En total, fueron 24 los miembros del Ejército quienes durante ocho días consecutivos fueron entrenados en técnicas de ubicación, acceso, estabilización y extracción de personas atrapadas en estructuras colapsadas, así como también en técnicas como la debilitación de obstáculos como concreto, ladrillo, bloque, madera y metal, todo ello tomando en cuenta todas las medidas de seguridad requeridas.

Según explicó el comandante Javier Amaya, director de la Escuela Nacional de Bomberos, este curso es de fundamental importancia, sobre todo tomando en cuenta que Nicaragua es un país altamente sísmico.

Amaya aseguró que por esta razón es que se está buscando cómo lograr que todas las instituciones de primera respuesta manejen las mismas técnicas y así se pueda actuar de una manera más efectiva en beneficio de la población nicaragüense.

Manifestó que con este, ya son nueve los cursos impartidos a diversas instituciones como la Cruz Roja, Benemérito Cuerpo de Bomberos y Bomberos de Nicaragua, entre otras instituciones, lo que ha permitido que hoy en el país existan 195 brigadistas preparados en esta especialidad.

Uno de los miembros de la UHR capacitado fue el Teniente Víctor José Ríos.

“Para nosotros los militares ha sido muy bueno, porque estamos agarrando una buena experiencia para seguir ayudándole a la población”, indicó.

Ríos recordó que Nicaragua es un país propenso a este tipo de emergencias, de allí que ellos ya cuenten con toda la técnica necesaria para el rescate de víctimas dentro de territorio nacional, así como “también para apoyar a otros países hermanos”, que puedan verse afectados por fenómenos similares.

El curso contó con el apoyo de la  Asociación para la Cooperación en el Sur (Acsur), y de acuerdo con José Manuel Salais, representante de esta ONG española en Nicaragua, este curso es una respuesta a las necesidades del país en materia de búsqueda y rescate de personas, principalmente ante eventos sísmicos.

Salais valoró como muy positivos los esfuerzos conjuntos que hacen instituciones como Bomberos  Defensa Civil y el Sinapred para estar preparados ante cualquier emergencia.