Las imágenes más escándalosas de la actriz fueron grabadas a finales de los años 90, después de su papel junto a Winona Ryder en la película 'Inocencia Interrumpida'. Por aquella época, la actriz coqueteaba con las drogas en lo que se ha revelado como uno de los capítulos más turbios de su vida. De hecho, según aseguran, Jolie aparece en el vídeo practicando sexo rodeada de cocaína, y las imágenes la muestran ataviada con elementos propios del estilo sado, como cintas negras en forma de cruz sobre sus pezones, vendas en los ojos o un collar de perro.

La nueva amenaza de publicación del vídeo llega en uno de los mejores momentos para la actriz, que forma junto a Brad Pitt una de las parejas más estables de Hollywood y una familia modelo junto a sus seis hijos. La actriz lleva además varios años puliendo su imagen con su labor humanitaria con los más desfavorecidos.