El mandatario uruguayo llegó a Santiago para asistir a la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) con la Unión Europea (UE).

“El gran obstáculo que tuvimos para un entendimiento en materia de economía con Europa era la mayor competitividad de la agricultura nuestra frente a la europea”, considera el presidente. “El principal cliente que tenemos ya no está en Occidente sino en Oriente. El primer cliente de Brasil, de Argentina, de nosotros, se llama la República Popular China. Entonces Europa no debe de temer tanto de que la vamos a avasallar con nuestra agricultura más eficiente”, concluye José Mujica.

El mandatario uruguayo también destaca la importancia de que la región se vaya liberando de la influencia de EE.UU. y que cree la CELAC. “Nos ha costado casi 70-80 años hacer una reunión sin que esté el patrón del norte y juntar a los pueblos del Caribe, ese montón de islas que hablan inglés, etc. Pero son como nosotros, en el fondo esencial”.

A pesar de los logros, aún queda mucho trabajo por hacer ya que existe “un desfase entre la realidad y lo que puede lograr la política. La política no está a la altura de los desafíos de la realidad”, sostiene el presidente.

Mujica forma parte de los más de 40 jefes de Estado y de Gobierno que participarán en la Cumbre CELAC-UE durante este fin de semana en Santiago y que incluye a personalidades como el mandatario cubano, Raúl Castro, y las gobernantes Dilma Rouseff, de Brasil, y Cristina Fernández, de Argentina. También participan la canciller alemana, Ángela Merkel, y el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.