Con el repertorio de la misa campesina, así como algunos temas musicales de la agrupación Los de Palacagüina como "Te Amo mi Nicaragua" y "Nicaragua Nicaragüita", entre otros, el gran músico nicaragüense de origen leonés fue despedido por sus amigos y familiares, que lo acompañaron en su recorrido por la ciudad hasta llegar a su última morada, el Cementerio de Guadalupe.

“Hoy no le decimos adiós, le decimos hasta luego. Porque siempre va a estar en nuestro corazón y porque un día nos vamos a reencontrar con él y seguramente cuando lo volvamos a ver, ya junto a Dios, lo encontraremos con la guitarra unido al Coro de los Ángeles cantando un son nica, porque definitivamente un son nica tiene que sonar en el cielo”, expresó el Padre Moisés Daniel Pérez Díaz, párroco del Santuario La Merced, durante la homilía.

La hija de Linarte, Dinora, agradeció el apoyo recibido de amistades en este momento tan difícil para la familia con la partida de su padre, entre quienes destacó al Comandante Daniel Ortega Saavedra, Presidente de la República, quien, aseguró, siempre ha estado al lado de ellos apoyándolos.

También destacó el apoyo del músico Carlos Mejía Godoy y su familia, así como de todo el pueblo de Nicaragua y a todas las personas que apoyaron la realización de la Misa Campesina y se hicieron presentes en las honras fúnebres.

“Creo que todos sabían que mi papá era una persona muy noble, sencilla, chistosa y quiero que lo recordemos así”, añadió Dinora Linarte.

“Es indescriptible el cariño que la gente le tenía a mi papá a través de la música, no sólo del canto, sino por ser una persona sencilla, humilde, amorosa con sus amistades, con su familia, sencillo y bueno, así que agradecemos muchísimo a todas las personas, a las instituciones, al cariño del pueblo, a los medios que con tanto cariño siguieron su historia musical”, expresó por su parte Silvio Linarte, hijo del cantautor.



El Alcalde de León, Roger Gurdián Vigil, afirmó que la ciudad está despidiendo a uno de sus grandes artistas, comprometido con la lucha social, con la causa revolucionaria, con el desarrollo de las comunidades, porque Silvio Linarte fue un artista cuya obra estaba presente en las transformaciones sociales y en las aspiraciones del pueblo a tener mayor prosperidad, mayor justicia y más equidad.

Gurdián señaló que Linarte fue visto desde muy joven como un cantautor cuyas composiciones reflejaban la lucha del pueblo nicaragüense y la construcción de una sociedad más justa.

“La pérdida de Silvio no creo que la repongamos, no creo que sea un hombre que de la noche a la mañana surja alguien y que lo imite o supere. Silvio, para mí, creo que pasarán algunas generaciones para que lleguemos a tener otro hombre como él, como artista, como revolucionario, como un hombre sincero, honesto, como un hermano. Porque este hombre nos demostró que sí quería a su país, que sí de verdad quería a su revolución, que sí de verdad quería a su pueblo, porque jamás se rajó”, manifestó Pablo Martínez Téllez 'El Guadalupano', quien también se hizo presente en la honras fúnebres.

Raúl Martínez, integrante de Los de Palacagüina y amigo de Silvio, afirmó que el legado más importante que dejó el artista tras su partida, es la integridad, el buen humor, inteligencia y el haber sido una persona con todas las cualidades de un cantante natural, pero sobre todo el hecho de haber permanecido fiel a sus ideales revolucionarios.

El también cantautor nicaragüense, Carlos Mejía Godoy, recordó la trayectoria musical y humana de Silvio, que con su voz, humildad y sentimiento siempre cantó con el mismo entusiasmo en un barrio de Managua y en los lugares más recónditos del mundo, ya que el éxito nunca lo cambió y más bien fue un ejemplo para los demás integrantes de la agrupación.

“Los premios, las distinciones se recibieron recordando siempre a nuestros Héroes y nuestros Mártires, ellos dieron la vida y nosotros, decía Silvio y decíamos todos, apenas estamos dando algo de nuestra actividad cotidiana”, declaró Mejía Godoy.

En sus palabras de despedida al artista, la agrupación interpretó la canción "Yo te amo Nicaragua", sencillo que fue grabado con la voz de Linarte y en este último adiós le deseaban un feliz vuelo hacia la eternidad.