilotas al romero y verduras salteadas.

El postre, por último, fue un terrine de chirimoya con cítricos y salsa de naranja.

PRESIDENTES DE LA ALIANZA DEL PACÍFICO APLAZAN REUNIÓN

Por otra parte, los gobernantes de los países integrantes de la Alianza del Pacífico, Chile, Colombia, Perú y México, se reunirán este domingo al margen de la primera Cumbre de la Celac-UE en la capital chilena.

Aunque inicialmente esta reunión estaba prevista para las 19.45 hora local de este sábado, según había informado la Presidencia de Chile en su página web, posteriormente el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, aclaró a la prensa que la cita será mañana.

El encuentro iba a realizarse al término de la primera sesión a puerta cerrada de los gobernantes participantes en la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión Europea (UE).

La Alianza del Pacífico, formada en 2012, suma 215 millones de habitantes y representa cerca del 35 % del Producto Interior Bruto de Latinoamérica.

Sus socios son las economías latinoamericanas que más están creciendo y ya han acordado que los ciudadanos de los cuatro países puedan transitar libremente en todos los países del grupo.