Kirchner arremete primero contra el medio de comunicación y deja caer en Twitter algunos interrogantes en relación a los responsables del hecho, los periodistas, el editor, etc. En tuits sucesivos denosta la prensa en general mencionando al argentino Clarín y al británico The sun. A continuación, la secuencia completa de textos, procedentes de @CFKArgentina.

"Voy a desayunar. Como todas las mañanas en la mesa pila de diarios argentinos y también ejemplar del diario español "El País".

En la portada de "El País" vi una foto. Me corrijo, eso no es una foto. Es una canallada.

¿Cómo será el/la que armó la foto? ¿Tendrá hijos? ¿Caminará por las calles de Madrid junto a hombres y mujeres normales?

¿Quién fue el editor que autorizó la publicación? ¿Hablará de la libertad de prensa?

¿Escribirá editoriales sobre ética, moral y buenas costumbres y señalará con el dedo a su próxima victima?

Prensa canalla. No se me ocurre otro adjetivo. Es igual en todas partes: "El País" en Madrid...

... "The Sun" en el Londres de Murdoch, enredado en tramas de corrupción con el gobierno de Cameron, y vaya a saber que otras cosas más.

Aquí es el "Clarín" de Héctor Magnetto. Sobre esto no hacen falta adjetivos, sobran y son demasiado conocidos.

Dentro de un rato comenzamos las reuniones con funcionarios, tengo el estómago hecho un nudo.

Maria, Rosa, las quiero mucho, sigan cuidándolo.

Nicolás, fuerza, mucha fuerza. Por Venezuela, por Latinoamérica, por la dignidad, por la vida. Por Chávez".

Por su parte, el ministro de Información venezolano, Ernesto Villegas, hacía una pregunta retórica también en Twitter en relación al caso "¿Publicaría El País una foto semejante de algún líder europeo? ¿De su director? Amarillismo válido si la víctima es un revolucionario sudaca".

En otro episodio similar, el miércoles un portal de noticias argentino publicó otra imagen de Chávez caminando junto a su hermano mayor y su padre, diciendo que era la primera fotografía de Chávez de 2013. Un portavoz oficial dijo a Reuters que la foto era de 2011.

El vicepresidente Nicolás Maduro, nombrado por el propio Chávez como su heredero político, ha dicho que esperan que "más temprano que tarde" el presidente vuelva al país.

Maduro y Rafael Ramírez, ministro de Petróleo, llegaron a La Habana la noche del miércoles para reunirse con el presidente, según dijo la prensa oficial de la isla.