“Me siento sumamente honrado de poder realizar junto al Presidente (Daniel) Ortega y doña Rosario (Murillo) a quienes expreso mi agradecimiento por su presencia en la colocación de la primera piedra para dar inicio en la construcción del Puente Santa Fe”, refirió al inicio de su discurso el diplomático.

Detalló que el puente cuya longitud alcanza los 250 metros será el más grande de Nicaragua y que el costo de la obra alcanza los 30 millones de dólares los cuales fueron financiados por el pueblo y gobierno de Japón.

Shibasaki indicó que hoy es un día especial para Nicaragua y Centroamérica, “ya que este puente será un corredor regional muy importante que mejorará el transporte en la zona de Río San Juan, uniendo a Nicaragua con Costa Rica en beneficio del desarrollo socio-económico de ambas naciones”.

Asimismo dijo que con el puente se crearán las condiciones necesarias para mejorar la actividad comercial, el turismo en la zona y sobre todo aumentará la integración regional con los países centroamericanos.

“Confiamos en que esta obra beneficiará amplia y directamente al pueblo nicaragüense y es nuestra esperanza que dicho beneficio trascienda fronteras  generaciones y gobiernos”, manifestó el Embajador.

Valoró que la cooperación con Nicaragua ha sido posible gracias a la larga y tradicional amistad de más de 70 años.

“Una muestra de esto se puede observar con los 20 puentes construidos a lo largo y ancho del territorio nicaragüense, utilizando personal técnico para fomentar la transferencia de tecnología y la generación de empleo para el país”.

Nicaragua ha estado al lado del pueblo japonés en los momentos difíciles

El embajador aprovechó la ocasión para recordar que el próximo 11 de marzo, se cumplirá el primer aniversario del gran terremoto y tsunami que destruyó ciudades y pueblos del noreste de Japón.

“A partir de entonces el Gobierno y pueblo de Japón han comenzado el duro y largo camino de la  reconstrucción de largos caminos de las zonas afectadas por desastres” comentó.

EL embajador agradeció al pueblo de Nicaragua por todas las muestras de solidaridad hacia su gobierno y al pueblo Japonés.

No obstante precisó que “a pesar de esta prueba tan difícil que enfrenta Japón nuestra embajada está haciendo sus mejores esfuerzos para continuar ayudando a Nicaragua, país prioritario para la cooperación japonesa  especialmente en los sectores de educación, salud, infraestructura”.

“Para el pueblo japonés la amistad con Nicaragua es una relación muy valiosa e importante que tenemos que conservar y fortalecer y la presente obra demuestra claramente este sentimiento”, finalizó.