Dávila explicó que estos temas han sido apartados del Código Civil, lo que facilitará un procedimiento más ágil a tal punto que un juicio no dilate más de tres meses.

“El tema de familia teníamos que separarlo de ese procedimiento civil que es muy engorroso, porque el tema de familia es un tema muy sensible”, explicó.

La diputada aseguró que en este  procedimiento especial cobra mucha importancia la Procuraduría de la Familia, así como también la defensoría pública, la cual garantizará sus derechos a aquellas personas de escasos recursos económicos.

“Estos procesos van a ser más rápidos, más sencillos para que las familias puedan tutelar sus derechos de forma más rápida” subrayó.

Dávila manifestó que el procedimiento conllevará nada más que dos instancias judiciales, y que en la primera de estas, es decir, en la instancia administrativa, se hará énfasis en la conciliación de las partes.