Nicaragua está lista para el punto de partida hacia la superación de los problemas que viene arrastrando debido a los progresos en aspectos como el económico, declaró el vicepresidente, general Moisés Omar Halleslevens, en un encuentro con la prensa.

Sin embargo, acotó, no podemos dar saltos cualitativos y cuantitativos históricos como los necesitamos mientras no avancen las fuerzas productivas, mientras todos los sectores no abracen los temas vinculados a la ciencia, la tecnología, la información y el emprendimiento.

Con ese fin, elaboramos un programa acerca de las cuestiones que deben atenderse de manera prioritaria y estableceremos con distintas instituciones los indicadores por medirse como base de otras acciones, adelantó.

Más allá de eso remarcó: "lo importantes es que los nicaragüenses abracemos todos estos temas para que podamos, bajo la modalidad de ir buscando la mejoría económica, insertar todo lo que conlleva ciencia y tecnología".

Respecto al Proyecto Regional Economía del Conocimiento de Centroamérica, impulsado con ayuda de la Agencia Alemana para la Cooperación Internacional (GIZ), señaló su relación con todo lo que promueve el gobierno nicaragüense desde antes y más en este 2013, declaro Año de la productividad.

Ese programa está diseñado para trabajar a nivel del área y estamos inaugurándolo acá hoy, como parte de la Semana de la Economía del Conocimiento en Centroamérica: Retos y Perspectivas para Nicaragua, explicó.

Durante la presentación oficial de la jornada, en esta capital, Halleslevens insistió en la necesidad de adoptar el modelo de economía del conocimiento incorporado en la producción para elevar la productividad y la creación de valores.

Llamó a la rapidez en lo que se conoce como eficiencia y calidad, en la creación de bienes y en la prestación de servicios.

Hablar de la economía del conocimiento es hablar de aquellas economías nacionales o de sectores productivos que muestran dinamismo y crecimiento originados por la asunción y uso extensivo de la información, la tecnología y el conocimiento en la creación de valores, definió.

Por ello se fundamenta en cuatro pilares fundamentales: la enseñanza, los sistemas de innovación, las tecnologías de la información y la comunicación (tic), y el régimen económico y marco institucional, añadió.

Este día los participantes en la cita conocieron algunos datos de Nicaragua en cuanto al tema, presentados para motivar el diálogo tendiente a sensibilizar al resto de los centroamericanos con la cuestión y mostrar la importancia del mismo para el desarrollo de estas sociedades.