En la tarde de este miércoles, también se informó de un sismo de 4.4 grados en la escala de Richter ocurrido frente a las costas de Nicaragua y que sacudió territorio salvadoreño.

Angélica Muñoz, directora de Geofísica del Ineter, manifestó que la profundidad de los sismos registrados por la Central oscila entre los 5 y 10 kilómetros, aunque el producido en Costa Rica alcanzó los 16 kilómetros.

“Esto es parte del trabajo rutinario, regular que el Ineter realiza 24/7 (24 horas al día, los 7 días de la semana) y estamos muy atentos a toda esta sismicidad, tratando de identificarla y asociarla a qué tipo de fenómenos se asocia para poder brindar una información oportuna, veraz, rigurosa a los tomadores de decisión, para que sean transmitidas a la población en general”, expresó Muñoz.

Emilio Talavera, director de Sismología del Ineter, declaró que Nicaragua se encuentra en una región altamente sísmica y afectada por la zona de convergencia entre las placas Coco y Caribe, por ende los sismos son normales en nuestro país y que estos se continuarán presentando, pero la institución seguirá en el trabajo de vigilancia las 24 horas los 7 días de la semana para dar a conocer la alerta temprana a la población nicaragüense.

“Estos eventos que ocurrieron no son eventos generadores de tsunami, así que la población puede descansar en paz y sismos relevantes los daremos a conocer a través de nuestras autoridades para la toma de decisiones en el territorio”, añadió Talavera.

Por su parte, el doctor Guillermo González González, secretario ejecutivo del SINAPRED, explicó que aunque no se han producido más sismos, la población debe saber que el Sistema de Vigilancia es permanente y el mismo se está complementando con observación constante con el apoyo de los observadores en la costa.

“Quiero decirles que nosotros seguimos trabajando en la actualización de los planes a nivel de las comunidades costeras, estamos a la puerta de la instalación de las sirenas que nos van a complementar el Sistema de Alerta Temprana en casos de tsunami, y por eso es que tienen importancia que vayamos perfeccionando nuestros mecanismos de vigilancia, porque a la par que también mejoremos los preparativos, estaremos listos ante cualquier situación que se pueda presentar en la zona costera”, apuntó González.