En vista de que el gobierno, en el marco del modelo de alianzas con el gobierno local está realizando diferentes esfuerzos para mantener el ornato y la limpieza de la ciudad capital, que van desde la instalación de recipientes para basura y jornadas de sensibilización que involucran a los jóvenes, los pobladores de los diferentes barrios de Managua han recuperado el ánimo para participar de manera decidida en el esfuerzo que está ya emprendiéndose.

En un recorrido de los medios del Poder Ciudadano por barrios del Distrito VII se pudo corroborar que la población ya se ha sumado a esta iniciativa y realiza acciones para mantener limpios sus hogares, libres de basura y calaches, así como buenas prácticas comunitarias para evitar que la basura sea regada sobre la vía.

Doña Natalia de Torres, vive en el barrio Villa Libertad, ubicado en el Distrito VII de la capital. A pesar de ser una señora de avanzada edad asegura que ella desde siempre ha promovido la limpieza de la casa y el aseo personal de toda su familia.

Por la mañana de los días lunes, miércoles y viernes, acostumbra a sacar la basura hasta el jardín de la entrada de su casa y esperar la motito recolectora de basura para que se la lleve.

“Esto lo hago desde toda la vida, la verdad es que nosotros tenemos que colaborar con todas las personas que trabajan para que nuestra comunidad se vea limpia y sana”, comentó.

Ante el anuncio del gobierno que en los próximos días iniciará una campaña para promover la limpieza, la salud y la estética de la ciudad, doña Natalia indicó  que este es el mejor momento para hacerlo, ya que la población, ahora más que nunca, comprende la importancia de trabajar en equipo para alcanzar nuevas victorias.

“Eso es lo que necesitamos, una campaña intensiva sobre todo para educar a los niños y a las personas adultas que son cochinitas, eso sería maravilloso”, dijo sonriendo.

Limpieza, tarea de todos


Villa Libertad es un barrio popular cuya segmentación se hizo en base a andenes. La recolección de basura en los andenes es muy complicada para los grandes camiones que utiliza la municipalidad.

Pero desde hace algunos años, gracias al apoyo de la cooperación extranjera se desarrolló un proyecto para equipar una estación de transferencia y habilitar pequeños recolectores de basura que sin problemas atraviesen los andenes, recogiendo los desechos de las viviendas.

La experiencia ha sido exitosa, destaca don Carlos Castro, quien vive en uno de los andenes, ya para deshacerse de la basura no tiene que colocarla en lugares no adecuados.

“La verdad es que antes la basura era un problema, se acumulaba en las entradas de los andenes, ahí se convertían en focos de enfermedades, el hedor no se aguantaba, todo era una cochinada”, comentó.

“Nuestro deber como comunidad es mantener aseado todo el andén hasta la calle, aquí todos permanecemos vigilantes para que nadie bote la basura a vista y paciencia de todos, aquí los niños y los jóvenes han crecido con la costumbres de la limpieza y eso es bueno”, sostuvo.

Don Carlos enfatizó que la implementación de una campaña nacional que promueva la limpieza es una necesidad real y saludó la iniciativa del gobierno, puesto que no se hace de la vista gorda ante uno de los principales problemas que enfrenta la ciudad.

Por su parte, doña Liliam Martínez, otra vecina del lugar, comentó que ha escuchado las declaraciones de la Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, cuando se dirige al pueblo nicaragüense cada mediodía, refiriéndose a la campaña.

“Yo me siento satisfecha, aquí en esta pequeña comunidad no tenemos problemas con la basura o el aseo en el hogar, pero estamos conscientes que hay sectores donde se mantienen esas problemáticas”,  explicó.

“Nosotros les hacemos un llamado a todos los pobladores para que colaboremos en esa gran campaña y mantengamos limpias las casas, las calles, los espacios públicos, ese es nuestro reto: vivir en una ciudad bonita, sana y limpia”, aseguró doña Liliam.