Cánticos revolucionarios, filarmónicos, danzas folklóricas y todo un ambiente festivo se vivió  en el que fue el acto oficial de traspaso de mando; en el cual la Alcaldesa del Poder Ciudadano, Compañera Elizabeth Hernández, junto con su equipo de trabajo, reiteraron su agradecimiento al pueblo por la confianza que mostraron hacia el proyecto sandinista.

“Estamos dando gracias a Dios y dándole gracias a ustedes por la confianza que han mostrado hacia el Frente Sandinista. Ustedes hermanos, en noviembre pasado decidieron seguir siendo gobernantes y no gobernados, decidieron seguir tomando decisiones, decidieron seguir ejerciendo el poder” subrayó la nueva edil.

Asimismo enfatizó  que el mayor reto que tienen para el nuevo periodo es servirle mejor a las familias “tengan la plena seguridad, que estamos iniciando un periodo en el que vamos a esforzarnos por servirles mejor, porque esa es la misión que nos han confiado, servirles mejor, y porque esa es la razón de ser de nuestro frente sandinista” apuntó.

Durante su primer mensaje como Alcaldesa, Hernández anunció que una de sus prioridades será atender el problema de la basura, problema que también afecta a los demás municipios rivenses: “Queremos con ayuda de ustedes, hermanos, tener un municipio más limpio, atractivo, no puede haber una calle, una ronda sucia, no puede haber basura en nuestras cunetas, eso es trabajo de todos, no solo de la Alcaldía. Vamos entonces a darle mucha importancia a esa problemática que no solamente afecta a nuestro municipio”

Por su parte los bonaerenses expresaron sentirse confiados en el trabajo que desarrollarán los nuevos servidores públicos.

“Yo me siento bien contento, fíjese, porque sé que van a seguir llegando los proyectos a mi comunidad, al igual que llegaron con Don Rolando -Alcalde Saliente- y porque sé que el frente nunca se olvida de nosotros, de eso estamos seguros” dijo Don Luis Sequeira de la Comunidad El Islote.

El FSLN alcanzó  la victoria en el municipio de Buenos Aires con más del  58 por ciento de los votos, pese a una campaña de desestabilización orquestada por los dirigentes de la Alianza PLI, quienes días antes de las elecciones protagonizaron un acto vandálico, destruyendo parte de las oficinas de la Alcaldía Municipal.